martes, mayo 21, 2024

Discriminación: La respuesta del IMSS a personas con VIH

El caso de ‘D’ en una sala de urgencias del IMSS muestra la discriminación y la negligencia con que son tratadas las personas que viven con VIH.

Después de 40 años de epidemia del virus de inmunodeficiencia humana (VIH), las personas que vivimos con él hemos encontrado discriminación y la falta de un trato digno en muchas clínicas de las instituciones de salud pública en México, donde una de las que más quejas acumula es el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), tal y como lo muestra la historia de ‘D’ en una sala de urgencias.

Múltiples visitas a urgencias

‘D’ entró a urgencias del IMSS por primera vez el 8 de septiembre de 2021 a las 6:00 p. m. Lo dejaron esperando aproximadamente 24 horas sentado en una silla con un diagnóstico de citomegalovirus en ambos ojos. Anteriormente, se le había diagnosticado este virus el día 5 de agosto, pero no fue sino hasta el 12 de agosto que se le surtió su receta debido al desabasto. CHECA CÓMO EL SECRETARIO DE SALUD RECONOCIÓ QUE EL DESABASTO DE MEDICAMENTOS ES REAL.

En VIHve Libre le donamos medicamentos durante esos días que no tenía surtida su receta. Fue también cuando iniciamos un acompañamiento directo con ‘D’, su mamá y su novio.

El día 6 de agosto de 2021 se le recetó su medicamento antirretroviral, mismo que inició ese día. Sin embargo, no fue sino hasta un mes después que se dieron cuenta de que el cuello de ‘D’ empezó a hincharse. En urgencias, después de dejarlo esperando, le trataron de hacer una tomografía contrastada, la cual no se pudo realizar por el desabasto del líquido utilizado en el estudio.

También se le prescribió la realización de una biopsia. Esta tampoco se pudo realizar porque el Hospital General Regional 1 Dr. Carlos Mac Gregor le negó el servicio. La mamá de ‘D’ me contó que el tratamiento con valganciclovir para combatir el citomegalovirus no tuvo seguimiento por parte de ningún médico en el hospital. El 20 de octubre, ‘D’, una persona que vive con VIH, volvió a la sala de urgencias del IMSS.

Negligencia

Esta vez no lo querían recibir, ya que las personas que estaban en la unidad en ese momento no lo consideraron una urgencia. ‘D’ tenía el cuello hinchado, lleno de líquido que le salía por 3 hoyos de una cirugía que le realizaron en su primera visita hospitalaria un mes atrás. También presentaba temperatura y un cuadro suficientemente grave como para ser nuevamente internado.

Estuvo otra vez sentado por más de 12 horas en la sala de espera y 3 días en el piso de urgencias médicas. Tenía diarrea, dolores en las articulaciones y los vendajes de sus heridas en el cuello sin cambiar.

Discriminación vih imss D cuello urgencias
Estado del cuello de ‘D’ después de la primera intervención / Foto: Cortesía

La mamá de ‘D’ se hartó del maltrato y la mala atención y exigió el cambio a otro hospital. En el Centro Médico Nacional Siglo XXI le dieron acceso a una cama y mejor trato, pero se dieron cuenta de que también habían tenido una negligencia enorme. El tratamiento para citomegalovirus no debía suspenderse por al menos 6 meses, ‘D’ solo lo tomo 1 mes.

‘D’ sufrió desabasto de medicamentos

Al final, recibió un diagnóstico de tuberculosis. Los hoyos que tenía ‘D’ empezaron a sanar, pero el problema fue que las recetas tanto de medicamentos antirretrovirales como para combatir la tuberculosis las tiene que seguir surtiendo en el hospital Mac Gregor. ENTÉRATE DE QUE EL IMSS DEJA SIN MEDICAMENTOS A PACIENTES CON VIH POR BUROCRACIA.

Cuello cicatrizado 'D'
Afortunadamente, la herida de ‘D’ ya está cicatrizando. / Foto: Cortesía

En octubre de 2021, la mamá de ‘D’ me llamó, pidiéndome que interviniera para que le fuera surtida su receta del medicamento contra la tuberculosis. Como no lo tenían en la unidad, no fue sino hasta 2 días después que le fue dado. Días después, el mismo ‘D’ me llamó para pedirme que interviniera de nuevo, ya que su medicamento estaba en desabasto una vez más.

¿Saben cómo se siente ver a una persona que amas estar tan enferma que no puede ni sentarse y de todas formas estar en una silla por más de 20 horas? ¿Cómo se debió sentir la mama de ‘D’ al verle degradado por la atención tan deficiente que recibió? ¿Cuántas veces la idea de muerte pasó por la mente de ‘D’?

En este Día Mundial del Sida (1 de diciembre), recordemos que para muchas instituciones de salud pública como el IMSS la respuesta al VIH es la discriminación. La respuesta para ellos es el desabasto y los malos tratos contra una persona con enfermedades definitorias de sida. La respuesta del IMSS a ‘D’ fue violentarlo. Fue hacerle pensar que no vale nada.

Que no se nos olvide que la discriminación fue la respuesta de una institución pública como el IMSS, no nada más para ‘D’, quien acudió a urgencias, sino para todas las personas que vivimos con VIH en este país.

Alaín Pinzón
Alaín Pinzón
Internacionalista, activista, defensor y consultor en Derechos Humanos. Diplomado en Modelos de Gestión de Proyectos Sociales, Diplomado en Racismo y Xenofobia en México. Miembro del Consejo Ciudadano para VIH e ITS de la Ciudad de México, miembro en 2017 y 2018 de la RED Ciudadana por la Igualdad y la No Discriminación del COPRED. Coordinador del Grupo de apoyo comunitario VIHve Libre. Miembro del Community Advisory Board de la Clínica de VIH del Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición “Salvador Zubirán”

Artículos Relacionados

Lo más reciente