Un mundo raro: Un mapa de libros gay de América Latina

Embárcate en este recorrido por los libros gay clave de América Latina. / Foto: Geografía Infinita

¡Tienes un boleto para un viaje por los libros gay de América Latina! Acompáñame en este recorrido a través de 10 autores y obras clave que comparten un tema en común: me refiero al viaje y al exilio, o ‘sexilio’ (término para referirse al exilio motivado por causas de orientación sexual).

Para explorar la literatura y los libros gay en América Latina hay mapas útiles. Por ejemplo, la estupenda antología Mapa callejero, que el académico cubano José Quiroga realizó compilando provocadoras crónicas del siglo XIX y XX o La ciudad y el deseo, guía gay de Buenos Aires, que reúne crónicas de Julián Gorodischer, las cuales ofrecen un recorrido por la ciudad porteña en sus lugares y rincones más sugerentes: gimnasios, bares, cines y baños.

Gonzalo Asalazar escribió El deseo invisible. Santiago cola antes del golpe, que incluye un mapa desplegable de Santiago con los espacios de ligue y diversión de las ‘colas’, palabra gráfica para referirse a los homosexuales afeminados de Chile. En México, la arquitecta Jimena Hogrebe como parte de su proyecto artístico Geografía narrativa de una ciudad hizo un mapa de los lugares que frecuentaba de Adonis García, el protagonista de El vampiro de la colonia Roma, la novela de Luis Zapata que visitaremos en este recorrido.

¿Quién no ha viajado alguna vez? El viaje marcó las vidas de los escritores y permitió la posibilidad de que vivieran la sexualidad gay con mayor plenitud y libertad en un sitio distinto que en su propio lugar de origen. ¡Prepárate! Empecemos por un país que a veces no es tan cercano por el idioma portugués: me refiero a Brasil.

 Bom-Crioulo, de Adolfo Caminha

En 1895, el año de los juicios a Oscar Wilde por sodomía, se publicó Bom-Crioulo, de Adolfo Caminha, la primera novela gay de la literatura brasileña. Caminha narra los encuentros del marinero negro Amaro, apodado Bom Crioulo (cuya traducción es «buen negro»), y Aleixo, un joven grumete rubio de ojos azules.

Retrato de Adolfo Caminha en una xilografía de Pastor, publicada en el periódico A mala da Europa, de Portugal, en 1896 / Foto: Ernesto Reséndiz Oikión

La tensión entre el negro Amaro y el blanco Aleixo supone una fantasía de la unión de las razas. La novela fue traducida del portugués por Luis Zapata, para la editorial Posada en 1987. La editorial Quimera volvió a publicar la traducción de Zapata en 2008 con el título de El buen negro y con un prólogo del poeta uruguayo Alfredo Fressia.

Portadas de Bom-Crioulo, de Adolfo Caminha / Foto: Ernesto Reséndiz Oikión

Ahora viajemos a Argentina, uno de los países de América Latina con una amplia cantidad de libros gay.

 El beso de la mujer araña, de Manuel Puig, es uno de los libros gay de América Latina más conocidos

En 2022 celebraremos 90 años del nacimiento del autor argentino Manuel Puig, quien murió en Cuernavaca, Morelos, el 22 de julio de 1990. El exilio marcó la vida de Puig, quien vivió en Roma, Río de Janeiro, Nueva York y Ciudad de México. Manuel Puig fue novio del académico michoacano Héctor Valdés. Y su romance estimuló la escritura de la novela El beso de la mujer araña, publicada en 1976.

Retrato de Manuel Puig que ilustra la portada de la biografía Manuel Puig y la mujer araña de Suzanne Jill Levine / Foto: Ernesto Reséndiz Oikión

Sus protagonistas son la maricona Molina y Valentín, un guerrillero heterosexual de izquierda, ambos presos en una celda. Para no aburrirse en el encierro, Molina le cuenta a Valentín sus escenas favoritas de películas. Poco a poco Valentín es seducido por Molina. La propuesta literaria de Puig era una alianza utópica entre la homosexualidad y la izquierda. MIRA CÓMO FUE LA ADAPTACIÓN AL CINE DE ESTA NOVELA.

Portada de El beso de la mujer araña / Foto: Ernesto Reséndiz Oikión

Luis González de Alba, líder estudiantil del movimiento del 68, en una entrevista para el diario Milenio declaró que él le contó a Manuel Puig su experiencia como preso político en el Palacio de Lecumberri. Y esto le sirvió al argentino para escribir su novela. La obra tuvo influencia en autores como Pedro Lemebel, el mejor cronista de Chile.

Tengo miedo torero, de Pedro Lemebel

En 2020 la versión cinematográfica de Tengo miedo torero, la única novela de Pedro Lemebel publicada en 2001, causó un fenómeno sensacional rompiendo récords de taquilla. CHECA MÁS ACERCA DE PEDRO LEMEBEL.

Tengo miedo torero es una historia de amor que recurre al melodrama para contar las peripecias de la Loca del Frente y Carlos, un militante del Frente Patriótico Manuel Rodríguez, organización que realizó el atentado fallido al dictador Augusto Pinochet en 1986. En la película, la Loca es interpretada por el actor chileno Alfredo Castro. Y el personaje de Carlos es encarnado por el actor mexicano Leonardo Ortizgris.

Portada de Tengo miedo torero / Foto: Ernesto Reséndiz Oikión

La Loca, enamorada de Carlos, permite que su casa se convierta en un escondite de la propaganda y las bombas del Frente. Aunque al principio la Loca parece ser una ingenua que pasa su tiempo bordando, cantando boleros y rancheras, poco a poco es evidente que entiende las implicaciones políticas del apoyo que presta.

El desencanto ante la lucha revolucionaria y sus héroes machos en la novela de Lemebel supone una respuesta muy diferente a la utopía imaginada por Manuel Puig. Ahora subamos por la cordillera de los Andes para llegar a Perú.

Retrato de Pedro Lemebel titulado “Frida I” (1990) / Foto: Pedro Marinello

Los inocentes, de Oswaldo Reynoso

Los inocentes, de Oswaldo Reynoso, nacido en Arequipa, Perú, se publicó en 1961. Es un libro de cuentos que muestra la cultura juvenil de clase obrera en el Perú sesentero.

Portada de Los inocentes / Foto: Ernesto Reséndiz Oikión

Oswaldo Reynoso usa el humor para construir narraciones desenfadadas que, de forma atractiva, representaban a los muchachos limeños en las calles. Las miradas cómplices de los chicos despiertan la cachondería a la vuelta de la esquina. Reynoso vivió 12 años en la República Popular China, donde trabajó en la Agencia de Noticias Xinhua de Beijing.

Retrato de Oswaldo Reynoso / Foto: Lorry Salcedo

El mensajero. Una biografía de Porfirio Barba Jacob, de Fernando Vallejo

Un autor clásico de Colombia es el poeta Porfirio Barba Jacob, que usó otros nombres como Ricardo Arenales. Nacido en Santa Rosa de Osos en 1883, Barba Jacob, bohemio y aventurero, anduvo por Perú, Costa Rica, Guatemala, Honduras, El Salvador, Cuba, México y Estados Unidos. El escritor Fernando Vallejo, oriundo de Medellín, quien vivió en México durante muchos años compartiendo su vida con el escenógrafo mexicano David Antón, escribió El mensajero, una biografía sobre el poeta Barba Jacob.

Retrato de Porfirio Barba Jacob en Ciudad de México (circa 1920) / Foto: Archivo Casasola

Según narra Vallejo, el escritor hondureño Rafael Heliodoro Valle llevó al poeta Barba Jacob a una reunión nocturna en casa del maestro José Urbano Escobar, fundador de los boy scouts en México. Y fue allí donde Barba Jacob se fascinó con Leonardo Shafick Kaím, un jovencito mexicano de una prominente familia de la comunidad libanesa. MIRA ESTOS LIBROS GAY DE ESCRITORES LATINOAMERICANOS PARA PASAR LA NOCHE.

Portada de El mensajero. Una biografía de Porfirio Barba Jacob / Foto: Ernesto Reséndiz Oikión

Esta y otras anécdotas increíbles están narradas por Fernando Vallejo en esta biografía portentosa. De Colombia vámonos a Guatemala, para conocer a un escritor que también fue seducido por la personalidad de Barba Jacob.

El hombre que parecía un caballo, de Rafael Arévalo Martínez

“El hombre que parecía un caballo”, del guatemalteco Rafael Arévalo Martínez, escrito en octubre de 1914, está considerado como el primer cuento homosexual de América Latina. Este cuento es una joya literaria que narra la fascinación y repulsión que provocó el encuentro del joven Rafael con Ricardo Arenales, quien después se hizo llamar Porfirio Barba Jacob.

Portada de El hombre que parecía un caballo / Foto: Ernesto Reséndiz Oikión

En el cuento, el narrador expresa un deseo absoluto por el señor de Aretal, a quien también llama el ‘Señor de los topacios’. La figura del caballo es un símbolo potente del deseo. Ricardo Arenales era feo y parecía un caballo, por eso el título del cuento. Este le valió a Rafael Arévalo Martínez la fama y la confrontación, el pleito y la ruptura con Arenales.

Retrato de Rafael Arévalo Martínez / Foto: Archivo

Desde algún puerto de Guatemala, tomemos un barco al Caribe, con destino a la isla de Cuba. CONOCE A ALGUNOS ESCRITORES CUBANOS PARA RECORRER LA ISLA.

Antes que anochezca, de Reinaldo Arenas

Antes que anochezca, la autobiografía de Reinaldo Arenas que inspiró la biopic sobre la vida del autor cubano protagonizada por el actor Javier Bardem, es un alegato en contra de la persecución de los ‘pájaros’. La palabra se usa en Cuba para referirse a los homosexuales.

Portada de Antes que anochezca / Foto: Ernesto Reséndiz Oikión

Reinaldo Arenas sufrió persecución, prisión y censura en Cuba, de donde salió en 1980 por el éxodo de Mariel, en un caso emblemático de ‘sexilio’. Al mismo tiempo que Arenas denunció la persecución constante, contó sus numerosas aventuras. De Cuba, vamos a Puerto Rico, otra isla hermosa con libros gay.

Retrato de Reinaldo Arenas / Foto: Libertad Digital

Invitación al polvo, de Manuel Ramos Otero

Manuel Ramos Otero nació en Manatí, Puerto Rico, en 1948. Se exilió en Estados Unidos, donde fue profesor en Nueva York. Su pareja fue el pintor boricua Ángel Rodríguez Díaz, que ilustró la portada de su último libro de cuentos: Página en blanco y staccato. Ramos Otero murió en San Juan de Puerto Rico el 7 de octubre de 1990 por complicaciones relacionadas con el sida. Su poemario Invitación al polvo se publicó póstumamente y es su testamento literario.

Retrato de Manuel Ramos Otero / Foto: Marco Kalisch

El exilio marcó la memoria del poeta. Cito unos versos:

«Estás enamorado. / Caminas por la calle del exilio / persiguiendo el recuerdo de una niebla. / Es otra vez la hora del crepúsculo / y vuelves a detenerte en esa esquina/ donde piensas que le verás pasar. / Esperas. Con el corazón en la boca. / No llega ni llegará el amado. / Él nunca fue pájaro en mano / sino cuerpo tembloroso en tu camino».

El título Invitación al polvo tiene resonancias del famoso verso de Francisco de Quevedo: «polvo enamorado». Y también es un juego con el ‘polvo’, otra palabra para hablar de un buen acostón.

Portada de Invitación al polvo / Foto: Ernesto Reséndiz Oikión

¡Sigamos por el Caribe hasta llegar a República Dominicana!

Chapeo, de Johan Mijail, es otro de los libros gay de América Latina

La novela Chapeo, de Johan Mijail, fue publicada por la editorial mexicana Elefanta en 2021. Mijail nació en Santo Domingo, capital de República Dominicana, en 1990. Pertenece a una generación más joven que cuestiona la identidad gay a través de las prácticas cuir. El ‘chapeo’ es el verbo para hablar de la prostitución en Dominicana.

Retrato de Johan Mijail / Foto: María Elena Sepúlveda

Y la novela narra el chapeo en la ciudad caribeña y la ternura radical entre la marica narradora y Luis, quien se debate entre quedarse en la isla o exiliarse en Estados Unidos. En esta novela, Mijail reflexiona sobre las corporalidades trans afrodescendientes caribeñas.

Portada de Chapeo / Foto: Ernesto Reséndiz Oikión

Dejando el Caribe, entramos a México, navegando por su Golfo. ¡Y qué golfo…!

El vampiro de la colonia Roma, de Luis Zapata, uno de los libros gay clásicos

El 15 de junio de 1979 se publicó El vampiro de la colonia Roma, del joven Luis Zapata, obra ganadora del Primer Premio de Novela Juan Grijalbo. Zapata había vencido la intención censora de la editorial y del mismo presidente de la República. El libro se convirtió en un éxito de ventas. En el transcurso de mes y medio se vendieron los 10 000 ejemplares de la primera edición. Desde entonces, el libro no ha dejado de publicarse. En 2019 apareció una edición conmemorativa por el 40° aniversario de su publicación.

Portadas de El vampiro de la colonia Roma, 1° y 2° edición / Foto: Ernesto Reséndiz Oikión

El vampiro de la colonia Roma es una obra transgresora porque rompe con las normas gramaticales y heteronormativas. La ausencia de signos de puntuación y los espacios en blanco expresan el habla coloquial de Adonis García, un trabajador sexual que le cuenta a un entrevistador sus aventuras, desventuras y sueños con la frescura y detalle de los mejores chismes. La actualización del vampiro como un moderno pícaro que disfruta su sexualidad al límite, mientras recorre la ciudad, llegó en el momento de la irrupción del movimiento de liberación homosexual en México en aquel año de 1979. Los jotos rompieron el silencio en las calles y allí estaba Adonis García, esperándolos en la Esquina Mágica de la avenida Insurgentes y Baja California. CONOCE ESTAS NOVELAS GAY MEXICANAS QUE NECESITAS EN TU COLECCIÓN.

Luis Zapata en su juventud / Foto: Rogelio Cuellar

¿En quién se basa Adonis García?

Luis Zapata entrevistó a Osiris Pérez Castañeda, un célebre prostituto, para crear a su divertido protagonista: Adonis García. El libro está dedicado «para Olivier». Tal dedicatoria corresponde a Olivier Debroise, un crítico de arte que fue novio de Luis. El libro es también un mapa del deseo de una Ciudad de México que ahora sólo existe por el poder de la literatura: la ciudad del sexo, donde tantas veces fuimos felices. Adonis ligaba en el restaurante Sanborns de la calle de Niza, en la Zona Rosa, la misma calle donde ahora se encuentra la librería Somos Voces. Ahí puedes conseguir la novela de Luis Zapata y los otros libros de Pedro Lemebel, Manuel Puig, Reinaldo Arenas y Adolfo Caminha. ENTÉRATE DE TODO LO QUE OFRECE LA LIBRERÍA SOMOS VOCES.

Estas recomendaciones de libros gay de América Latina son el mejor boleto para un viaje por todas las intensidades del deseo. ¡Feliz viaje y lecturas!

Con información de Milenio