Comunidad rechaza propuesta de credencial de elector LGBT+

Comunidad LGBT+ rechaza credencia de elector que muestre orientación sexual
La propuesta de la diputada Salma Luévano no les agradó a muchos integrantes de la comunidad LGBT+. / Foto: Composición elaborada con imágenes del Canal del Congreso y Todo sobre colores

Integrantes de la comunidad LGBT+ ven la propuesta de incluir la orientación sexual en su credencial de elector como un potencial riesgo de discriminación.

Luego de que la diputada Salma Luévano propuso acciones para que el Instituto Nacional Electoral (INE) reconozca la orientación sexual de las personas LGBT+ incluyendo el dato en la credencial de elector, integrantes de la comunidad se expresaron en contra de la idea y explicaron por qué la rechazan.

Cabe recordar que entre septiembre y noviembre de 2021 al menos 2 personas no binarias han solicitado al INE que se reconozca la forma en que se identifican asentado las letras ‘NB’ en lugar de ‘H’ (hombre) o ‘M’ (mujer) en la casilla de «sexo» de su credencial para votar. No obstante, el INE emitió un comunicado en el que explicó que no cuenta con las facultades para hacerlo.

Por su parte, la diputada Salma Luévano retomó el tema del respeto a la identidad de las personas LGBT+ en la credencial de elector. Realizó un foro, redactó posicionamientos dirigidos al INE y anunció acciones de litigio, así como la entrega de solicitudes ante el Instituto. Sin embargo, la legisladora agregó propuestas o exigencias que las personas no binarias no realizaron en sus solicitudes originales ante el Instituto.

Por ejemplo, la diputada propone que la credencial del INE incluya una casilla donde se reconozca no solo el género, sino también la orientación sexual de las personas LGBT+. Asimismo, explicó que ello serviría para crear un registro estadístico de personas LGBT+ en México a partir del padrón electoral. Finalmente, dijo que la medida también serviría para regular el acceso a las ‘candidaturas arcoíris’. No obstante, dichas propuestas provocaron preocupación entre integrantes de la comunidad LGBT+, quienes que se mostraron en desacuerdo con las mismas. CONOCE A DETALLE LA PROPUESTA DE SALMA LUÉVANO.

«Primero que se garantice que no nos van a matar»: comunidad

Las principales preocupaciones de integrantes de la comunidad que rechazan la inclusión de la orientación sexual de las personas LGBT+ en la credencial de elector son los potenciales riesgos de discriminación y violencia. A través de redes sociales, consideraron que la propuesta «nos convertiría en un blanco fácil de discriminación».

La idea no fue bien recibida por toda la comunidad LGBT+. / Foto: Twitter (@MadresTodo)

En el mismo sentido, otras personas señalaron que México es un país que se caracteriza por su LGBTfobia. Por ello, pidieron que antes de tomar una medida semejante «se garantice que no nos van a matar». En efecto, México es el segundo país con más crímenes de odio en América Latina. De acuerdo con datos de la organización Letra S, durante 2020 se cometieron 79 crímenes de odio por orientación sexual o identidad de género en nuestro país.

Algunas personas expresaron preocupación por su seguridad al exponer su orientación sexual en la credencial para votar. / Foto: Twitter (@Xantyxan)

A lo anterior hay que sumar el hecho de que no todas las personas LGBT+ han salido del clóset ni estarían de acuerdo con que su credencial de elector muestre su orientación sexual.

No le ven utilidad

Por otro lado, activistas LGBT+ explicaron que la propuesta de Salma Luévano es innecesaria o en realidad no traería consigo los beneficios que expuso la diputada. Por ejemplo, la activista Jazz Bustamante comentó que el INE ya permite que quienes no se identifican con las letras ‘H’ o ‘M’ omitan el dato en su credencial.

Jazz Bustamante cuestionó la utilidad de la propuesta de Salma Luévano. / Foto: Twitter (@tv_yazi)

Por otro lado, la activista Irene Valdivia explicó a través de un hilo en Twitter que el Instituto Nacional de Geografía y Estadística (Inegi) ya contempla herramientas estadísticas sobre la comunidad LGBT+. También indicó que incluir la orientación sexual en la credencial de elector de las personas LGBT+ no solucionaría el problema de la usurpación de las llamadas ‘cuotas arcoíris’. El INE registra como integrantes de la comunidad a los candidatos que declaren en privado ser LGBT+.

Irene Valdivia explicó que la medida tampoco serviría para proteger las ‘cuotas arcoíris’. / Foto: Twitter (@irenevaldivia)

Asimismo, añadió que las personas LGBT+ «no necesitamos otro documento que nos exhiba». Al respecto, señaló que para ella el documento no tendría ninguna utilidad:

«Ser bisexual no me da ningún pronombre ni saberlo cambia las palabras para referirse a mí, pero ser mujer sí, y ese es el único dato relevante, no hacia quién tenemos deseo o no».

En contraste, opinó que se debería involucrar a personas no binarias en la discusión.

Lucha no binaria

Y allí está el meollo del asunto: lo que terminó como una discusión sobre la inclusión o no de la orientación sexual de personas LGBT+ en la credencial de elector en realidad inició como una solicitud de 2 personas no binarias que buscaban el respeto a la forma en que se identifican. Esa demanda sigue siendo válida, pero es necesario encontrar la forma de que sea posible.

Por lo pronto, queda claro que la propuesta de la diputada Sandra Luévano no es la óptima. Además de los argumentos de las personas LGBT+ que rechazan la inclusión de su orientación sexual en su credencial de elector, en realidad la legisladora no presentó una iniciativa de ley. Simplemente dirigió exhortos al INE, que en su momento ya explicó que no tiene atribuciones al respecto.

El propio INE indicó que la solución al problema sería que el Poder Legislativo elabore una reforma a la ley para «modificar el binarismo legal imperante». Quizás valdría la pena explorar esa opción.

¿Tú qué opinas de los argumentos de los integrantes de la comunidad LGBT+ que rechazan la inclusión de la orientación sexual de las personas en la credencial de elector?

error: Alert: Ya te vimos pillín, mejor comparte.