Inconsistencias en la Marcha del Orgullo LGBT+ CDMX 2022

Te decimos cuáles fueron algunas inconsistencias de la Marcha LGBT+ 2022 en CDMX. / Foto: Twitter (@AlainWho)

El 25 de junio de 2022, las calles de CDMX recibieron a un estimado de 250 000 personas en la Marcha del Orgullo LGBT+, evento en el que activistas reportaron una serie de inconsistencias por parte de autoridades del Gobierno capitalino y marcas.

Pese al entusiasmo que motivó a que miles de personas participaran en el recorrido del Ángel de la Independencia al Zócalo el 25 de junio, activistas reportaron inconsistencias durante la Marcha del Orgullo LGBT+ 2022 en CDMX. Destacaron ejemplos de pinkwashing por parte del Gobierno capitalino y marcas participantes.

Sin embargo, también se denunciaron situaciones relacionadas con la organización y las dinámicas internas del evento. Mientras las primeras se traducen en una vulneración en el aspecto simbólico (lo cual no es algo menor), el desconocimiento de protocolos y la ausencia de medidas de cuidado colectivo pudieron derivar en afectaciones a la integridad físicoemocional de las y los asistentes.

Asimismo, es importante subrayar que las condiciones en las que arrancó la movilización se ocuparon como pretexto para justificar actos de violencia por parte de uno de los presentes y de la organización a la que representa. A continuación, te compartimos los detalles de cada caso.

La Marcha es por y para las personas de las diversidades sexogenéricas. Entonces, ¿por qué el banderazo lo dio una mujer heterosexual cis y que ha reprimido el derecho a la protesta?

De manera muy resumida, las inconsistencias de la Marcha del Orgullo LGBT+ 2022 en CDMX fueron parte de una disputa por la legitimidad política, económica y simbólica. 7 meses después de recibir múltiples llamados de atención por acreditar la presencia excesiva de elementos de la Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC) y, consigo, la vulneración de infancias y adolescencias durante la Marcha de por la Memoria Trans (20 de noviembre de 2021), la jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum Pardo, incurrió en pinkwashing. LEE NUESTRA COBERTURA DE LA MARCHA DE LA REMEMBRANZA TRANS.

De acuerdo con lo informado por el Comité IncluyeT, la edición número 44 de la Marcha LGBT+ de CDMX tendría lugar a partir de las 10:00. No obstante, el inicio del recorrido demoró poco más de 3 horas. Durante ese periodo, asistentes reportaron algunas señales que pudieron comprometer su seguridad física de manera considerable. MIRA ESTOS 5 EJEMPLOS DE PINKWASHING EN EL ÁMBITO POLÍTICO.

Un ejemplo de pinkwashing para legitimar su gestión y la del partido en turno

Además de la falta de acceso a personas que viven con algún tipo de discapacidad, se registraron casos de personas que tuvieron problemas para respirar y moverse. Si bien esto es algo que llega a suceder en cualquier evento multitudinario, una de las primeras inconsistencias de la Marcha del Orgullo LGBT+ 2022 en México fue la ausencia —o nula visibilidad— de equipos de primeros auxilios.

A través de su cuenta de Twitter, la sexóloga y productora @vulvainilla dio a conocer que asistió a «4 desmayadxs», pues no había «ningún paramédico cerca». A su vez, integrantes del equipo de Homosensual expresaron que no encontraron a la Brigada Humanitaria de Paz Marabunta.

Por medio de este tuit expresó la falta de paramédicos en la Marcha. / Foto: Twitter (@vulvainilla)

¿Por qué nos causó tanto enojo?

Sumado al retraso que se vivió en condiciones que pusieron en riesgo el bienestar físico de las y los asistentes, la llegada —o más bien arrebato— de la jefa de Gobierno causó gran indignación por una agresión en el terreno simbólico.

Al momento en el que la activista Natalia Lane estaba por emitir su pronunciamiento, Claudia Sheinbaum la interrumpió. Así como lo comunicó la defensora de derechos humanos Irene Valdivia, al principio se pensó que le habían apagado el micrófono. Horas después, la coordinadora del grupo Red Michoacana de Personas Trans aclaró que:

«No se apagó el micrófono, pero sí el audio en la transmisión».

Así confirmó la activista que se interrumpió el audio de la transmisión mientras hablaba Natalia Lane. / Foto: Twitter (@irenevaldivia_)

Si la jefa de Gobierno realmente cree que el feminismo transexcluyente «no está bien», ¿por qué dejar que las palabras de una mujer trans, trabajadora sexual, sobreviviente de tentativa de transfeminicidio y defensora de derechos humanos queden en el silencio que tanto tiempo hemos tratado de romper?

Hipocresía institucional

La presencia de Claudia Sheinbaum, su búsqueda de protagonismo y violencia simbólica para la comunidad LGBT+ (y en mayor medida la población trans), además de ser un intento por validar el Gobierno capitalino que encabeza, expone nuevamente que para gran parte de las y los representantes de la política formal seguimos siendo un grupo poblacional de segunda categoría al que recurren por motivos propios. Hipocresía institucional se le llama.

Por mucho que la jefa de Gobierno se sume a los hashtags #LoveIsLove, dé soluciones —a medias— a las infancias trans y se muestre con una sonrisa en las fotos de la apertura de la Unidad de Salud Integral para Personas Trans (Usipt), no se nos olvida que el derecho a la protesta en condiciones de seguridad, libertad de expresión y libre de estigma han quedado en segundo plano durante su gestión.

Cobertura mediática

El protagonismo, la violencia simbólica y, hasta cierta parte, gaslighting por parte de la jefa de Gobierno fue una de las inconsistencias de la Marcha del Orgullo LGBT+ 2022 en CDMX que nos lleva a un punto que no debemos partir de vista: la cobertura mediática y legitimación.

Aunque iniciativas comunicacionales de y para la diversidad estuvieron presentes, de nueva cuenta predominó la cobertura por parte de los medios con una línea editorial heterosexual. Porque no: cambiar el logo con los colores de la bandera arcoíris, hacer notas de historia LGBT+ —muchas de ellas sin otorgar crédito a los portales y proyectos comunicativos LGBT+— y contar con raquíticas —o si no es que nulas— plantillas laborales LGBT+ no es hacer una comunicación con un enfoque de diversidad sexual.

Ahora resulta que la jefa de Gobierno es la verdadera figura histórica

Sin caer en aspectos que competen a las propias dinámicas al interior de los medios, nos limitamos a rescatar este punto para exponer las disparidades en el tratamiento de la información. Al ver los titulares y las portadas en las que se aplaude a Claudia Sheinbaum por «ser la primera jefa de Gobierno en asistir a una Marcha del Orgullo», se demuestra que a algunos de nuestros medios les sigue faltando lo que sostiene la acción política en y de las calles: la memoria.

En los siguientes días, y de aquí al anuncio de las candidaturas presidenciales, continuaremos viendo fotos en las que las y los políticos presumen de una ‘cercanía’ con la población LGBT+. Pero a las personas LGBT+ —seamos periodistas, activistas, acompañantes en casos de discriminación y de familiares preocupades por la integridad de sus hijesno se nos olvida que de las agresiones a La Tianguis Disidente no hubo consecuencia alguna. ESTO FUE LO QUE PASÓ EN LA TIANGUIS EN SEPTIEMBRE DE 2021.

Es más: la Policía de la que tanto presume el Gobierno capitalino jamás nos ha cuidado. Y por más flores que se les regale, jamás lo hará. Así como muchos homofóbicos que asisten a la Marcha por morbo, muchos de los cuerpos de seguridad nos ven como espectáculo. ESTOS HAN SIDO ALGUNOS CASOS DE VIOLENCIA POLICIAL CONTRA PERSONAS LGBT+.

La jefa de Gobierno protagonizando el banderazo de la marcha / Foto: La Razón

La Policía no nos cuida… o bueno, a algunas personas sí

A decir verdad, las inconsistencias de la Marcha del Orgullo LGBT+ 2022 de CDMX fueron rastreables antes del 25 de junio. Después de lanzar la convocatoria, el Comité IncluyeT publicó el orden sugerido de los contingentes. Aunque en Twitter algunas y algunos activistas expresaron su preocupación por dicha decisión, fue un tema al que no se le dio tanta relevancia. Incluso, desde las líneas editoriales lo pasamos de largo.

Así como lo anunció el equipo organizador, las embajadas y la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) ocuparon la segunda y tercera posición, respectivamente. El hecho de que estas entidades figuraran antes que la población sexodiversa (contemplando al sector que vive con algún tipo de discapacidad) era bastante problemático per se.

Sin embargo, en la Marcha, el equipo de Homosensual atestiguó cómo el protagonismo implicó una mayor presencia de policías. Anexo a entorpecer el tránsito, el despliegue de uniformados tiene implicaciones simbólicas. En principio, y como lo dijimos anteriormente, vulnera el derecho a la protesta. Pero también pone en evidencia que la Policía protege a quienes no le son incómodos.

Mientras la Policía preservaba la integridad de familias de la Embajada Suiza, el fundador y coordinador de Círculo Diverso. Movimiento por la Igualdad, la Justicia Social y Detección de ITS, Rodrigo Arce, denunció que una persona en estado de ebriedad agredió al contingente de personas LGBT+ que viven con VIH.

Esto fue lo que reportó Rodrigo Arce. / Foto: Twitter (@RodrigoArceJ)

Provocaciones por individuos religiosos

Sabemos que en toda movilización hay grupos de contrarrespuesta. Eso es algo inevitable. Todas las personas tenemos derecho a la apropiación y toma del espacio público. Sin embargo, las personas LGBT+ solemos estar bastante expuestas a las provocaciones por parte de asistentes LGBTfóbicos. Y rara vez alguien fuera de los propios colectivos interviene.

Pensemos en nuestras infancias y adolescencias diversas o en personas adultas que por primera vez salen a las calles bajo la orientación sexual, identidad y/o expresión de género con las que se sienten orgullosas y seguras, ¿cuáles son las implicaciones emocionales de cruzarte con individuos —muchos con rosario en mano— y que te griten ‘depravado/a/e’ o alguno de los muchos términos criminalizantes y patologizantes en su repertorio?

Una de las inconsistencias más descaradas de la Marcha del Orgullo LGBT+ 2022 en CDMX: ¿Marcas aliadas? Sí, claro…

La presencia —casi siempre exagerada— de marcas es uno de los temas ríspidos al interior del movimiento. Y en esta ocasión fue una de las inconsistencias más descaradas en la Marcha del Orgullo LGBT+ 2022 en CDMX. ESTOS HAN SIDO LOS PEORES CASOS DE PINKWASHING.

La llamada «corporativización del Pride» es uno de los factores que aumentan el riesgo de una despolitización de las tomas del espacio público. Si bien en algunos países —tal es el caso de México— parte de la población LGBT+ ha adoptado una postura asimilacionista, la edición 44 dejó claro por qué es imprescindible abogar por un activismo crítico.

El 25 de junio de 2022, una de las personas que estuvo a bordo de 1 de los 150 carros alegóricos fue Alfredo Adame, quien en numerosas ocasiones ha sido señalado por homofobia, transfobia y corrupción. Pese a la violencia que ha denunciado su propio hijo, Sebastián, el actor de telenovelas asistió para promocionar el evento DUO Pride Party, mismo que tendría lugar en Centro de Convenciones Tlatelolco y que estaba patrocinado por Tequila Don Ramón. ASÍ SE ANDUVO PASEANDO ALFREDO ADAME EN LA MARCHA DEL ORGULLO 2022.

Así se veía Alfredo Adame en la Marcha del Orgullo LGBT+ de CDMX 2022. / Foto: Instagram (@adamereacciona)

¿Cómo se posicionó el tema de Alfredo Adame para el grueso de la opinión pública?

Además del significado que tiene el hecho de que la Marcha haya recibido a un agresor, hay otras aristas que no podemos olvidar. Nuevamente, encontramos la cobertura mediática. ESTO ES LO QUE HA DICHO SEBASTIÁN ADAME SOBRE LA HOMOFOBIA DE SU PAPÁ.

Mientras activistas como Enrique Torre Molina (Colmena 41) cuestionaron y problematizaron la presencia del actor, algunos medios dieron un sentido positivo a su acto comercial. Si buscas en Google, encontrarás titulares en los que se aplaude que:

«Alfredo Adame defiende a su hijo gay y asiste a la Marcha LGBT+ CDMX 2022».

Otro de los argumentos que sostienen que la participación de Adame fue una de las inconsistencias de la Marcha del Orgullo LGBT+ en CDMX es que la forma en la que se condujo pone en evidencia que para muchas personas esta movilización es un espectáculo y un motivo de morbo y burla. ESTAS SON TODAS LAS ACUSACIONES HACIA ALFREDO ADAME.

Asimismo, vislumbra que en México no hay lineamientos para la participación de las marcas y sus invitados. ¿Acaso habrá algún pronunciamiento por parte de las marcas ‘aliadas’? ¿O se hará como que no pasó? Lo dejamos a su criterio. AQUÍ PUEDES LEER ALGUNAS POSTURAS SOBRE LOS CARROS ALEGÓRICOS DE LAS MARCAS.

Caso de misoginia

Entre las inconsistencias de la Marcha del Orgullo LGBT+ 2022 en CDMX se encontró la agresión cometida por uno de los asistentes. Al medio día del 25 de junio de 2022, Andrea, integrante de Marcha Lencha y Jóvenes por una Salud Integral, denunció «públicamente a Iván Tagle», director de YAAJ México.

La agresión fue cometida en 2 ocasiones. El testimonio no se quedó en Twitter. Durante la transmisión que se llevó a cabo en el canal de YouTube Marcha LGBTI CDMX, Andrea relató lo ocurrido:

«No toleró que las mujeres fuéramos las protagonistas de esta marcha […] Vino a gritonearnos y armó un alboroto. E hizo que todo lo que teníamos preparado con mucho cariño y mucho amor desde hace muchísimos meses y, sobre todo, que era un pliego muy importante extender ante la jefa de Gobierno, se perdiera».

A su vez, problematizó la acción de Tagle en términos históricos del movimiento sexodisidente de CDMX:

«El día de hoy iba a ser un día histórico no solamente para las poblaciones LGBT, sino para la marcha misma. Porque por primera vez en estas 44 ediciones, esta edición iba a ser específicamente encabezada por las mujeres de la diversidad sexual, donde se iba a leer un pliego petitorio ante la jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, extendiéndole todas nuestras preocupaciones y demandas […] Nuevamente, los hombres gay cisgénero no pueden tolerar que las mujeres diversas estemos aquí».

¿Qué pasa con las víctimas?

En las respuestas al hilo y la transmisión en YouTube, usuaries recordaron que no era la primera vez que Tagle incurre en prácticas de violencia contra las mujeres.

Horas después, la organización de la que es parte, YAAJ México, lanzó un comunicado en el que dio a entender que la reacción había sido producto de la situación. Además del señalamiento por justificar la violencia de género y recurrir al gaslighting, algunes usuaries se mostraron en desacuerdo con las medidas que se deben tomar en las marchas en cuanto a los vendedores ambulantes y la colocación de vallas metálicas.

IMSS cuenta con innumerables denuncias de serofobia y homofobia, pero con una bandera en sus puertas

El Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) se encontró como uno de los protagonistas de las inconsistencias de la Marcha del Orgullo LGBT+ CDMX en 2022. A través de su cuenta, el activista y fundador de la organización VIHve Libre, Alaín Pinzón, publicó una foto en la que dicha instancia de salud pública se dijo ‘aliada’ de la población sexodiversa. ESTAS FUERON ALGUNAS DE LAS FALTAS QUE COMETIÓ EL IMSS CONTRA PERSONAS LGBT+ EN 2021.

La hipocresía, pose y falta de respeto de la institución bajo la dirección general de Zoé Alejandro Robledo formó parte de las consignas del contingente VIHchotas. También se hicieron muchos llamados de atención al Centro Nacional para la Prevención y el Control del VIH y el Sida (Censida) por la vulneración del derecho a la salud de este sector de la población. ENTÉRATE DE QUE EL IMSS RESPONDE CON DISCRIMINACIÓN A PERSONAS LGBT+ QUE VIVEN CON VIH.

A esto se atrevió el IMSS. / Foto: Twitter (@AlainWho)

Los pensamientos que nos llevamos a casa sobre las inconsistencias de la Marcha del Orgullo LGBT+ 2022 en CDMX

Las inconsistencias que se observaron y presenciaron durante la Marcha del Orgullo LGBT+ del 25 de junio de 2022 en CDMX no son problemáticas de la movilización per se. Son situaciones que se han sedimentado para consolidarse como base de violencias estructurales. También hacen énfasis en los factores que buscan despolitizar el accionar de las personas sexodisidentes.

La corporativización, mercantilización e institucionalización del Orgullo son algunos factores que buscan socavar y, sobre todo, hacer cómoda la resiliencia de personas que a través del cuerpo, la sexualidad y los afectos plantamos cara a un sistema cis, heteropatriarcal, capitalista, racista, clasista y serofóbico.

¿Qué debemos tomar en cuenta para que futuras movilizaciones en CDMX u otro estado de la República no repliquen las inconsistencias de la Marcha del Orgullo 2022?

Si bien algunos sectores optan por una vigilancia de las células de la llamada política formal, hay otros que apuestan por acciones a los márgenes del Estado. Las inconsistencias de la Marcha del Orgullo LGBT+ en CDMX nos ayudan a entender como la ‘inclusión’ ha sido una estrategia tramposa por parte de élites gubernamentales y económicas. De ahí la importancia de jamás abandonar las posturas críticas.

Sabemos que las vías para hacer de esta sociedad un entorno menos violento son susceptibles a consensos y disensos. Habrá grupos a los que les interese hacer de la Marcha un evento más horizontal y transparente. Se espera que, después de este año, los procesos para la selección de marcas participantes tengan el mínimo de respeto por nuestras causas.

Quienes estén en el sector corporativo con un interés genuino en las demandas LGBT+ prestarán más atención a los lineamientos para no dar espacio a marcas que nos toman como meros consumidores y productos vendibles. El activismo institucional también tiene una amplia agenda por cumplir. Estamos cansadas/es/os de estar al centro de los botines por capital simbólico, económico y político.

Antipride como una postura política ante las inconsistencias de la Marcha del Orgullo en CDMX

Para otros grupos dentro de la diversidad, no se trata de incluir, sino de fracturar los sistemas que históricamente nos han vulnerado. Habrá quienes no queramos hacer valer nuestra dignidad al lado de marcas o autoridades. Lo haremos a partir de las políticas de la calle, la organización autogestiva y comunitaria: un antipride. En 2022 fue La Tianguis Disidente quien ocupó este concepto para convocar a una marcha «desde la rabia».

Porque sí: el Mes del Orgullo es para habitar la alegría y el goce. Pero también para recordar que nadie —ni marcas, gobiernos, grupos religiosos o integrantes de nuestra propia comunidad que se niegan a hacerse cargo de sus violencias y buscar medidas de reparación del daño— nos hace invalidar nuestro hartazgo… por mucho que nos restrieguen los colores del arcoíris.

¿Cuáles dirías que fueron otras inconsistencias durante la Marcha del Orgullo LGBT+ 2022 en CDMX? Escríbenos en los comentarios. Nos gustaría conocer tu opinión sobre este tema.

Con información de Canal de YouTube de la Marcha LGBTI CDMX (1:28:36-1:30:00)