30 cosas que debes saber de la bisexualidad

bisexualidad-orientación-sexual
Te compartimos esta breve guía sobre la bisexualidad. / Imagen: Expansión Radial

Este texto te servirá como una pequeña guía sobre la bisexualidad. Te decimos en qué consiste esta orientación sexual y algunos de sus conceptos clave.

Si eres (o sospechas ser) bisexual o tienes familiares y amigues que lo son y quieres apoyarles, llegaste al lugar indicado para aprender lo básico sobre la bisexualidad. Toma asiento, una libreta y ¡suerte en este bi parade!

1. Definición

Hoy en día es más frecuente encontrar sitios de internet y folletos en los que se aborda el significado conceptual de lo que es la bisexualidad. Tal y como lo expone el Consejo Nacional Para Prevenir la Discriminación (Conapred), se entiende por bisexualidad:

«La capacidad de una persona de sentir una atracción erótica afectiva por personas de un género diferente al suyo y de su mismo género, así como la capacidad de mantener relaciones íntimas y sexuales con ellas».

2. Identidad política

En los últimos años, una de las grandes apuestas por parte de las personas bisexuales ha sido señalar que la bisexualidad no es solo una orientación sexual. También es una identidad política.

Esta es la premisa que guía el actuar de muchas activistas. Entre ellas encontramos a Luz Elena Aranda, directora de Las Reinas Chulas Cabaret y Derechos Humanos A. C. y cosecretaria general de la Asociación Internacional de Lesbianas, Gays, Bisexuales, Trans e Intersex (ILGA World, por sus siglas en inglés).

3. June Jordan

Si pasas tus tardes leyendo blogs dedicados al bi pride es muy probable que hayas escuchado el nombre de June Jordan. Esta ensayista, poeta, docente y activista fue pionera en plantear a la bisexualidad desde una perspectiva interseccional.

Ella es June Jordan. / Foto: AWID

A ella también le debemos que las bi stories formen parte de los espacios periodísticos.

4. Sospecho que soy bisexual, ¿ahora qué hago?

Antes que cualquier cosa: identificarnos y militar bajo una disidencia sexogenérica es un proceso muy personal. Recuerda que la explicación de tu sexualidad no es algo que le debas a alguien (ni siquiera a la comunidad LGBT+).

Estar en el clóset es una decisión válida. Ahora, si crees que la ‘B’ es la letra que te abraza, en internet puedes encontrar muchos sitios que, como Homosensual, están dispuestos a acompañarte en tu descubrimiento.

El conocimiento de la orientación sexual no es un recetario, hay muchos tests que te darán algunas pistas.

5. «Es que es algo medio raro»

Una de las frases que recuerdo haber escuchado por parte de mis compas cuando les dije que era bisexual fue que «siempre había sido medio rara».

Las personas bisexuales no somos una especie rara. Somos igual de valiosas que toda la gente dentro y fuera del colectivo. ¿Acaso también se pensará que existe un gen bi?

6. Enfoques desde los que se ha construido la definición conceptual de la bisexualidad

Es cierto: aún hay gente que se empeña en asegurar que no existe la bisexualidad. No obstante, esta disidencia sexual ha sido objeto de estudio desde hace algunos años.

Actualmente son 4 los enfoques en los que se apoya la construcción conceptual de la bisexualidad: psicológico, biológico, conductual y cultural.

7. Escala de Kinsey

Aunque este instrumento llega a ser un tanto problemático, no podemos olvidar que ayudó a sustentar múltiples estudios sobre la bisexualidad. A partir de una investigación realizada por Alfred Kinsey y colegas, fue posible plantear la premisa de que no se puede hablar de una bisexualidad, sino de bisexualidades.

8. Lo que abarcan las bisexualidades

Gracias a los niveles de la escala de Kinsey, especialistas como Eli Coleman contribuyeron al abordaje de la ‘B’ a partir de otros factores como las sensaciones eróticas, los afectos y las muestras de admiración.

9. El significado de la bandera

Es cierto: todes estamos cobijades por la rainbow flag. Sin embargo, las personas bisexuales tenemos en nuestra recámara o perfil de redes sociales la bandera del bi pride.

Este símbolo fue diseñado por Michael Page y se le vio por primera vez el 5 de noviembre de 1998. De una forma muy resumida, el significado de las 3 franjas horizontales es el siguiente:

  • Magenta: orientación homosexual
  • Azul: atracción opuesta
  • Morada: atracción sexoafectiva hacia personas tanto del sexo opuesto como del mismo
En la bisexualidad, la persona siente atracción romántica y sexual tanto por hombres como por mujeres. / Foto: Pinterest

10. Bi-angles

Cuando se dio a conocer la bandera del orgullo bisexual se desató una pequeña polémica, pues los colores ya habían sido empleados en otro símbolo que también nombraba y reivindicaba la bisexualidad: los triángulos de Liz Nania, activista que apoyó en la organización del primer contingente bisexual en Estados Unidos.

11. 23 de septiembre

Desde 1999, las personas bisexuales y aliadas dedicamos esta fecha a reivindicar nuestra lucha. El establecimiento de esta efeméride fue propuesto por 3 activistas: Wendy Curry, Michael Page y Gigi Raven Wilbur. Así como lo reporta Amnistía Internacional, una de las razones para elegir este día fue el cumpleaños de Freddie Mercury, un ícono para la letra ‘B’.

12. Bisexualidad y pansexualidad, ¿sinónimos?

Especialistas como la psicóloga clínica Silvina Valente consideran que no hay distinción entre la bisexualidad y pansexualidad. Empero, estas orientaciones sexuales tienen sus particularidades en cuanto a factores como la atracción.

Más que quedarnos estancados en el debate de que si una niega a la otra, es importante que tengamos en cuenta que la bisexualidad puede estar dentro del paraguas pansexual.

13. ¿Se puede dejar de ser bisexual?

Recordemos que la sexualidad es un espectro muy flexible y dinámico. No obstante, una de las falsas creencias en torno a la bisexualidad es que puede ser puesta en duda al momento de relacionarse sexoafectivamente con una pareja.

Esta orientación sexual no funciona así. No por el hecho de estar con una persona del sexo opuesto eres heterosexual. Ni compartir tu vida con alguien de tu mismo sexo te hace gay o lesbiana.

14. ¿Mitad ‘hetero’ y mitad ‘lesbiana/gay’?

Uno de los grandes retos a los que nos enfrentamos al salir del clóset bisexual es que, generalmente, gastamos mucho tiempo en explicar de qué va nuestra orientación sexual e identidad política.

Por el pensamiento binario en el que estamos inscritas/os/es nos es muy complicado pensar realidades, experiencias, deseos y afectos fuera de una lógica dicotómica y excluyente.

Durante muchos años a las personas bisexuales se nos ha pensado bajo la lógica de la galleta oreo: Mitad vainilla, mitad chocolate. Queride amigue y familiar que tiene curiosidad: por favor no nos pregunten ‘qué nos gusta más’.

15. ¿Existen consideraciones especiales al momento de salir con una persona bisexual?

La respuesta se resume en uno de los monosílabos más utilizados por la humanidad: no. Aunque esta no debería ser una pregunta, es una de las dudas más frecuentes en redes sociales.

Así como lo recalca la organización Advocates for Youth, las relaciones sexoafectivas de y con personas bisexuales requieren de los mismos acuerdos que cualquier otro vínculo: respeto, uso de pronombres con los que la persona se sienta más cómoda, establecimiento de límites y consentimiento.

16. ¿Qué hacen las personas bisexuales en su vida cotidiana?

A pesar de que esta pregunta nos cause cierta gracia (ajá, porque tal parece que ser bisexual es ser extraterrestre), algunas personas suelen creer que en nuestra rutina sí o sí incluimos alguna de sus fantasías y fetiches sexuales.

Toparnos con este tipo de interrogantes es más común de lo que parece. Tanto que, en una conferencia, a la activista y reina chula Luz Elena Aranda le preguntaron que:

«¿En dónde quedaban las orgías?».

17. Tipos de bisexualidad

En 2006, la psicoterapeuta Rinna Riesenfeld publicó el libro Bisexualidades: entre la homosexualidad y heterosexualidad. Si bien el trabajo de Riesenfeld es uno de los más populares en este terreno, es fundamental mantener una postura crítica frente al título y los propios contenidos.

En el texto, la especialista en sexualidad sugiere la existencia de 9 tipos de bisexualidad: de vitrina, en la fantasía, experimental, momentánea, circunstancial, específica, periódica, alternante y simultánea.

18. Bifobia

Al igual que otras disidencias del colectivo LGBT+, las personas que nos identificamos como bisexuales nos enfrentamos a múltiples violencias. Sabemos que el rechazo, miedo, asco y la intolerancia cuentan con un amplio abanico de manifestaciones.

Algunos prejuicios o expresiones de odio suelen ser formuladas como ‘simples bromas’ y otras se traducen en acciones que buscan borrar nuestra existencia. En caso de que te hayas sumado al trend de Put a finger down en TikTok, tienes más que claros los ejemplos de este concepto. ¿A cuántas personas bisexuales nos dijeron que somos ‘así’ por querer copiarle a alguien? ¿A ustedes también les señalaron como personas indecisas y que «querían llamar la atención»?

19. Infidelidad

Desafortunadamente, la primera palabra relacionada con esta orientación sexual es ‘infidelidad’. A la fecha no existen datos estadísticos o investigaciones de corte científico que demuestren que la infidelidad es una característica inherente y exclusiva de les bisexuales. Esta creencia solo ha sido una de las muchas falacias que robustecen el discurso bifóbico.

20. Inmadurez

Sabemos que los grupos anti-LGBT+ son especialistas en describir a las disidencias sexogenéricas a base de prejuicios. En la mente de conservadores y demás personas poco agradables, cada letra tiene un adjetivo. Los gays son ‘enfermos’. Las lesbianas son unas ‘desviadas’ y les bisexuales son ‘escuincles inmaduros’. El uso de la palabra ‘inmadurez’ no solo es bifóbico. También parte de una visión adultocentrista.

21. ¿Les bisexuales fingimos nuestros sentimientos?

Otra de las palabras que forman parte del léxico de la bifobia es ‘deshonestidad’. Tanto personas al interior como al exterior de la comunidad se han encargado de denunciar que sus parejas bisexuales suelen ‘mentir’ respecto a su orientación sexual en lugar de cuestionar por qué las dinámicas sexoafectivas carecen de confianza. La ‘deshonestidad’ y ‘falta de confianza’ son 2 de los prejuicios a los que más se enfrentan las personas bisexuales que están casadas.

22. Experiencia en apps de ligue

Y ya que estamos hablando de bifobia, queremos hacerte algunos spoilers de lo que podrás experimentar cuando optes por darte de alta en alguna aplicación para ligar.

Además de la constante relación de amor/odio, como persona bisexual entrarás en la encrucijada de qué servicio ocupar. En más de una ocasión te toparás con gente que, bajo una superioridad moral, te cuestionará los motivos por los que estás en una app de ligue.

Así como todes les estudiantes que convivieron con Regina George (Mean Girls, 2004), te sentirás personalmente atacada/o/e por el algoritmo, ya que (casi) siempre quiere negarnos como bisexuales.

Las invitaciones a tríos serán un 24/7, darling. Pero no te preocupes, en Homosensual siempre estaremos para escucharte y darte algunos consejos para que tengas una mejor experiencia.

Hay perfiles en las apps de ligue que rechazan a las personas bisexuales. / Imagen: Especial

23. Tríos

Lo sabemos, para todas las personas bisexuales escuchar la palabra ‘trío’ es a kick in the ass. Aprovechando que estamos en este back to basics sobre la bisexualidad, recordemos que no existe una relación intrínseca y obligada entre los tríos y ser bisexual.

Además de que esto niega las experiencias de una gran parte del colectivo bisexual (por ejemplo, de quienes somos bisexuales y asexuales), es muy incómodo y nutre una de las falsas creencias respecto a esta orientación sexual. La bisexualidad no está descrita ni es caracterizada por una práctica sexual en específico.

24. ¿La bisexualidad niega el lesbianismo político?

Si tienes una cuenta en Twitter o Facebook te habrás dado cuenta de que existe una pugna innecesaria por parte de algunas corrientes ‘feministas’. Es probable que en más de una ocasión alguna de tus compas lesbianas te haya dicho que te asumes como bisexual «porque no te atreves a alesbianarte».

Además de demostrar una violencia horrible, este tipo de expresiones son erradas, ya que la orientación sexual no es una decisión: es un deseo. La existencia y resistencia de las mujeres bisexuales no pone en riesgo ni borra la lucha lésbica.

Inventar conflictos donde no los hay no es muy radical de nuestra parte ¿o sí? Friendly reminder: andar repitiendo a diestra y siniestra que «la bisexualidad sigue siendo heterosexualidad obligatoria» no es ir en contra de los sistemas de opresión. Al contrario: es ser parte de ellos.

25. Hombres bisexuales

La bifobia tiene prejuicios particulares acerca de hombres, mujeres y personas no binarias. Sin duda, los varones bisexuales son constantemente negados. Esta problemática tiene muchas causales. Casi todas derivan del modelo hegemónico de masculinidad.

Otro de los factores que han motivado la invisibilización de los hombres bisexuales es que hay un gran vacío estadístico. Uno de los pocos acercamientos a la información es el de Movement Advanced Project. Acorde con una encuesta realizada en 2016, el 52% de las personas entrevistadas se identificaron como bisexuales. El 33% corresponde a las mujeres y el 19% a los hombres.

26. Declaración de Ítaca sobre la bisexualidad (1972)

Redactada por el Comité Cuáquero de Amigos de la Bisexualidad de la revista The Advocate, esta declaración es uno de los documentos más importantes del movimiento. Su redacción estuvo inspirada en las narrativas de los movimientos antibélicos, feministas y de derechos civiles.

27. Espacio de Encuentro Bisexual

Su creación fue uno de los eventos más importantes del movimiento bisexual en los países de América del Sur (particularmente Argentina), ya que surgió de la necesidad de contar con una epistemología propia. Se llevó a cabo en 2011.

28. Colectivas mexicanas

Querida chica bisexual, si alguna vez te has sentido excluida o alejada del discurso de los grupos en los que buscas apoyo (político y emocional), te decimos que no te agüites.

Existen otros espacios en los que no tendrás que estar explicando tus afectos. Colectivas y organizaciones como Musas de Metal, Marcha Lencha, Las Reinas Chulas, Feminasty y Mujeres Colibrí Colectiva LésBica siempre te darán la bienvenida.

29. ¿Dónde está la representación bisexual?

Aunque la representación literaria y audiovisual sigue siendo una deuda con la letra ‘B’, cada vez es más frecuente encontrar y encariñarse con personajes que son como nosotres. Te compartimos algunos ejemplos en donde puedes encontrarles:

  • Series: Orange Is the New Black, Las Aparicio, Teen Wolf, Glee, Hannibal, Brooklyn Nine-Nine, Game Of Thrones, Lucifer, Riverdale, The Simpsons y Skins
  • Universo Marvel (MCU): Loki, Valquiria, Peter Quill (Star-Lord), Electro, Psylocke, Mystique y Destiny
  • Artistas en la música: Miss Bolivia, Princess Nokia, Kali Uchis, Brian Molko, David Bowie, Peaches, Jehnny Beth, Amy Winehouse y Billie Joe Armstrong
  • Literatura: Leah a destiempo, Lo que descubrí de ti, Fábula de un otoño romano, Fatma y Marcelo, El sueño de Alex y Contra Corriente

30. ¿A qué textos te puedes acercar si quieres aprender de bisexualidad?

Como escribimos al principio, este texto es un back to basics sobre lo que es la bisexualidad como orientación sexual e identidad política. En caso de que quieras acercarte al tema desde formatos más extensos, te recomendamos los siguientes libros:

  • Carne y pescado. 30 bisexuales hablan por primera vez (Francesc Strino, 2006)
  • Negra (Wendy Guerra, 2013)
  • La intermitencia del deseo. Sobre la verdad, la bisexualidad y el deseo (Michael Amherst, 2019)
  • Sueño contigo, una pala y cloroformo (Patricia Castro, 2019)
  • Bisexualidades feministas. Contra-relatos de una disidencia situada (Obra colaborativa, 2019)

¿Qué te pareció esta breve guía sobre la bisexualidad?

Con información de Refinery 29, Amnistía Internacional, Advocates for Youth, Glosario de la diversidad sexual, de género y características sexuales, Federación Estatal de Lesbianas, Gais, Transexuales y Bisexuales (FELGTB) y La bisexualidad en cifras

error: Alert: Ya te vimos pillín, mejor comparte.