VIH

COVID-19: Recomiendan refuerzo de vacuna a personas con VIH

Referzo de vacuna de COVID-19 se recomienda en personas con VIH
El refuerzo de la vacuna contra la COVID-19 puede ayudar a personas con niveles bajos de CD4. / Foto: Gestar Salud

El refuerzo de la vacuna contra la COVID-19 incrementa los niveles de anticuerpos (CD4) en personas con VIH, afirmaron especialistas en la Conferencia de Retrovirus e Infecciones Oportunistas 2022 (CROI, por sus siglas en inglés).

Dan Barouch y Andrea Antinori, especialistas en VIH, recomendaron a personas con bajos niveles de CD4 aplicarse el refuerzo para la vacuna contra la COVID-19.

Los linfocitos CD4 son los encargados de proteger al cuerpo humano de infecciones. Sin embargo, el VIH ataca dichos linfocitos, causando la disminución de sus niveles y exponiendo al cuerpo a infecciones oportunistas en caso de no contar con un tratamiento antirretroviral. ENTÉRATE DE TODO LO QUE TIENES QUE SABER SOBRE LA NUEVA VARIANTE DE VIH.

En ese sentido, estudios presentados en la CROI 2022, realizada durante el mes de febrero, mostraron la importancia de que quienes viven con VIH se apliquen el refuerzo de la vacuna contra la COVID-19.

Vacuna incrementa anticuerpos

Dan Barouch, médico, inmunólogo y bioquímico de la Universidad de Harvard, explicó que meses después de la aplicación de la primera dosis de la vacuna contra la COVID-19 el número de anticuerpos comienza a decaer. Por otro lado, las personas con VIH y bajos niveles de CD4 también muestran una disminución significativa de anticuerpos.

Por lo anterior, el refuerzo de la vacuna contra la COVID-19 es especialmente importante para las personas que viven con VIH y tienen bajos niveles de CD4. La recomendación está apoyada en un estudio conducido por Andrea Antinori, médico del Instituto Nacional para las Enfermedades Infecciosas Lazro Spallazani de Italia. CONOCE LAS CLAVES PARA ENTENDER LA RELACIÓN ENTRE LOS CD4 Y EL VIH.

El equipo de Antinori siguió a 50 personas con conteos de CD4 menores a 200 linfocitos por mililitro de sangre, 133 personas con un conteo de entre 200 y 500 CD4 y 131 personas con niveles mayores a 500. Todos los participantes en el estudio se encontraban en tratamiento antirretroviral y recibieron la vacuna contra la COVID-19 de Pfizer o Moderna.

Tras 90 días de la aplicación del refuerzo de la vacuna contra la COVID-19, los pacientes con VIH mostraron un aumento significativo en sus niveles de anticuerpos. Lo anterior indica que:

«El incremento en los niveles de anticuerpos después de la dosis adicional sugiere que cuando las personas vacunadas reciben una nueva dosis, las células B responden como resultado de su memoria de la primera dosis de la vacuna, reforzando los niveles de anticuerpos».

Efectos secundarios, sin diferencias significativas

Por otro lado, el estudio arrojó que las personas con VIH y bajos niveles de CD4 no mostraron variaciones significativas en cuanto a las reacciones o efectos secundarios por la aplicación de la vacuna contra la COVID-19. Los resultados son consistentes con un estudio presentado en la CROI 2021 según el cual 51% de las personas sufrieron al menos un efecto secundario tras la aplicación de la primera dosis y 73% tras la segunda. Las personas con VIH no presentaron efectos secundarios más graves. Los síntomas se limitaron a la hinchazón en el punto de inyección. También hubo quienes reportaron dolor de cabeza, dolor muscular, escalofríos y fiebre.

Cabe mencionar que el estudio muestra que vacunas como Pfizer y Moderna presentan una disminución en su eficacia contra la hospitalización por COVID-19 6 meses después de la aplicación. Sin embargo, no incrementa el riesgo de requerir cuidados intensivos.  ESTO ES LO QUE DEBES SABER SOBRE LA VACUNA DE MODERNA PARA EL VIH.

Así que ya lo sabes. Si vives con VIH, se recomienda que te apliques el refuerzo de la vacuna contra la COVID-19.

Con información de Aids map