5 formas de ligue gay antes de las apps

Antes de las apps, existían muchas otras formas de ligue gay.

Hoy tenemos apps y todo es muy sencillo y rápido, pero antes de estas populares herramientas el ligue gay era mucho más complicado.

Hoy, si nos sentimos solos, podemos abrir apps de ligue gay y encontrar a alguien que nos haga compañía de inmediato, pero antes no era así.

Internet es una invención muy nueva y los primeros intentos para usarlo para ligar eran bastante complicados.

Por ello le dimos una repasada al pasado y te presentamos 5 formas de ligue gay que fueron muy populares en otros tiempos.

1. El aviso de ocasión

Antes de que el mundo estuviera conectado a través de una red, el ligue gay tenía que ingeniárselas sin apps. Por eso existían personas que ponían anuncios de ocasión en periódicos, buscando entablar ‘amistades cercanas’ con ‘jóvenes’ y ponían su dirección de correo para que les escribieran cartas.

Así comenzaba un intercambio bastante lindo de correspondencias, en donde se adjuntaban fotos muy a la antigüita y se hablaba de todo un poco. Obviamente el proceso era mucho más tardado, pero así también la ansiedad por saber más de esa persona que solo conocías a través de pensamientos y letras.

2. El chat

Cuando ya había Internet, era muy común encontrar chats dedicados a la diversidad sexual. Sin embargo, esta forma de ligue gay nada tenía que ver con cómo funcionan hoy las apps.

Y es que la experiencia solo era una sala general en la que muchas personas podían escribir y si te interesaba alguien, podías enviarle un mensaje en privado. Sin embargo no existían las fotos de perfil así que te conformabas con hablar con nicknames como ‘gordito_dotado’ o ‘pasivo33’.

3. Los foros

Al mismo tiempo que los chats, estaban los foros. Estos eran lugares diseñados para postear contenido respecto a un tema y hacer un hilo de comentarios respecto a él. Muy similar a como funciona hoy Reddit. Los había de todo tipo, hasta de temáticas LGBTQ+.

No obstante, la dinámica del ligue gay antes era muy distinta al de las apps. Acá te tenía que interesar lo que una persona compartía o comentaba y de ahí se iban a una conversación más privada o se pedían ver en persona.

4. La pulsera

Hace algunos ayeres existía una popular página que promovía lugares para practicar cruising y a los creadores se les ocurrió la brillante idea de hacer un juego de identificación con pulseras.

Como la onda aquí era tener sexo en lugares públicos de manera clandestina o rápida, no se podía perder el tiempo preguntando el rol. Además, antes el ligue gay no era como en las apps y no se tenían perfiles virtuales que compartieran ese tipo de información.

Fue entonces que se empezó a implementar el uso de códigos de colores en pulseras: si eras pasivo usabas una amarilla, verde si eras versátil y rojo para los activos.

4. El metro

El ligue gay en el metro aún sigue presente, pero antes de las apps era uno de los pocos espacios públicos en los que se podía conocer a otros hombres homosexuales. Por si no estaban enterados, al último vagón del metro de CDMX se le conoce como ‘la cajita feliz’, por ser un lugar de encuentro para muchos chicos gays.

Sin embargo, antes la cosa era todavía más clandestina y para conocer a alguien tenían que pasar varias estaciones para tirarse miraditas e insinuar que ambos se gustaban. Ya que eso estaba claro, el siguiente paso era bajar juntos en una estación y así se desencadenaba el amor.

El ligue gay antes de las apps era muy diferente, ¿cómo crees tú que eso ha afectado la forma de conocer gente?

Con información de El Gráfico y Yass

error: Alert: Ya te vimos pillín, mejor comparte.