Arzobispos y sacerdotes señalados por discurso de odio

arzobispos sacerdotes padres discurso odio México Ramón Castro
Ramón Castro Castro es uno de los arzobispos que ha emitido discurso de odio. / Foto: Religión Digital

El discurso de odio por parte de arzobispos, sacerdotes y otros cargos clericales es una constante en el entramado religioso mexicano.

Las declaraciones discriminatorias por parte de Gustavo Rodríguez Vega tras la aprobación del matrimonio igualitario en Yucatán nos llevan a pensar en cuántos arzobispos, sacerdotes y demás cargos religiosos han manifestado discurso de odio en contra de la comunidad LGBT+. Además de las implicaciones que conllevan pronunciamientos de este tipo, varios de los nombres que verás a continuación son recordados por su trayectoria LGBTfóbica.

Gustavo Rodríguez Vega

Como lo mencionamos anteriormente, el arzobispo Gustavo Rodríguez Vega lleva un tiempo considerable arremetiendo en contra de los derechos LGBT+. Antes de ser nombrado parte de la Arquidiócesis de Yucatán se desempeñó como obispo en Nuevo Laredo, Tamaulipas.

Desde entonces ya figuraba en la opinión pública como el LGBTfóbico que es. A pesar de los llamados de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) y la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) para dar resolución al tema de la unión entre personas del mismo sexo, Rodríguez Vega justificó su discurso de odio en la Biblia.

Incluso, declaró que estaba dispuesto a ir a prisión con tal de no reconocer este derecho de la comunidad LGBT+. Por supuesto, para 2021 su postura no fue distinta. En la homilía dominical del 29 de agosto manifestó:

«Esto obliga a todos los padres de familia a poner más atención en acompañamiento y cercanía amorosa con sus hijos en esta época en la que se les genera tanta confusión, especialmente en la adolescencia. Sabemos que se trata de un poderoso movimiento internacional que logra presionar a los gobiernos para que acepten ese tipo de imposiciones. Y en Yucatán no descansaron hasta alcanzar su objetivo».

Las palabras de Gustavo Rodríguez Vega —que para nada tienen que ver con la libertad de expresión— fueron causa suficiente para que el Colectivo por la Protección de Todas las Familias en Yucatán (Colectivo PTF Yucatán) levantara una denuncia ante el Consejo Nacional Para Prevenir la Discriminación (Conapred).

Él es Gustavo Rodríguez Vega, arzobispo homofóbico de Yucatán. / Foto: La Revista Peninsular

Carlos Aguilera Sánchez

El discurso de odio de Gustavo Rodríguez Vega nos recuerda uno de los nombres que en definitiva tenemos que incluir en este conteo de arzobispos y sacerdotes LGBTfóbicos. En numerosas ocasiones hemos dicho que las identidades de género y orientaciones sexuales no hegemónicas no son una enfermedad. No hay nada que curar.

Sin embargo, en México figuras con alto poder económico, político y religioso aseguran que pueden ‘corregirnos’. Carlos Aguilera Sánchez, padre de la parroquia Sagrado Corazón de Jesús (Piedras Negras, Coahuila) dijo que se encargaba de ‘ayudar’ a «niños delicaditos, medio amaneraditos, o niñas con tendencias de lesbianas». En agosto de 2015 este hombre expresó que:

«La homosexualidad en niños y niñas se quita con cochitos [sic] a alta potencia, con medicina homeópata».

Carlos Aguilera, obispo que ‘curaba’ la homosexualidad con «chochitos», murió en 2017. / Foto: Super Channel 12

José Martín Lara Becerril

En 2019, cuando la SCJN hizo un llamado para que en Querétaro se pudieran cambiar las actas de nacimiento conforme al nombre y género autopercibido, el vicario general de la Diócesis, José Martín Lara Becerril, señaló que:

«El ser hombre o mujer no es un deseo. El ser hombre está en la sangre y el cerebro».

Para agosto de 2021, el Centro de orientación e información de VIH/sida (Coivihs) informó que el activista Luis Felipe Zamudio Burgos presentó 2 quejas contra José Martín Lara Becerril ante Conapred. También solicitó la intervención del Instituto Municipal para Prevenir y Eliminar la Discriminación (Imupred).

¿La razón? Lara Becerril abona a la situación de discriminación contra queretanos LGBT+. Además de la reiteración de comentarios en los que insiste en que «los matrimonios son entre hombre y mujer», en julio de 2021 expresó su apoyo a Elsa Méndez. Recordemos que esta diputada fue acusada de persecución y discriminación contra Zamudio Burgos. También la ubicamos por ser una de las figuras a favor del pin parental en Querétaro. ENTÉRATE DE LO QUE ES EL PIN PARENTAL.

Martín Lara Becerril apoyó a Elsa Méndez. / Foto: Noticias de Querétaro

Víctor Sánchez Espinosa

Los casos de discurso de odio contra les LGBT+ por parte de arzobispos se hicieron presentes también a principios de 2021. El 6 de enero, Conapred puso bajo aviso al arzobispo de Puebla, Víctor Sánchez Espinosa, luego de que la ciudadana María Teresita Díaz Estrada señalara los comentarios discriminatorios de este ‘discípulo’ del Señor. En caso de que no te hayas topado con el Oficio ORIENTA-03-202, te compartimos lo que dijo el arzobispo:

«Hoy nos preocupa más saber si un hombre se puede casar con un hombre o una mujer, cuando hay temas más delicados y urgentes: la salud, economía y el desempleo. Tanta gente, tanta gente que está sufriendo porque no tiene trabajo, porque no tiene qué llevar de alimento a su familia y nos preocupan otras cosas. Esa es la cultura del descarte. Este no entra en mis planes. Nuestras familias están formadas por mi papá, mi mamá, mi esposa, mi esposo, mis hijos, mis hermanos. Esas son nuestras familias y el matrimonio es entre un hombre y una mujer. Por eso, el hombre dejará a su padre y a su madre. Se unirá a una mujer y serán una misma familia. Esa es la dignidad de la familia. Esa es la sacralidad de la vida».

Guio al Frente Nacional por la Familia

Al igual que los otros personajes que hemos mencionado en este listado de arzobispos, sacerdotes y padres señalados por discurso de odio en México, Sánchez Espinosa tiene un historial considerable. Como mayor referencia: fue de los 11 religiosos que encabezaron las marchas del Frente Nacional por la Familia (FNF) en Veracruz, Estado de México, Tamaulipas, Durango, Morelos, Baja California, Querétaro y Puebla.

A través de un oficio circulado el 6 de enero de 2021, el arzobispo de Puebla, Víctor Sánchez Espinosa, fue señalado por Conapred por discurso homofóbico. / Foto: Memorial Pere Tena de Pastoral Litúrgica

Carlos Cabrero Romo

Y ahora que recordamos a las movilizaciones del FNF como uno de los episodios más lamentables de la historia contemporánea de nuestro país, no podemos dejar fuera a Carlos Cabrero Romo.

Este arzobispo de San Luis Potosí estuvo entre los participantes de las marchas antiderechos de 2015. Como era de esperarse, su postura no cambió con el paso de los años, al contrario.

Frente a las elecciones del 6 de junio de 2021, Cabrero Romo dijo que era un «deber moral» no votar por candidatos y candidatas que promovieran el matrimonio igualitario y la interrupción legal del embarazo (ILE).

Cuando se le cuestionó si su convocatoria podía ser considerada como una incitación al discurso de odio, el arzobispo respondió que lo único que quería ‘proteger’ era la familia.

Cabe destacar que este clérigo ha sido una piedra en el zapato. Y aunque en múltiples ocasiones se le ha acusado de discurso de odio, aún es de las figuras con mayor poder en la entidad potosina.

Acusado de promover ataques en redes sociales

El 21 mayo de 2019, el presidente de la Red Diversificadores Sociales, Paul Ibarra Collazo, demandó a Carlos Cabrero Romo por acercarse a legisladores para convencerlos de no trabajar a favor del reconocimiento del matrimonio igualitario en San Luis Potosí. La denuncia no solo se quedó en Conapred. Llegó a la Secretaría de Gobernación (Segob).

A lo largo de 2019 este caso fue muy sonado. Ibarra Collazo también solicitó el apoyo de la Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas, pues reportó recibir agresiones en redes sociales.

Jesús Carlos Cabrero Romero, arzobispo de San Luis Potosí que fue acusado de homofobia ante Conapred. / Foto: El Sol de San Luis

Ramón Castro Castro: ¿por qué se encuentra en nuestra lista de arzobispos, sacerdotes, padres y religiosos acusados de discurso de odio?

No es secreto que una de las explicaciones que se le dio a la COVID-19 por parte de los grupos antiderechos fue que era resultado del ‘mal’ actuar de la sociedad. Así es, querides: integrantes de la comunidad LGBT+, mujeres y personas gestantes que abortamos (o promovemos la maternidad/paternidad elegida) e infancias trans somos les culpables de la pandemia que nos ha mantenido en casa más de año y medio.

Después de que se diera inicio a la Jornada de Sana Distancia (23 de marzo de 2020), el obispo de la Diócesis de Cuernavaca, Ramón Castro Castro, atrajo la atención de medios nacionales. En un video de YouTube de 22 minutos, Castro expresó que la pandemia era culpa y consecuencia de niños y niñas trans, de las mujeres que abortan y de quienes apoyan la eutanasia. Como era de esperarse, el audiovisual fue retirado de la plataforma. Sin embargo, aquí te dejamos algunas de sus palabras:

«Que se esperen los niños a ver qué género quieren ser, que un niño decida que quiere ser niña o una niña que quiere ser niño. ¡Ah, caray! Seguramente Dios dice: “Oigan, hijos, ¿a dónde van? Momentito, momentito. Soy su papá y los quiero y los amo y soy misericordioso, pero se están yendo a un abismo”. [Miren] cómo un pequeñísimo, microscópico virus viene a decirle hoy a la humanidad: “Ey, eres frágil. Eres vulnerable. Ni tu éxito, ni tu dinero, ni tu poder te van ayudar […] No juegues a ser Dios”. La humanidad ha querido jugar a ser Dios».

¿Qué provocaron estos comentarios?

El evidente discurso de odio del obispo indignó a activistas y defensores de derechos humanos. Además de rechazar este tipo de comentarios en redes sociales, madres y padres de familia con hijes trans hablaron con medios de comunicación para expresar sus puntos de vista y las medidas a tomar. «La iglesia no tiene calidad moral para opinar cuando ellos han ocultado casos de pederastia», expresó Fernanda Pardo, madre de una niña trans, en entrevista con Homosensual.

Entre las acciones que se llevaron a cabo para reprobar la transfobia del obispo de Cuernavaca se encontró el pronunciamiento de Conapred. A través de un comunicado del 28 de marzo de 2020, el organismo enfatizó que los comentarios de Castro Castro, además de partir de la desinformación, contribuían al discurso de odio y, por ende, a la situación de violencia y discriminación en el país. ESTO FUE TODO LO QUE DIJO EL OBISPO TRANSFÓBICO.

Llamado que hizo Conapred / Foto: Twitter (@CONAPRED)

¿Hay alguna medida contra el discurso de odio que se pueda seguir además de la denuncia?

El discurso de odio emitido por arzobispos, sacerdotes y demás cargos clericales se ha mostrado como una práctica habitual de las instituciones religiosas de México. La mayor parte de las denuncias por homofobia termina en recomendaciones por parte de Conapred.

No obstante, se ha discutido que se cuenten con otras alternativas. En abril de 2021, la Cámara de Diputados discutió una iniciativa para hacer contrapeso a la violencia que viene desde el entramado religioso.

Impulsada por la exsecretaria de Gobierno, Olga Sánchez Cordero, la reforma a la Ley de Asociaciones Religiosas y Culto Público subrayó como finalidad establecer sanciones administrativas para los ministros de culto que discriminaran a la comunidad LGBT+, ya fuera a través de la emisión del discurso de odio o de la persuasión para que políticos o la población en general desaprueben el matrimonio igualitario.

Desafortunadamente sabemos que la lista de arzobispos, sacerdotes, padres y demás cargos religiosos que han emitido discurso de odio es muy larga. Sin embargo, nos enfocamos en los casos más recientes. Si recuerdas algún otro nombre, no dudes en escribirnos para incluirlo en este conteo.

Con información de Diario de Querétaro, Vanguardia MX, El Imparcial, La Orquesta MX y Proceso

error: Alert: Ya te vimos pillín, mejor comparte.