Qué exámenes debes hacerte si tienes una vida sexual activa

exámenes pruebas vida sexual activa estudios
Te decimos qué estudios te debes hacer si tienes una vida sexual activa. / Foto: Adobe Stock

Si tienes una vida sexual activa, estos son los exámenes que te debes realizar de manera periódica.

Una de las dimensiones del sexo seguro es la realización de pruebas y exámenes que debes hacerte de manera periódica si tienes una vida sexual activa. Además de ayudarnos a prevenir, o en su caso atender alguna infección de transmisión sexual (ITS), el seguimiento médico es un acto de amor propio y de responsabilidad afectiva.

Examen para la detección de clamidia y la gonorrea

Tal y como lo señalan especialistas de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), la clamidia puede tener una fase asintomática. Es la ITS más común en México y puede presentarse en todas las edades. Por esta razón se recomienda hacerse pruebas una vez al año. La presencia de clamidia en nuestro organismo puede detectarse a través de:

  • Pruebas de amplificación de ácido nucleico (NAT, por sus siglas en inglés): para realizarla es suficiente con una muestra de orina.
  • Cultivo de clamidia: personal especializado toma una muestra de fluidos que se encuentran en la zona del cuello uterino, la uretra, el ojo, el recto o la garganta.

Como bien recordarás, la gonorrea es una de las ITS que tuvo un mayor incremento en la última semana de septiembre de 2021 en México. Además, es la segunda ITS más frecuente en México. Al igual que la clamidia, para saber si tienes gonorrea es suficiente con que acudas a un laboratorio y analicen células de la uretra, el ano o cuello uterino.

Pruebas para la detección de sífilis

A mediados de julio de 2021, la Organización Mundial de la Salud (OMS) advirtió de un incremento de casos de sífilis. Uno de los sectores de la población más afectados es el de los hombres que tienen relaciones sexuales con otros hombres. Para evitar que la sífilis se convierta en una situación médica de gravedad, es necesario detectarla a tiempo. Para ello, las y los especialistas cuentan con distintos métodos:

  • Estudios en campo oscuro: entre las ventajas de esta vía de detección encontramos que es confiable e inmediata.
  • Métodos con anticuerpos fluorescentes: al igual que los estudios en campo oscuro, se busca la presencia de la bacteria Treponema pallidum, patógeno que produce dicha ITS. Se hace a partir de «exudados procedentes de las lesiones cutáneas o mucosas».
  • Prueba de alta sensibilidad mediante PCR: este método de detección es recomendable en la sífilis primaria, ya que ayuda a detectar la carga bacteriana. De acuerdo con las y los expertos es útil en un 78.4% en úlceras y chancros anales.
  • Prueba rápida: como su nombre lo indica, su mayor ventaja es la inmediatez. En ella se analizan los anticuerpos que genera nuestro organismo frente a la sífilis. Por ello, únicamente se necesita de una muestra de sangre. Se recomienda hacerla 3 semanas después de que se estuvo en alguna situación de riesgo. ENTÉRATE DE QUÉ ES LA NEUROSÍFILIS.

Los exámenes para la detección de la hepatitis A forman parte de nuestro cuidado si tenemos una vida sexual activa

Por sus vías de transmisión (vía fecal-oral, persona a persona, sexo oral-anal y transfusiones de sangre) si tenemos relaciones sexuales estamos conscientes de que podemos tener hepatitis A (también conocida como viral).

El diagnóstico de la hepatitis A puede hacerse por métodos directos o indirectos. En los directos están las pruebas de la detección del virus de la hepatitis A (VHA) en las heces. Las más comunes son la inmunomicroscopía electrónica, radioinmunoanálisis (RIA), ELISA de doble sándwich y estudios moleculares (hibridación y PCR).

Por el lado de los métodos indirectos podemos encontrar la serología; es decir: los tests de sangre. Por lo general, estos se realizan con el objetivo de confirmar el diagnóstico. Rara vez se recurre a la biopsia hepática. MIRA CÓMO SABER SI TIENES HEPATITIS A.

Hepatitis B

A diferencia de la hepatitis A, la de tipo B suele ser silenciosa. Únicamente entre el 5% y 10% de las infecciones que ocurren en gente adulta se hace persistente. Al tomar en cuenta que entre las vías de transmisión encontramos la saliva, el semen, flujo vaginal y menstrual es importante hacernos análisis para descartar que albergamos este padecimiento en nuestro cuerpo.

Para dictar un diagnóstico del virus de la hepatitis B (VHB) es necesario detectar proteínas virales como HBsAg y HBeAg y anticuerpos. Por tal motivo, las y los especialistas recurren a técnicas serológicas. Estas pueden partir de métodos inmunoenzimáticos y genéricos (como las pruebas PCR). CONOCE MÁS SOBRE LA HEPATITIS B.

Muchos exámenes solo consisten en una toma de sangre. / Foto: Adobe Stock

Hepatitis C

La transmisión del virus de la hepatitis C (VHC) también puede ser de tipo sexual. La prueba de hepatitis C consiste en la detección de anticuerpos. Se puede optar por un método cuantitativo o cualitativo. El primero se caracteriza por la cuantificación de la carga viral. En el caso del método cualitativo se puede realizar una biopsia hepática.

Pruebas para descartar o confirmar el VPH están dentro de los exámenes que debes hacerte si tienes una vida sexual activa

El virus del papiloma humano (VPH) es una ITS que puede afectar a todes sin importar su orientación sexual o identidad de género. El VPH es una familia de 150 virus que afectan a la piel y las mucosas. Entre 30 y 40 de ellos se transmiten por contacto sexual.

Para detectarlo se cuenta con la prueba de VPH, misma que busca la «presencia de la infección cervical con los tipos de alto riesgo del VPH». Se recomienda hacerla con una prueba conjunta:  citología vaginal, mejor conocida como prueba de Papanicolaou. Este estudio complementario es para identificar la presencia de cambios celulares en el cuello uterino. Según reporta la American Cancer Society, a la fecha la Administración de Medicamentos y Alimentos (FDA, por sus siglas en inglés) «no ha aprobado ninguna prueba del VPH para los hombres». Tampoco se ha autorizado tomar muestras de otras partes del cuerpo.

Análisis clínicos para detectar la presencia de parásitos intestinales

Si sigues nuestro portal, sabrás que en una ocasión dedicamos un artículo a la duda de si debías desparasitarte si hacías el beso negro. La recomendación del médico especialista Óscar Ceja (Inspira A. C.) es tomar los medicamentos necesarios si se lleva a cabo esta práctica. Con esto como antecedente, te recordamos que si tienes una vida sexual activa es importante que te hagas otro tipo de exámenes como lo son:

  • Prueba parasitológica en las heces: se hace con muestras que se recolectan idealmente en 3 ocasiones. Deben ser analizadas por el personal de un laboratorio.
  • Test de Graham: se toma una muestra de la zona perianal con la ayuda de cinta adhesiva transparente.
  • Toma de sangre: se puede hacer por serología (para detectar antígenos de parásitos) y frotis de sangre (identificación de parásitos que estén en el plasma).
  • Colonoscopía: es un procedimiento que debe ser realizado por un especialista, ya que consiste en introducir un tubo por el recto.
  • Resonancia magnética: con este estudio se busca descartar o confirmar que los parásitos afectaron a algún órgano.

Pruebas de detección de VIH

De acuerdo con el National Institutes of Health (NIH), se emplean 3 tipos de pruebas para detectar el VIH: anticuerpos, anticuerpos y antígenos y de ácido nucleico. Se hacen a partir del análisis de la sangre. Se puede realizar en un laboratorio (a este método se le llama prueba ELISA) o en un módulo que brinde apoyo. Este segundo método se basa en el uso de una tira reactiva. ESTOS SON 5 LUGARES EN LOS QUE PUEDES HACERTE LA PRUEBA RÁPIDA DE VIH DE MANERA GRATUITA.

¿Te fue útil este artículo sobre los exámenes que te debes hacer si tienes una vida sexual activa? Recuerda que estos textos únicamente tienen fines informativos. Para información más detallada o dudas en específico, acude con tu especialista de confianza.

Con información de Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), Planned Parenthood, Enfermedades Infecciosas y Microbiología Clínica (2020, Vol. 38), American Cancer Society, Formación Activa en Pediatría de Atención Primaria, Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), Fundación Huésped

error: Alert: Ya te vimos pillín, mejor comparte.