Covid vs. home office: ‘lo que callamos los godínez’

La covid y el home office han invadido 'territorio godín' sagrado. / Foto: Canal 6 Nicaragua

La covid generó una transformación radical en ‘Mordor Godínez’: el home office excesivo.

La covid y el home office, ¡vaya pruebas para nosotros los ‘godínez’! Nuestra generación ha sido la de ‘los sobrevivientes’. Desde chicos nos dijeron que el mundo iba a terminar en el 2000 a causa de ‘la rebelión de las maquinas’. Ya sabes, ‘tipo Skynet’, de la película Terminator. Luego, que la profecía de los mayas señalaba que el mundo se acabaría en el 2012. Después se habló de meteoritos e incluso guerras mundiales.

Pero nunca pensamos que el ‘verdadero fin del mundo’ —como lo conocíamos— vendría por un virus. No imaginábamos su gran impacto en nuestras sociedades, la economía y la forma de relacionarnos unos con otros. Tampoco que con la covid, nuestra forma de trabajar o ir a la escuela también cambiarían drásticamente.

Ojalá estas escenas de la covid fueran ciencia ficción. / Foto: El Periódico

Covid contra home office: primer ‘asalto’

Desde el inicio de la pandemia —el round 1—, ocurrieron muchas cosas en el ámbito laboral. La mayoría de las empresas comenzó a enviar a sus colaboradores a hacer home office. Algunas —como Microsoft— han dicho que lo implementarán de forma permanente. Otras decidieron aguantar hasta donde ya no era posible. Ese hecho generó mayores probabilidades de contagio.

Algunas empresas tardaron mucho en implementar medidas sanitarias básicas por la covid. / Foto: Freepik

A varios meses de haber empezado los confinamientos por la covid, muchas personas siguen trabajando desde casa home office—. Esto significó un cambio radical en nuestra forma de percibir el mundo laboral.

Por un lado, es más fácil hacer una videollamada y tener una junta estando en casa. Por el otro, trabajamos con jornadas difusas en las que a medianoche nos encontramos contestando mails y demás. Al respecto, Forbes publicó un texto que habla sobre el desencanto del teletrabajo.

¿El home office afecta a los trabajadores?

¡Bastante! Y de múltiples formas. A raíz de la covid, el hogar perdió la línea que lo dividía de las actividades laborales. Por lo tanto, si no se tiene un control minucioso de tiempos y actividades, los trabajadores perderán uno de los pocos lugares destinados al descanso y esparcimiento.

Se suma que no todos los colaboradores tienen la misma capacidad operativa de las nuevas tecnologías. Me refiero principalmente a la personas de la generación X y baby boomers. Ahora, el analfabetismo digital marca la pauta como una de las principales limitantes al momento de desempeñar algún trabajo. No basta con saber hacer tu chamba, sino que también es necesario hacerle al técnico en sistemas. Debes saber cómo conectar un monitor, la red wifi en tu casa, destrabar Zoom cuando deja de funcionar, etcétera.

La covid nos ha llevado el home office hasta nuestras camas. / Foto: Pinterest

¿Qué nos depara la covid a los godínez?

Ahora que la segunda ola de contagios —el round 2— se está presentando en varias partes del mundo, es difícil saber qué sucederá. Es complicado dar una sentencia que sea aplicable a todos los casos. No podemos analizarnos bajo las mismas condiciones que en Europa, por ejemplo. Las empresas seguirán enfrentándose a panoramas bastante diversos por la covid.

Habrá quienes puedan seguir implementando un modelo de home office con algunos de sus colaboradores. No todos, por supuesto, ya que la gente operativa en la mayoría de los casos no tiene acceso a esta modalidad. Y habrá empresas a las que ya no les será posible operar mas que en modalidades mixtas o con jornadas presenciales reducidas. La covid presenta un panorama retador, ya que no muchas empresas podrán soportar un hipotético segundo confinamiento. Las personas trabajadoras, en consecuencia, tampoco.

Esto es curioso porque en México y en América Latina vivimos dos realidades laborales muy diferenciadas. Encontramos la de los ‘godínez‘ y la de los trabajadores operativos.

El escenario ideal de home office no es posible o accesible para todas las personas. / Foto: B.Z. Berlin

Por un lado, para quienes trabajan en labores administrativas, hoy la vida gira en torno al trabajo en oficinas. Por lo tanto, su trabajo se puede hacer por vía del home office.

Pero no debemos perder de vista que la mayoría de trabajadores son los que realizan actividades operativas —de producción y de servicios—. Para ellos, es muy complicado pensar en modelos que les permitan maquilar o producir en casa, por mencionar un solo ejemplo.

¿Qué nos queda por hacer?

¡Mucho! Si tienes la oportunidad de hacer home office, marca tus tiempos y actividades. Así evitarás trabajar en jornadas superextendidas y que esto perjudique tu relación trabajo-familia. Tarde o temprano, el trabajo desmedido genera afectaciones en las relaciones interpersonales, así como cuadros de ansiedad y depresión. Seguramente, abundarán las personas con el síndrome de burnout (desgaste laboral​). APLÍCATE CON ESTOS CONSEJOS PARA NO DISTRAERTE MIENTRAS TRABAJAS.

Programa tus actividades y destina tiempo para todas ellas, además del home office. / Foto: Freepik

Y si tienes que seguir desplazándote para realizar tu trabajo, busca cuidarte en todo momento. Lleva a cabo las recomendaciones de las autoridades de salud. Usa cubrebocas, gel antibacterial, y mantén la sana distancia.

Poniéndonos filosófiques, sí nos tocó vivir un ‘fin del mundo’, pero también ser quienes continuamos adaptándonos y haciendo que las cosas sucedan.

Con información de Forbes, El Economista, El Universal

error: Alert: Ya te vimos pillín, mejor comparte.