Ley Paola Buenrostro: transfeminicidio sería delito castigado con 70 años

El 30 de septiembre de 2021, la Fiscalía de CDMX ofreció una disculpa por su actuación en el caso del transfeminicidio de Paola Buenrostro. / Foto: La Prensa

La ley Paola Buenrostro es una iniciativa que propone tipificar el feminicidio como delito para dignificar a las víctimas y erradicar la violencia misógina, transfóbica y transmisógina.

El martes 5 de octubre de 2021, Temístocles Villanueva, diputado de Morena en el Congreso de CDMX, presentó una iniciativa para la tipificación del transfeminicidio como delito en la capital del país, propuesta conocida como ley Paola Buenrostro.

La iniciativa propone reformar el Código Penal, el Código Civil, la Ley Orgánica de la Fiscalía y la Ley de Víctimas de la capital. El objetivo consiste en lograr la tipificación del transfeminicidio como delito. Con ello se busca garantizar el respeto a la identidad de género de las víctimas, prevenir la revictimización y empoderar a su familia elegida.

«Lo que no se nombra no existe»: Temístocles Villanueva

De aprobase la llamada ley Paola Buenrostro, CDMX sería la primera entidad del país en tipificar el transfeminicidio como delito. Al presentar la iniciativa, el diputado de Morena Temístocles Villanueva explicó que «lo que no se nombra no existe». En ese sentido, el proyecto de decreto propone adicionar al Código Penal de CDMX el artículo 148 Ter para establecer que:

«Comete el delito de transfeminicidio quien, por razón de identidad de género o expresión de género, prive de la vida a una mujer trans o una persona cuya identidad o expresión de género, real o percibida, se encuentre dentro del espectro femenino de género, a razón de su identidad de género o expresión de género, en una intersección de violencias transfóbica y misógina».

La ley Paola Buenrostro propone sancionar a los transfeminicidas con penas de entre 35 y 70 años de prisión. Asimismo, menciona que los asesinatos de mujeres trans deberán investigarse de acuerdo con los lineamientos del Protocolo de Actuación para la Atención a las Personas de la Comunidad LGBT+. También establece que si algún funcionario entorpeciera la procuración de justicia en un caso de transfeminicidio recibiría una pena de entre 3 y 8 años de prisión.

Durante su intervención en la tribuna del Congreso de CDMX, el diputado Temístocles Villanueva reconoció el acompañamiento de Casa de las Muñecas Tiresias A. C. y Letra S. Dichas organizaciones brindaron su apoyo en la elaboración de la iniciativa para la tipificación del transfeminicidio como delito en CDMX.

¿Quién fue Paola Buenrostro?

La ley Paola Buenrostro se conoce así porque fue nombrada en honor a la víctima del primer transfeminicidio reconocido como tal en la historia de México. Paola Buenrostro fue asesinada el 30 de septiembre de 2016 en CDMX mientras ejercía el trabajo sexual. Un automovilista que se detuvo a preguntar por sus servicios la asesinó al percatarse de que era trans. Por su parte, Kenya Cuevas, activista y amiga de Paola, presenció el hecho, ayudó a detener al transfeminicida y grabó evidencia en video. Aun así, las autoridades dejaron en libertad al asesino. CONOCE LOS DETALLES DEL CASO DE PAOLA BUENROSTRO.

El 30 de septiembre de 2021, la Fiscalía General de Justicia de CDMX ofreció una disculpa por su actuación en el caso de Paola Buenrostro. Ernestina Godoy, titular de la dependencia, reconoció que las autoridades no actuaron con la debida diligencia. Tampoco respetaron la identidad de género de la víctima. Ni siquiera brindaron protección a Kenya Cuevas, quien sufrió atentados y amenazas de muerte por exigir justicia para su amiga. CONOCE LA HISTORIA DE LA ACTIVISTA KENYA CUEVAS.

En el acto de disculpa pública por parte de la Fiscalía, el diputado Temístocles Villanueva anunció la presentación de una iniciativa de ley en honor a Paola Buenrostro para la tipificación del delito de transfeminicidio en CDMX. Finalmente, la iniciativa se presentó el 5 de octubre de 2021 ante el Congreso capitalino.

Kenya Cuevas sosteniendo una fotografía de Paola Buenrostro / Foto: Reforma

No fue una muerte sin sentido

Al presentar la iniciativa, el diputado Temístocles Villanueva comentó que, lamentablemente, el caso de Paola Buenrostro no es aislado: 

«Esta es la historia de cientos de mujeres trans que han sido víctimas letales de la transmisoginia, convirtiendo a México en el segundo país con mayor número de crímenes de odio de los que se tenga registro».

Asimismo, añadió que durante 2020 y lo que va de 2021 se registraron al menos 60 asesinatos en contra de mujeres trans. En ese sentido, la ley Paola Buenrostro sería un primer paso para erradicar la violencia contra la población más vulnerable dentro de la comunidad LGBT+. También recalcó la importancia de honrar a las víctimas:

«Nombrarlas, reconocer sus historias y brindarles justicia es apenas la primera obligación que tenemos para con ellas. Asegurar que nunca más una mujer trans vuelva a morir víctima de los prejuicios en la soledad y el olvido demanda nuestro compromiso como legisladoras y legisladores».

El diputado también comentó que la iniciativa de ley muestra que la muerte de Paola Buenrostro no fue en vano:

«En algún momento Kenya dijo atinadamente que la muerte de Paola Buenrostro no era una muerte sin sentido. Al contrario, Paola dio la vida para cambiar la historia de las mujeres trans y para visibilizar las realidades tanto de las mujeres trans como de las trabajadoras sexuales».

Compromiso deberá reflejarse en votos

Por lo pronto, el panorama luce alentador para la ley Paola Buenrostro. Luego de que el diputado Temístocles Villanueva presentó la iniciativa, los grupos parlamentarios de Morena, el Partido del Trabajo, el Partido de la Revolución Democrática y 2 asociaciones parlamentarias se suscribieron a la misma. CONOCE LAS ESTADÍSTICAS DE CRÍMENES DE ODIO EN MÉXICO.

La iniciativa se turnó a las comisiones de Administración y Procuración de Justicia y Atención Espacial a Víctimas del Congreso. Dichas comisiones deberán dictaminarla y turnarla al pleno para su votación. Si los grupos parlamentarios cumplen con su compromiso, no hay pretexto para que se quede en ‘la congeladora’.

La tipificación del transfeminicidio como delito pronto podría ser una realidad en CDMX gracias a la ley Paola Buenrostro.