Kenya Cuevas, indignada por ‘reparación’ de Ceavi; ofrecieron el 1%

La activista Kenya Cuevas calificó como «una burla» el monto ofrecido por la Ceavi. / Foto: Pie de Página

En 5 años de lucha, Kenya Cuevas invirtió 20 millones de pesos buscando justicia para Paola Buenrostro, pero la Ceavi solo le ofrece 232 420 pesos como ‘reparación del daño’.

En junio de 2019, la Comisión de Derechos Humanos de Ciudad de México (CDHCM) determinó que las autoridades capitalinas actuaron indebidamente en la investigación del transfeminicidio de Paola Buenrostro, por lo que emitieron una serie de puntos recomendatorios entre los que destacaba la reparación del daño a la activista Kenya Cuevas —mejor amiga de la víctima y testigo de su asesinato— a través de la Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas (Ceavi).

Tuvieron que pasar 2 años y medio para que finalmente la Ceavi ofrezca a Kenya la propuesta de reparación. Pero tristemente, la propuesta de la Ceavi la dejó indignada. CONOCE LA LABOR QUE REALIZA LA ACTIVISTA KENYA CUEVAS.

La Ceavi propone que Kenya Cuevas reciba 232 420 pesos como ‘reparación’ por el daño ocasionado por las autoridades a raíz de su actuación en el caso Paola Buenrostro. Eso incluye 51 873 pesos como compensación a los daños hacia el proyecto de vida de Kenya, quien ha tenido que dedicar los más recientes 5 años de su vida a buscar justicia. MIRA CÓMO KENYA CUEVAS LOGRÓ HISTÓRICA DISCULPA POR EL TRANSFEMINICIDIO DE PAOLA BUENROSTRO.

En entrevista para Homosensual, la activista calificó la oferta como «una burla»:

«Siento que es una burla lo que están ofreciendo […] Si mi proyecto de vida fuera de 50 000 pesos desde hace 5 años lo hubiera realizado y me hubiera ahorrado estos años de lucha».

Solo el 1% de lo perdido

La activista contó a Homosensual que a lo largo de 5 años invertido 9 millones de pesos tan solo en gastos personales, diligencias y activismo. «Es lo que he invertido y que es contable y cuantificable con facturaciones», aseguró. Además, Kenya tuvo que dejar su trabajo tras el transfeminicidio de Paola Buenrostro.

Entre la pérdida de su trabajo, gastos de salud y el impacto psicoemocional sufrido, considera que ha perdido otros 11 millones de pesos. De modo que los 232 420 pesos ofrecidos por la Ceavi equivalen a apenas el1.16% de los 20 millones que Kenya Cuevas esperaría recibir como reparación del daño.

Por si la Ceavi lo olvidó, Kenya rememora las afectaciones que el transfeminicidio de Paola Buenrostro causó en su vida. Paola fue asesinada el 30 de septiembre de 2021 mientras ejercía el trabajo sexual en Puente de Alvarado. Las autoridades capitalinas dejaron escapar al asesino. Por su parte, Kenya, quien atestiguó los hechos, sufrió atentados y amenazas de muerte.

Por lo anterior, no pudo ejercer más el trabajo sexual y pasó 5 años luchando por justicia para Paola. Son 5 años de la pérdida de un ser querido, afectaciones laborales, daños a la salud emocional y la destrucción total de su proyecto de vida. «Fui afectada en la salud al grado de que sigo cirugías tras cirugías después del transfeminicidio de Paola», aseguró. ENTÉRATE DE LA LABOR QUE REALIZA CASA DE LAS MUÑECAS TIRESIAS, ORGANIZACIÓN FUNDADA POR KENYA CUEVAS.

Kenya Cuevas sosteniendo fotografía de Paola Buenrostro / Foto: Reforma

Interpondrá amparo

La activista Kenya Cuevas considera que la insultante cantidad que la Ceavi le ofreció para la ‘reparación del daño’ por el transfeminicidio de Paola Buenrostro podría deberse a que es una mujer trans:

«Como yo soy una mujer trans han de percibir que no tengo un apoyo jurídico o no sé de leyes. Me imagino que ese es un ejercicio que ellos hacen con todas las víctimas. Una víctima que no tiene una representación legal, que no tenga empoderamiento o que no tenga conocimiento de cómo funciona el sistema, ya no va a continuar con esa agonía [de seguir luchando]».

Pero ese no es el caso de Kenya Cuevas, quien confirmó que interpondrá un amparo para que la Ceavi le ofrezca una reparación justa.

Comisión de Atención a Víctimas… que no se acerca a las víctimas

Por otro lado, la activista comentó que la Ceavi elaboró la propuesta de ‘reparación del daño’ prácticamente sin acercarse a ella.

«Ellos hicieron toda esta investigación sin preguntarme nada, sin entrevistarme, nada más con los documentos que ya estaban tanto en la Comisión de Derechos Humanos como en la carpeta de investigación».

Por si fuera poco, Kenya Cuevas señaló que el titular de Ceavi, Armando Campos, la trató con prepotencia en la única reunión que sostuvieron para hablar sobre la reparación del daño por el caso de Paola Buenrostro:

«Hace unos meses, cuando tuvimos la reunión para hacer la propuesta de la reparación, Armando se mostró muy prepotente, muy grosero conmigo, no me dejaba hablar. De ahí ya jamás volvimos a tener una línea de comunicación porque jamás lo permitió él. Y después ya nada más me entregaron esta resolución».

La lucha sigue

La propuesta de la Ceavi para la ‘reparación del daño’ a Kenya Cuevas es solo uno de los puntos recomendatorios emitidos por la CDHCM por el caso de Paola Buenrostro. Además, la CDHCM recomendó crear un protocolo de actuación para las autoridades en la investigación de casos que involucran a personas LGBT+. Al respecto, Kenya comentó a Homosensual que el protocolo está prácticamente terminado y se encuentra en revisión.

Asimismo, la CDHCM recomendó la tipificación del feminicidio como delito. Cuevas comenta que ya hay una iniciativa sobre el tema, conocida como  ley Paola Buenrostro, misma que está siendo procesada en el Congreso capitalino. Y el otro punto recomendatorio era la emisión de una disculpa pública por parte de la Fiscalía capitalina. Dicha disculpa la ofreció la fiscal Ernestina Godoy el 30 de septiembre de 2021. Al respecto, la activista comentó que, pese a lo logrado, ahora inicia una nueva lucha frente a la Ceavi:

«Sensibilizamos y logramos que la Fiscalía doblara las manos. Ahora es entrar a otra institución donde hay que volver a empezar la lucha».

Kenya Cuevas lleva ya 5 años luchando por justicia para Paola Buenrostro y no se detendrá hasta obtener una reparación justa.