VIH

ConVIHvencias Positivas: Encuentro de hombres ALV (a la veracruzana)

Asistentes al encuentro ConVIHvencias Positivas en Veracruz / Foto: Inspira Cambio A. C.

El 20 y 21 de agosto de 2022 se llevó a cabo ConVIHvencias Positivas, encuentro de hombres que viven con VIH en Veracruz, y te contamos lo que los asistentes pudieron experimentar.

El ejercicio siguiente fue uno de los muchos que realizamos en ConVIHvencias Positivas en el Puerto de Veracruz, encuentro entre hombres que viven con VIH organizado por Casa Veracruz, apoyado por las organizaciones Inspira Cambio A. C. y Mpact Global Action, y que desde Homosensual hemos seguido muy de cerca por ser una propuesta sumamente ambiciosa (pero no por eso irreal) para construir nuevas formas de hablar del virus y el sida. ¿Qué mejor forma de lograrlo que haciendo lo que por muchos años estuvo tan mal visto?

«¿Quién dirías que es la primera persona, real o ficticia, que supiste que vive con VIH en tu vida?»: la pregunta se arrojó al aire. Quienes contestaron dijeron: «Paulina, el personaje de Margarita Gralia en Mirada de mujer, quien vivía con VIH y desarrolló enfermedades oportunistas asociadas al sida, por las que falleció». Otra persona dijo: «Fernando Allende en la telenovela Amor de nadie, quien representó cómo Guillermo Santisteban [uno de los enamorados del personaje protagonista de Lucía Méndez] vivió con VIH hasta su desenlace fatal por enfermedades relativas al virus».

Otra persona mencionó: «Un tío que me dijeron cuando yo era niñe que estaba enfermo, murió aislado en su propia casa y en la actualidad difícilmente se menciona en mi familia». Luego se suma una nueva referencia, un hombre gay: el papel de Tom Hanks en Philadelphia. Y una más que llamó mucho la atención, la serie infantil Capitán Planeta y los planetarios. En el capítulo 11 de su tercera temporada muestra la historia de un adolescente jugador de básquetbol que al recibir un diagnóstico de VIH reactivo es ayudado por los planetarios para combatir el odio y la discriminación en su escuela. MIRA LAS PELÍCULAS INDISPENSABLES QUE HABLAN SOBRE EL VIH.

El último ejemplo fue la película Bienvenido (Welcome). Retrata el drama de una pareja heterosexual cuyo amor fue interrumpido por una despampanante mujer rubia, una noche de hotel y el espejo del baño con la inscripción en inglés: «Welcome to the world of AIDS [Bienvenido al mundo del sida]». CONOCE CÓMO FUE EL ENCUENTRO SIDOSIDADES MARICAS EN CDMX.

¿Por qué es importante llevar a cabo un encuentro para quienes viven con VIH en Veracruz?

Desde las emociones y la razón entablamos una conversación directa y abierta entre hombres de la diversidad sexual para saber cómo se vive con VIH. Las respuestas se compararon con el discurso dominante cuya lógica ha dividido a las personas en enfermas/sanas. Pero eso olvida que lo humano es más que un diagnóstico, los CD4 o carga viral de las personas, una condición de salud/enfermedad y el tomar medicación todos los días.

¿Por qué en Veracruz? De acuerdo con el Informe de muertes violentas de personas LGBT en México 2021 de la organización Letra S (Brito, Alejandro, 2022), el estado lleva ostentando el vergonzoso primer lugar en crímenes de odio desde los últimos 4 años (27 asesinatos en 2018; 28 en 2019; 13 en 2020 y 10 en 2021). Y muy probablemente refrende el título este 2022. Para agosto de este año el dato apunta a otros 19 asesinatos por orientación sexual, identidad y expresión de género. La población de mujeres trans y de hombres gay son las más vulnerables. LEE MÁS ACERCA DE LOS CRÍMENES DE ODIO EN VERACRUZ.

Es necesario decir que gran parte de estos casos de crímenes de odio ha sido atravesada por la condición de vivir con VIH (incluso como móvil). Por eso, es un índice que narra también la serofobia que, producto de la desinformación, se vive a lo largo de todo el estado y que se ha mantenido vigente debido a ese discurso dominante que recae sobre la población LGBT+.

Oportunidades y posibilidades derivadas del encuentro

Frente a estos perturbadores hechos nos preguntamos por qué o, mejor dicho, para qué creamos o compartimos narrativas de las otras personas (aquellas que no pertenecen al statu quo que es heteronormativo y punitivo). Dicha interrogante nos acompañó a lo largo de los 2 días que duró el encuentro de hombres que viven con VIH en Veracruz, ConVIHvencias Positivas.

Axel Bautista, quien coordina la agenda de VIH de la organización Inspira Cambio A. C., nos dio algunas pistas que se transformaron en una invitación a pensar otros multiversos abiertos por las palabras, particularmente aquellas a las que más hemos temido:

«Vivir con VIH siendo homosexual es una forma de ver y experimentar la VIHda».

Imaginar la reivindicación de sidosidades, decidir sobre la detectabilidad, los logros de la lucha sidosa y ‘vihchosa’, los derechos a enfermar, a vivir y a morir forman parte de un sinnúmero de planteamientos y reflexiones que llenó nuestra mente de posibilidades. O, más exactamente, ofrecen oportunidades de ser, así como de amar nuestros cuerpos con todo lo que representa, incluidos sus CD4 y cargas virales. Manifiestan la posibilidad de no pelearnos por vivir con nuestro VIH, de trabajar nuestra salud mental entre pares o iguales en comunidades terapéuticas, recibir y dar goce entre corporalidades seropositivas o serodiscordantes, reencontrarnos en nuestros dolores y ser resilientes cuando compartamos nuestros placeres (en especial los más mundanos, que están llenos de vitalidad) y darnos la oportunidad de quitarnos nosotres mismes lo ‘enfermes’, ¡porque no lo somos! ENTÉRATE DE LA HISTORIA DEL ACTIVISTA AXEL BAUTISTA. 

ConVIHvencias Positivas también es una invitación a imaginar otras posibilidades que tenemos. / Foto: Inspira Cambio A. C.

Expresarse por medio del arte, uno de los ejercicios de ConVIHvencias Positivas, encuentro de personas que viven con VIH en Veracruz

Siguiendo la misma vertiente, Oscar Mondragón (Inspira Cambio A. C.) y Dario Pretelin (Casa Veracruz) nos condujeron a mostrar nuestro lado creativo con una pregunta muy intensa: ¿Cómo dibujamos nuestra historia? Ante esta, cada asistente aportó por medio de su arte una obra con plumones de colores donde expresamos una parte de nuestro físico. Y entre todas las personas formamos un solo cuerpo (social) identificando el lugar en el que habita en nosotras el virus. El verdadero reto fue no pensarlo desde el discurso dominante, sino atrevernos a reimaginarlo como una «fuerza transformadora de VIHdas».

Por supuesto, para varies de les 13 participantes que veníamos de diferentes estados de la república (Veracruz, Oaxaca, Tabasco, Chiapas y Ciudad de México) fue la primera vez que nos preguntamos algo similar. Algunas respuestas fueron:

  • «En el corazón»: porque se transformó en un motor resiliente que le permitió no centrarse solo en sí mismo, sino también en quienes estaban alrededor y vivían situaciones similares.
  • «En mi perineo, como símbolo de mi placer y festejo a la vida»: y explicó que fue la zona por donde entró el virus, que después se conectó a su hipotálamo, donde se crearon las ideas llenas de miedo, antes de terminar en sus manos, con la esperanza de crear (y sublimar) en sus pinturas.
  • «En mi boca»: por la fijación de dar pasión oral mediante el contacto de los labios o por la capacidad de ser una palabra transformadora.
  • «En mis venas»: tanto por ser por donde pasa la sangre como por su conexión con el consumo de drogas.

Esto último está relacionado fuertemente con el discurso dominante de que la única forma de vivir dignamente es la abstinencia, aun cuando en la búsqueda de otras respuestas ante las sustancias, diagnósticos o condiciones diversas podemos hallar formas de hacer comunidad para reducir riesgos, mitigar daños y acompañarnos.

¿Qué significa dejar de ser espectadores?

Por su parte, Eduardo Lugo y Alfonso Rivers de Casa Veracruz extendieron el trabajo a no ser solo espectadores y opinólogos de los procesos de transformación. Nos motivaron a ser agentes de cambio, lo que significó una sacudida a nuestras actitudes silentes y nos instó a hacer para transformar, con los recursos que teníamos en ese momento a nuestro alcance.

Aprovechamos principalmente nuestro capital creativo, así como el hecho de que era la primera vez que nos reuníamos tantos hombres gay que viven con VIH en Veracruz para pensar sobre nuestras formas de vivirlo. Nos dividimos en 2 equipos para desarrollar ideas innovadoras con las cuales creamos un par de campañas publicitarias de emprendimiento social.

Una de ellas estaba dirigida a personas que viven con VIH de la tercera edad. Se les compartía información sobre tratamientos, adherencias y necesidades específicas de salud para ellas. La otra campaña apuntaba a organizaciones sociales que tienen incidencia a lo largo del estado de Veracruz. Esto con el fin de potenciar el trabajo que ya se está haciendo, pero ahora pensado específicamente para jóvenes de 18 a 29 años con reciente diagnóstico de VIH reactivo, para que sepan que «no están solxs».

También se trabajó con el cuerpo

Uno de los grandes aciertos del encuentro fue que no todo se quedó en la parte de la psique, el pensamiento y la reflexión. El equipo de Casa Veracruz encaminó el encuentro ConVIHvencias Positivas también a un trabajo directamente corporal. De la mano y la sabiduría de Daniel Sosa aprendimos a usar la respiración como medio para llenarnos de vitalidad y energía.

Nos enseñó ejercicios de estiramiento y posturas provenientes del yoga para aplacar nuestra mente cuando sentimos ansiedad, estrés o preocupación. La meditación fue particularmente fructífera porque nos ayudó a sabernos en el aquí y ahora de las circunstancias. Sobre todo tomando en cuenta lo difícil que es mantenernos en el presente. Aunque, irónicamente, es el único tiempo en el que vivimos. CHECA EL CÓMIC DE AUTOCUIDADO Y SALUD SEXUAL DE INSPIRA CAMBIO A. C.

Se llevaron a cabo ejercicios de meditación. / Foto: Inspira Cambio A. C.

¿Qué nos llevamos de este encuentro?

Al final, aunque hablamos de nuestros placeres, sentimientos, emociones, resiliencias, conflictos, amores, corazones rotos y demás, esta experiencia de ConVIHvencias Positivas se transformó en un lugar político y de lucha social. Fue un mensaje a les 307 558 veracruzanes LGBT+ (INEGI, 2022), con invitación extensiva a todo el país, a abrazar su diversidad y condiciones de forma amorosa, comprensiva y empática entre nosotres. A emanciparnos de lo normado que patologiza afectos y categoriza personas.

Tras un gran fin de semana de crecimiento y aprendizaje, lo que queda es seguir observando otras realidades del vivir con VIH. Como muy bien lo compartió Alex Garner (Mpact Global): «Ser indetectable es un privilegio». Seamos cariñoses ante cualquier decisión (sí, aunque esa sea no tomar TARV), ya que el ejercicio más poderoso que podemos hacer es regresar lo humano a vivir con virus en nuestro contexto actual. Sobra decir que estamos atravesando la pandemia de COVID-19 y los brotes de viruela símica han traído de vuelta antiguos estigmas que recaen sobre la población gay.

Ante todo, la mayor ironía es que la ‘H’ del acrónimo VIH significa ‘humano’, un adjetivo que pese a siempre haber estado ahí parece haberse reducido a un mero detalle en las últimas 4 décadas. Hoy más que nunca debemos recordar que solo ejerciendo nuestra humanidad de forma comunitaria podremos dar no únicamente respuestas a los diferentes virus con los que coexistimos en este mundo, sino también soluciones amorosas para con nosotres mismes.

El encuentro nos demostró lo importante de formar una comunidad. / Foto: Inspira Cambio A. C.

¿Ya conocías de lo que trató ConVIHvencias Positivas, encuentro de hombres que viven con VIH en Veracruz?

Con información de Inegi, Letra S, Casa Veracruz e Inspira Cambio A. C.