InicioLGBTQ+TransTransfeminicidio de Paola Buenrostro sigue impune y sin disculpas

Transfeminicidio de Paola Buenrostro sigue impune y sin disculpas

-

El asesinato de Paola Buenrostro es el primer caso reconocido como transfeminicidio en México. Sin embargo, el crimen continúa impune.

Paola Buenrostro es uno de los personajes icónicos para la comunidad trans en México. Su caso visibilizó el problema de los transfeminicidios en el país. Además, el primer albergue de América Latina creado exclusivamente para mujeres trans fue nombrado en su honor.

Pero, por desgracia, el nombre de Paola también es sinónimo de impunidad y simboliza la revictimización de las mujeres trans en casos de crímenes de odio. A cuatro años del crimen en su contra, su asesino sigue en libertad. Además, las autoridades siguen sin disculparse por haberla revictimizado.

Impunidad

El asesinato de Paola Buenrostro es el primer caso de transfeminicidio reconocido como tal en México.

El 30 de septiembre de 2016, Paola ejercía el trabajo sexual en Puente de Alvarado, una de las principales avenidas de Ciudad de México, cuando un automovilista se detuvo para solicitar sus servicios. Sin embargo, al percatarse de que se trataba de una mujer trans, el sujeto le disparó.

Kenya Cuevas, la mejor amiga de Paola, lo observó todo. Grabó un video, ayudó a detener al asesino y brindó su testimonio ante las autoridades. Sin embargo, el agresor quedó en libertad ese mismo día.

En entrevista para Homosensual, Kenya Cuevas comentó que cuatro años después de los hechos, el asesino de Paola Buenrostro continúa prófugo. La activista comentó que mientras no se cumpla la orden de aprehensión, el caso no puede ser judicializado. Por ende, la carpeta de investigación se mantiene detenida.

Paola Buenrostro
Manifestación de activistas trans por el transfeminicidio de Paola Buenrostro realizada en junio de 2019

Sin disculpas

Tres años después del asesinato, en junio de 2019, la Comisión de Derechos Humanos de la Ciudad de México (CDHCM) emitió una recomendación sobre el caso dirigida a la Fiscalía capitalina.

La CDHCM determinó que las autoridades violaron el derecho a la identidad de Paola Buenrostro debido a que después de su asesinato se refirieron a ella con pronombres masculinos. Asimismo, se determinó que la investigación no se realizó con la debida diligencia. A su vez, las autoridades negaron en un primer momento medidas de protección para Kenya, quien incluso sufrió un atentado por haber atestiguado el ataque.

Por lo anterior, la CDHCM recomendó a la Fiscalía emitir una disculpa pública tanto a Paola como a Kenya. Asimismo, la recomendación incluía la reparación del daño y una serie de puntos modificatorios para evitar la repetición del daño.

Kenya Cuevas: la activista constructora de hogares

Al respecto, Kenya Cuevas comentó a Homosensual que las disculpas siguen sin llegar. En enero, la activista logró reunirse con la fiscal Ernestina Godoy. En el encuentro, las partes acordaron que la Fiscalía capitalina emitiría la disculpa pública para Paola Buenrostro este 30 de septiembre, en su aniversario luctuoso. Sin embargo, la promesa quedó incumplida:

«Se supone que en este 30 de septiembre se me tenían que dar la disculpa pública. En enero me manifesté en la Comisión Nacional de Derechos Humanos y luego fui recibida por la fiscal Ernestina Godoy. Empezamos a realizar juntas mensuales pero en marzo se suspendió todo por la covid. Al llegar septiembre no tenían absolutamente nada, entonces la propuesta fue que empezáramos a trabajar en los puntos recomendatorios a lo largo del año y que se me proporcione la disculpa pública el 30 de septiembre en 2021».

Kenya Cuevas Paola Buenrostro
En enero, Kenya Cuevas y activistas trans protestaron frente a la CNDH portando un féretro en honor a Paola Buenrostro.

Sin reparación del daño

Por otro lado, también sigue pendiente la reparación del daño para la activista. A cuatro años del asesinato de Paola Buenrostro, Kenya sigue sin acceder a tratamiento psicológico. Tampoco se le ha compensado laboralmente. Y es que, debido a las amenazas y atentados sufridos por presenciar el caso, su vida cambió por completo:

«Yo antes ejercía el trabajo sexual y ya me había resignado a esa vida. Ya tenía una estabilidad en trabajo sexual. Sin embargo, al dejar de trabajar por las amenazas de muerte estuve que hace un año sin recursos para poder comer».

Debido a lo anterior, las autoridades también le deben una compensación económica a Kenya.

Autoridades de CDMX son peores que clientes violentos: Copred

El legado de Paola

El asesinato de Paola Buenrostro le cambió la vida a Kenya Cuevas. Pero no solo a ella, también a cientos de mujeres trans.

Al no poder ejercer el trabajo sexual, Kenya se dedicó al activismo. Fundó la Casa de las Muñecas Tiresias en 2018 y, en 2019, la Casa Hogar Paola Buenrostro. Ambos proyectos están dedicados a apoyar a mujeres trans y trabajadoras sexuales en situación de vulnerabilidad.

Conoce la primera casa hogar para gente trans en CDMX

Además, la lucha de Kenya por obtener justicia para Paola logró visibilizar el problema de los transfeminicidios en México, así como la violencia contra las trabajadoras sexuales:

«Tuvimos un gran impacto. Las universidades, las empresas y el Gobierno comenzaron a realizar conversatorios sobre la comunidad trans para visibilizar esa problemática. Se logró también visibilizar el tema del transfeminicidio. La palabra ‘transfeminicidio’ no era mencionada antes, y ahora se empezó a mencionar».

Finalmente, como parte de las recomendaciones del caso Paola Buenrostro, las autoridades deben modificar el Código Penal de la Ciudad de México. También se deben ajustar los procedimientos judiciales y el protocolo de actuación de la Fiscalía en casos que involucren a personas LGBT+.

https://www.homosensual.com/lgbt/activismo/activistas-trans-mexicanas-chingonas/

Gracias a la lucha de Kenya Cuevas, el asesinato de Paola Buenrostro logró que comience a atenderse la problemática de los transfeminicidios en México. Sin embargo, el crimen continúa impune.

Edgar Ulises
Hago periodismo y comunicación política. Sigo la actividad legislativa: ahí nos representan o nos joden. El cambio está en los movimientos sociales.
error: Alert: Ya te vimos pillín, mejor comparte.