Caso Paola Buenrostro: Pendientes tras histórica disculpa por transfeminicidio

Paola fue asesinada en 2016 y su caso sigue sin justicia. / Foto: Reforma

Por primera vez en la historia, una autoridad ofreció una disculpa por sus omisiones al investigar el caso de Paola Buenrostro, mujer trans asesinada el 30 de septiembre de 2016, pero aún hay algunos pendientes, entre ellos la tipificación del delito de transfeminicidio en el Código Penal capitalino (Ley Paola Buenrostro).

Tras años de lucha, la activista Kenya Cuevas logró que el 30 de septiembre de 2021 la Fiscalía General de Justicia de CDMX ofreciera una disculpa pública por su actuación en el caso de Paola Buenrostro, primer transfeminicidio reconocido como tal en México.

¿Cómo sucedió el asesinato de Paola Buenrostro?

El 30 de septiembre de 2016, Paola Buenrostro se encontraba ejerciendo el trabajo sexual en Puente de Alvarado, una de las vialidades más transitadas de la capital del país, cuando un automovilista se acercó a ella. Al percatarse de que se trataba de una mujer trans, el conductor del vehículo le disparó, causándole la muerte.

El transfeminicidio de Paola Buenrostro sería apenas el primer capítulo de una serie de violaciones a los derechos tanto de la víctima como de su mejor amiga, Kenya Cuevas, quien pasó 5 años luchando para que las autoridades ofrecieran una disculpa. MIRA CÓMO FUE LA DISCULPA PÚBLICA POR EL CASO PAOLA BUENROSTRO.

Kenya Cuevas sosteniendo una fotografía de Paola Buenrostro / Foto: Reforma

Los agravios

Kenya Cuevas no solo presenció el asesinato de Paola Buenrostro. Además, logró grabar en video al agresor y ayudó a detenerlo. Sin embargo, el transfeminicida quedó en libertad ese mismo día y posteriormente se dio a la fuga.

Lo que ocurrió después, durante la investigación del caso de Paola Buenrostro, estuvo plagado de irregularidades por las que Ernestina Godoy, titular de la Fiscalía capitalina, ofreció una disculpa el jueves 30 de septiembre de 2021. CONOCE A DETALLE EL CASO DE PAOLA BUENROSTRO.

Primero, la Fiscalía violó el derecho a la identidad de Paola Buenrostro. Durante la investigación del caso, las autoridades se refirieron a ella con pronombres masculinos. Además, la Fiscalía no investigó el caso con la debida diligencia. Y, por si fuera poco, también negó medidas de protección a Kenya Cuevas, quien sufrió un atentado y recibió amenazas de muerte por haber presenciado el hecho y por exigir justicia para su mejor amiga.

Sin embargo, Kenya Cuevas no dejó de buscar justicia. En junio de 2019, la activista logró que la Comisión de Derechos Humanos de Ciudad de México (CDHCM) determinara que la Fiscalía violó los derechos de Paola Buenrostro y recomendara a la institución encabezada por Ernestina Godoy emitir una disculpa por sus omisiones en la investigación.

¡Paola Buenrostro vive!

A pesar de su asesinato, Paola Buenrostro vive. Su nombre quedó inmortalizado en el primer albergue de América Latina creado exclusivamente para mujeres trans: la Casa Hogar Paola Buenrostro.

Si bien la disculpa ofrecida por la Fiscalía a la difunta Paola Buenrostro y a la activista Kenya Cuevas es la culminación de una lucha de 5 años, en ese periodo también ocurrieron varios hechos que marcaron la lucha por los derechos de las personas trans en México.

Kenya tomó un hecho que a muchas personas les destrozaría la vida —presenciar el asesinato de su mejor amiga— y lo convirtió en motivación para construir una organización que apoyara a mujeres trans, trabajadoras sexuales y personas privadas de su libertad. Así surgieron la organización Casa de las Muñecas Tiresias A. C. y la Casa Hogar Paola Buenrostro. CHECA TODOS LOS APOYOS QUE OFRECE CASA DE LAS MUÑECAS TIRESIAS A. C.

Mientras ayudaba a poblaciones vulnerables, Kenya Cuevas nunca dejó de exigir que las autoridades emitieran la disculpa para Paola Buenrostro. Ahora que la disculpa es un hecho, Kenya asegura en entrevista con Homosensual que se siente «tranquila, feliz, realizada, empoderada y resiliente».

Pero, sobre todo, Kenya está comprometida a seguir trabajando. A través de Casa de las Muñecas Tiresias A. C., la activista busca que ninguna otra mujer trans atraviese por lo mismo que ella.

«Las mujeres trans ahora están acompañadas en procesos judiciales y la Fiscalía ya no va a volver a violentar derechos».

Más que una disculpa

Kenya Cuevas cuenta a Homosensual que, además de la disculpa de la Fiscalía para Paola Buenrostro, la CDHCM emitió otros puntos recomendatorios para las autoridades. Uno de los más relevantes es la elaboración de un protocolo integral para la actuación de las autoridades en la investigación de casos que involucran a personas de la diversidad sexual. La propia activista ha trabajado de la mano de la Fiscalía en dicho protocolo que, según comenta, tiene un avance de 95%. CONOCE TODA LA LABOR QUE REALIZA LA ACTIVISTA KENYA CUEVAS.

Además de este protocolo, la CDHCM recomendó la tipificación del delito de transfeminicidio en el Código Penal capitalino. Esto último sigue pendiente luego de un año de la histórica disculpa pública.

¿Qué propone la iniciativa de ley Paola Buenrostro?

El 5 de octubre de 2021, el diputado Temístocles Villanueva presentó la iniciativa de ley Paola Buenrostro, que busca reformar el Código Penal, el Código Civil, la Ley Orgánica de la Fiscalía y la Ley de Víctimas de la capital. El objetivo es lograr la tipificación del transfeminicidio como delito y sancionar a los transfeminicidas con penas de entre 35 y 70 años de prisión.

Reparación de daños en Caso Paola Buenrostro

Por otro lado, además de la disculpa por el caso de Paola Buenrostro, la Fiscalía debió ofrecer a Kenya Cuevas una reparación del daño que incluyera atención médica, de salud mental y una compensación económica.

En diciembre de 2021, Kenya compartió con este medio que la Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas (Ceavi) le propuso otorgarle 232,420 pesos como ‘reparación’ por el daño ocasionado por las autoridades a raíz de su actuación en el caso Paola Buenrostro. Eso incluye 51,873 pesos como compensación a los daños hacia el proyecto de vida de Kenya, quien dedicó más de un lustro de su vida a buscar justicia.

Cuevas dijo a Homosensual que la insultante cantidad que la Ceavi le ofreció para la ‘reparación del daño’ por el transfeminicidio de Paola Buenrostro podría deberse a que es una mujer trans:

«Como yo soy una mujer trans han de percibir que no tengo un apoyo jurídico o no sé de leyes. Me imagino que ese es un ejercicio que ellos hacen con todas las víctimas. Una víctima que no tiene una representación legal, que no tenga empoderamiento o que no tenga conocimiento de cómo funciona el sistema, ya no va a continuar con esa agonía [de seguir luchando]».

Pero ese no es el caso de Kenya Cuevas, quien confirmó que interpondría un amparo para que la Ceavi le otorgue una reparación justa.

Apenas el inicio

Respecto al tiempo que tuvo que pasar luchando para que la Fiscalía finalmente se disculpara por sus omisiones, Kenya considera que su caso no es único:

«Es resultado y reflejo de la perseverancia que una persona debe tener en este país para buscar justicia».

Por otro lado, Kenya es consciente de que, más allá de la disculpa pública, la importancia del caso de Paola Buenrostro radica en la forma en que su lucha repercutió en los derechos y en la búsqueda de justicia para las poblaciones trans.

«Es un trabajo al que todavía le falta mucho, pero se está iniciando, y eso es lo importante. A partir de todo lo que he luchado y del caso de Paola se han sacado muchas experiencias para poder actuar debidamente en procesos judiciales».

Finalmente, la activista comenta que la disculpa pública para Paola Buenrostro es un punto de partida para seguir luchando por mejorar el mundo:

«No vamos a dejar a nadie fuera. Vamos a ser partícipes y a seguir luchando para mejorar este mundo que históricamente ha estado de la chingada».

¿Cuántos transfeminicidios se cometen en México cada año?

Tan solo en 2020 se cometieron 43 transfeminicidios en México, de acuerdo con datos de la organización Letra S. En 2021 este número incrementó, llegando a un total de 55 asesinatos de mujeres trans en el país.

Todas esas víctimas merecen una disculpa pública como la ofrecida a Paola Buenrostro, y sobre todo: merecen justicia.