Inicio Sexualidad VIH ¿Por qué ya hay vacuna para COVID-19 pero no para VIH?

¿Por qué ya hay vacuna para COVID-19 pero no para VIH?

-

No es por una conspiración, hay una razón muy válida para que ya exista una vacuna contra la COVID-19 y no contra el VIH.

En los últimos días, usuarios de redes sociales se han encargado de crear miles de teorías de conspiración al preguntarse por qué existe la vacuna contra la COVID-19, pero todavía no la del VIH.

Bueno, aparte de que los virus claramente son diferentes, existen algunos puntos fundamentales por los que esto ocurrió así. En Homosensual nos encargamos de exponértelos a continuación.

O peras o manzanas

Los usuarios de todo el mundo están bastante sorprendidos luego de saber del anuncio de una vacuna contra la COVID-19, en especial cuando aún no tenemos noticias de una contra el VIH.

Resulta un poco sospechoso que después de 40 años de investigación, la vacuna contra el VIH siga siendo un sueño en proceso. Y, sin embargo, en menos de un año, la de COVID-19 ya existe y está lista para ser distribuida entre la población.

Es todavía más intrigante cuando lo comparamos con enfermedades como el cáncer, que tienen más de 100 años de estudio de respaldo, pero pocos hechos en el horizonte.

No obstante, como anotó Trenton Straube en un artículo para POZ, no podemos comparar peras con manzanas. Las características de estas tres son muy diferentes entre sí y no porque hayamos podido lograr una, significa que hay una conspiración para evitar que tengamos las otras.

vacuna VIH covid puerto rico prueba
Persona recibiendo vacuna contra la COVID-19 / Foto: Instagram (@amilcardermatology)

Realidades médicas

Aunque claro, si queremos realmente entender un poco mejor por qué existe una vacuna contra la COVID-19, pero no contra el VIH o el cáncer, acá te van algunos datos.

Para empezar, el cáncer no es una enfermedad causada por un virus —aunque algunos de ellos pueden potenciar sus riesgos y efectos—, a diferencia del VIH y la COVID-19. Por otro lado, hay muchas cosas que causan cáncer, lo que hace aún más difícil atacar un solo problema con una vacuna.

No obstante, los resultados están ahí y, aunque muchos no lo sepan, de hecho existe una vacuna aprobada contra el cáncer de próstata

Por su lado, el VIH sí es un virus, pero uno que muta rápidamente y puede evadir el tratamiento escondiéndose en las células. La COVID-19 no es un virus tan sigiloso.

Además, de acuerdo con un artículo de Reuters, la gran mayoría de las vacunas exitosas para otros virus como la influenza dependen de versiones inactivas o debilitadas del propio virus para existir.

En comparación, versiones debilitadas del VIH no han sido efectivas en la incitación de respuestas inmunes y el VIH vivo es muy peligroso para usarlo en una vacuna.

vacuna VIH covid ian mckellen actor
El actor Ian McKellen fue de los primeros en recibir la vacuna contra la COVID-19. / Foto: PinkNews

En conclusión, si escuchas de alguien que dude de la veracidad de la vacuna contra la COVID-19 solo porque no existe una contra el VIH, muéstrale los hechos.

Con información de POZ, Reuters, Cancer Health, AFP

Haz click aquí y suscríbete a nuestro canal de YouTube (No olvides activar la campanilla). ¡Se vienen proyectos increíbles!

Axel Salas
Satanista encubierto. Me gustan las hamburguesas, escribir y el 'In Rainbows' de Radiohead. Tan proactivo que da miedo.

Haz click aquí y suscríbete a nuestro canal de YouTube (No olvides activar la campanilla). ¡Se vienen proyectos increíbles!

error: Alert: Ya te vimos pillín, mejor comparte.