VIH

7 puntos clave sobre los CD4 y el VIH

CD4 y virus de VIH

CD4 y VIH: conoce su importancia / Foto: Adobe Stock

El médico infectólogo Miguel Ángel Minero Hibert nos compartió información sobre los linfocitos CD4 y por qué están relacionados con el VIH.

Hablar sobre temas de salud se ha vuelto especialmente relevante debido a la pandemia de la COVID-19, y eso nos recuerda la importancia de informarnos sobre términos relacionados con VIH y sida que —a pesar de haber estado en el ojo público desde hace varias décadas— aún no quedan del todo claros, como los famosos linfocitos CD4.

Para conocer 7 puntos clave, en Homosensual charlamos con Miguel Ángel Minero Hibert, médico infectólogo adscrito al Hospital 20 de Noviembre. Él nos ayudó a despejar algunas dudas y a reafirmar varios conceptos que te presentamos a continuación.

¿Qué son los CD4?

En términos generales, los CD4 son las células que el virus del VIH ataca. Son nuestra primera línea de defensa. Estas células tienen un papel importante en protegernos de infecciones y de activar una respuesta en nuestro sistema inmunológico.

¿Cuál es la relación de los CD4 con el sida?

Una cuenta total de CD4 baja o muy baja por un tiempo prolongado desencadena la presencia de enfermedades definitorias de la fase sida. Es por ello que mantener niveles de CD4 óptimos es vital para no llegar a ella. LEE CÓMO PASÉ DE FASE SIDA A INDETECTABLE.

¿Cuáles son los niveles óptimos de CD4 que indican que nuestro sistema se encuentra fuerte?

Los niveles por arriba de 500 células son los ideales para decir que alguien no presenta inmunosupresión (defensas bajas). Niveles entre 200 a 500 se considera una inmunosupresión leve. Y, por último, niveles por debajo de 200 se considera una inmunosupresión severa (sida). Asimismo, existen personas que pueden llegar a tener menos de 50 CD4. Esto se considera una urgencia médica, por lo que ante un cuadro así se debe contactar al médico infectólogo cuanto antes. 

Conocer tus CD4 es importante / Foto: Adobe Stock

¿Cómo podemos conocer nuestros niveles de CD4?

Es necesario extraer una muestra de sangre y, a partir de ella, hacer un conteo de estas células.  Existe un estudio que puede contar solo CD4 o uno llamado «subpoblación de linfocitos», que cuenta todos los CD de nuestro cuerpo, incluidos los CD4. MIRA CÓMO REACCIONÓ MI MAMÁ CUANDO SALÍ DEL CLÓSET DEL VIH.

¿Por qué es importante que las personas que vivimos con VIH conozcamos nuestro nivel de CD4?

Es un aspecto fundamental que debe ir de la mano de un adecuado apego a los medicamentos antirretrovirales. Ambas situaciones (apego y CD4 arriba de 500) son la garantía de tener una esperanza de vida equivalente a las personas que no viven con VIH.

El simple hecho de tener el virus no es la única razón que puede generar la muerte como complicación. La baja de CD4 a niveles de alarma nos pone en riesgo para adquirir cualquier tipo de infección grave. Estas infecciones se llaman «oportunistas», pues aprovechan el mejor momento, cuando el sistema de defensas está débil (CD4 bajos), para poder afectarnos. Por lo tanto, los CD4 en niveles óptimos nos ayudan a mantener a raya a estas infecciones oportunistas. 

¿Existe alguna manera de elevar nuestros niveles de células CD4?

Existen terapias o tratamientos que estimulan la producción de linfocitos. Sin embargo, no hay indicación para su uso en personas con VIH. Esto es importante, pues mucha gente difunde información dudosa de cómo supuestamente elevar los CD4 en dicha población. Lo que sí está comprobado es el hecho de que ser indetectable ayuda al sistema inmune. Cuando la carga viral está prácticamente suprimida, esta no compromete más CD4 y estos irán en aumento paulatinamente. 

En Internet rondan muchos remedios’ o métodos para elevar las células CD4. ¿Es fiable esta información?

No es fiable. Siempre debes consultar a un médico especialista, ya que muchos ‘remedios’ o medicamentos pueden tener efectos cruzados o adversos con los antirretrovirales. Lo recomendado es el apego al tratamiento prescrito por tu médico infectólogo, alimentación sana y realizar actividad física. CONOCE LAS CONMOVEDORAS HISTORIAS DE ESTAS PAREJAS SERODISCORDANTES.

Ahora que ya tienes más noción acerca de qué son los CD4, para qué sirven y qué hacer frente a información poco fiable, lo mejor siempre será acercarte a especialistas de la salud. En este caso, tu médico infectólogo es el que evaluará personalmente tu situación y verá cuál es la mejor alternativa para ti.

Comparte esta nota para que más personas se informen sobre las CD4 y el VIH. ¡Muchas gracias por cuidarte!

error: Alert: Ya te vimos pillín, mejor comparte.