¿Se necesitan beneficios médicos adicionales en SGMM para personas trans, intersexuales y NB?

Esto es lo que se debe considerar sobre los seguros de gastos médicos mayores y las personas trans, intersexuales y NB. / Foto: La silla rota

Contar con un seguro de gastos médicos mayores (SGMM) es una cuestión que algunas personas LGBT+ eligen, aquí te decimos si existen particularidades que las personas trans, intersexuales y no binarias (NB) deban considerar.

En México, el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) y el Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE) son los principales proveedores de seguridad social en el país y proporcionan servicios médicos a sus derechohabientes, pero debido a la saturación que llegan a experimentar estos servicios, muchas personas optan por contratar un seguro de gastos médicos mayores (SGMM), pues en el caso de las personas trans, no binarias (NB) e intersexuales se llegan a tener necesidades médicas específicas que pueden ser costosas de cubrir.

Por ello, es importante debatir y analizar si los seguros de gastos médicos mayores las deberían cubrir o no, y bajo qué condiciones. Por ejemplo, los tratamientos relacionados con la transición de género y otros cuidados relacionados con la salud de la identidad de género.

Un SGMM es un tipo de seguro de salud que cubre gastos médicos en instituciones privadas, principalmente aquellos que requieren de atención generalmente costosa. En este sentido, los gastos cubiertos por un SGMM pueden incluir los costos de hospitalización, cirugía, medicamentos recetados, tratamientos, terapias y más. Aunque es importante notar que los SGMM tienen una serie de exclusiones, limitaciones y que el alcance de su cobertura puede variar dependiendo de alguna política específica. MIRA ESTOS CONSEJOS PARA IR AL MÉDICO SI ERES TRANS.

Contexto en los servicios de salud públicos

En 2019, el IMSS anunció su compromiso con la atención de la población LGBT+ y ha estado impulsando campañas internas de difusión sobre la atención a «minorías sexuales». En dichos esfuerzos se contempla la inclusión de la cobertura de las terapias de remplazo hormonal y cirugía de reasignación de género. Sin embargo, varios testimonios en redes manifiestan que tanto en el IMSS como en el ISSSTE les rechazan el acceso a los tratamientos.

Contrastando esta información, encontramos que la Condusef (Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros) plantea que solo el 9% de los mexicanos cuentan con un SGMM. Y muchas veces el acceso a este servicio es parte de los paquetes de beneficios que algunas empresas les dan a sus colaboradores. Lo que nos deja claro que la gran mayoría de la población trans, intersexual y no binaria se encuentra desprotegida para cualquier tema de salud. Y con mayor razón en lo referente a tratamientos de reafirmación de género. CONOCE ESTOS PROYECTOS QUE DEFIENDEN EL ACCESO A LA SALUD DE LA POBLACIÓN SEXODIVERSA. 

¿Hay aseguradoras que cubran a las personas trans, intersexuales y no binarias?

La respuesta es sí, pero dependerá mucho del tipo de servicio que se contrate. En algunos casos es más costoso contratar las pólizas de forma individual que como parte de un paquete empresarial. Las pólizas empresariales son aquellas en donde el patrón cubre parte o la totalidad del costo y lo otorga como beneficio a sus colaboradores.

Ahora bien, hay que tener en cuenta que todas las pólizas pasan por mecanismos de evaluación para poder hacer efectivo su cobro o uso. Por ejemplo, tener ciertos años de antigüedad para tener acceso a determinados tratamientos. O contar con el diagnóstico médico posterior a la contratación del servicio, solo por mencionar algunos.

Y en este punto es donde las cosas se complican para las personas trans, intersexuales y no binarias que planean acceder a un seguro de gastos médicos mayores. Muchas veces no contamos con los documentos legales acordes con nuestra identidad de género, lo que dificultará el acceso a ciertos tratamientos. Y a la inversa, ya que si por ejemplo eres una mujer trans es posible que si requieres un tratamiento de próstata te lo nieguen, argumentando que no pueden tratar a una mujer (legal) por ese padecimiento. CHECA ESTOS DATOS SOBRE LA PRIMERA CLÍNICA TRANS EN CDMX.

Ir al médico siendo una persona trans, intersexual o NB puede resultar complicado, por eso hay que tomar en cuenta ciertas cuestiones al contratar un SGMM. / Foto: Vice

¿Qué debería tener una póliza de seguro de gastos médicos mayores (SGMM) para personas trans, intersexuales y no binarias?

De primera instancia y lo que más solicitamos las personas trans es la cobertura para terapias de remplazo hormonal (medicamentos y endocrinólogo). Posteriormente, las cirugías relacionadas con la reafirmación de género, como pueden ser mastectomía, aumento de senos, orquiectomía, histerectomía, vaginoplastia y faloplastia.

En el caso de las personas intersexuales, una de las principales solicitudes es el acceso a cirugías para el tratamiento de la intersexualidad. Aunque estos son casos muy particulares, ya que hay varios tipos de condiciones intersexuales y cada una requerirá un tratamiento específico acorde a las necesidades de la persona usuaria.

Este punto es de gran relevancia mencionar que una cirugía como la vaginoplastia podrá costar entre $350,000 y $500,000 pesos mexicanos, aproximadamente (dependiendo del médico y el hospital). Esto deja el acceso a estos tratamientos fuera de las posibilidades de muchas personas, debido a su alto costo, aún sin contar medicamentos y periodos de recuperación.

Posteriormente, se puede considerar el acceso a la cobertura para tratamientos relacionados con la salud reproductiva, como la fertilización in vitro. O bien, tratamiento de personas gestantes no necesariamente con identidad legal como mujeres, ya que podremos tener embarazos en hombres trans, por ejemplo.

Por ese motivo es importante constatar que la empresa aseguradora cumpla con procesos y políticas para la no discriminación. Esto principalmente en temas de identidad de género, expresión de género, sexo biológico u orientación sexual.

Entonces, ¿los SGMM deberían cubrir estos tratamientos o no?

De manera general la respuesta es sí porque, al ser un servicio por el que se paga, las empresas deberán cubrir los tratamientos planteados. No obstante, el problema no radica ahí, sino en la falta de sensibilización de las personas y de las aseguradoras para dar atención a un diferente sector de clientes que adquieren sus servicios.

Hoy en día, algunas aseguradoras ya cuentan con modelos de cobertura para personas trans, intersexuales o no binarias, pero los costos siguen siendo altos para la mayoría de la población. La alternativa es que este tipo de servicios puedan ser adquiridos por las empresas y sean entregados como parte de esos adicionales que te hacen querer trabajar en determinado lugar. ESTOS SON ALGUNOS CONSEJOS PARA ENCONTRAR UN MÉDICO LGBT-FRIENDLY.

¿Crees que es importante definir los criterios de aplicación de un seguro de gastos médicos mayores (SGMM) para personas trans, intersexuales y no binarias (NB)? ¿Será importante concientizar a las empresas en estos temas? Te leo en los comentarios.

Con información de El Norte, BBVA, IMSS, Noticieros Televisa y Condusef