Novelas gay mexicanas infaltables en tu colección literaria

Portada del libro Paso del macho, de Juan Carlos Bautista / Foto: ISSUU

Algunas enfrentaron censura y otras se publicaron en tiempos de mayor apertura hacia la literatura LGBT+, pero todas las novelas gay mexicanas de las que te hablaremos a continuación son infaltables en tu colección.

Hace aproximadamente un siglo comenzaron a aparecer las primeras novelas gay mexicanas, marcando un parteaguas en la literatura de nuestro país. Cuando nadie hablaba sobre el tema, autores como Salvador Novo, Luis Zapata o Luis González de Alba retrataron en sus libros la pasión de romances gay, la sensualidad de la atracción entre hombres y la clandestinidad de encuentros prohibidos.

Si estás buscando algo que leer, seguramente te encantarán estas recomendaciones.

La estatua de sal, de Salvador Novo

Salvador Novo es uno de los intelectuales gay más importantes de la historia de nuestro país, por lo que sus obras no pueden faltar en ninguna colección de novelas gay mexicanas. En la década de los 40 Novo escribió La estatua de sal, una especie de autobiografía en la que retrata su vida sexual en un México conservador. Novo falleció en 1974, pero entre la censura y la falta de interés por parte de algunos de sus familiares, las memorias de Novo no se publicaron sino hasta 1998. En ese año, el Consejo Nacional para las Artes y la Cultura (Conaculta) incluyó la obra en la colección La vida en México. La primera edición del libro fue prologada por Carlos Monsiváis.

Portada del libro La estatua de sal de Salvador Novo / Foto: Antiqua

El vampiro de la colonia Roma, de Luis Zapata

Quizá la más célebre de las novelas gay mexicanas es El vampiro de la colonia Roma. La obra del escritor Luis Zapata se publicó en 1979. Cuenta la historia de Adonis García, un trabajador sexual de Ciudad de México, a través de una entrevista ficticia. En su momento, la novela de Zapata enfrentó censura por parte de varias librerías que se negaron a venderla. Por su parte, otras librerías cubrían su portada con un plástico. Sin embargo, la obra superó la censura para convertirse en un best seller.

El vampiro de la colonia Roma se considera la obra más icónica de la literatura gay mexicana. / Foto: El Capitalino

41 o El Muchacho que soñaba con fantasmas, de Paolo Po

Pero la madre de la literatura gay mexicana es la novela 41 o El muchacho que soñaba con fantasmas. Se trata de la primera de las novelas gay mexicanas, publicada en 1963. Paolo Po fue el primer escritor mexicano en asumirse como abiertamente homosexual y en relatar sus experiencias sexuales y románticas en un libro. CONOCE LAS OBRAS MÁS IMPORTANTES DE LA LITERATURA LGBT+ MEXICANA.

Altares Costa-Amec Editores fue la primera editorial que se atrevió a publicar el libro. / Foto: Ernesto Reséndiz

El vino de los bravos y unos tequilas, de Luis González de Alba

Otro de los autores infaltables en la literatura gay mexicana es Luis González de Alba, autor de El vino de los bravos y unos tequilas. Este libro, aunque en sí no es una novela, no puede faltar en tu colección literaria. Contiene cuentos, ensayos y poesía del legendario intelectual abiertamente gay del movimiento estudiantil de 1968.

El vino de los bravos, libro de Luis González de Alba / Foto: Ernesto Reséndiz

Paso del macho, de Juan Carlos Bautista, una de las novelas gay mexicanas más cortas

Una de las novelas gay mexicanas que seguro podrás leer en una sentada es Paso del macho. Se trata de la obra del escritor Juan Carlos Bautista. En apenas 59 páginas, Bautista cuenta la historia de Ulises, un joven que llega al pueblo Paso del Macho, en Veracruz. La llegada de Ulises pone a competir a las ‘locas’ del pueblo para seducirlo.

Paso del macho se publicó en 2011 / Foto: ISSUU

Funerales de hombres raros, de Wenceslao Bruciaga

Pero no todo son clásicos. También hay novelas gay mexicanas recientes, pero que son auténticas joyas de la literatura LGBT+. Una de ellas es Funerales de hombres raros, de Wenceslao Bruciaga. El libro, dividido en 2 partes, gira en torno a 2 funerales. El primero de ellos es el de un hombre gay a quienes sus amigos y amantes recuerdan por sus amores y desamores.

Portada del libro de Wenceslao Bruciaga / Foto: Amazon

¿Tú ya leíste estas grandes novelas gay mexicanas?

Con información del Fondo de Cultura Económica, Profética, El Sótano y Gandhi