Cosas que te pasarán como bisexual y asexual

bisexualidad asexualidad orientaciones sexuales
Te compartimos algunas de las cosas que puedes enfrentar si eres bisexual y asexual. / Imagen: Medium

La bisexualidad y asexualidad son orientaciones sexuales con experiencias muy particulares.

Sabemos que la bisexualidad y asexualidad son orientaciones sexuales a las que se les aborda de manera muy tenue, por eso vamos a platicarte algunas cosas a las que puedes enfrentarte si eres asexual y bisexual. Spoiler alert: lo más probable es que, al leer este texto, reconozcas algunos casos de bifobia y asefobia.

Si diste clic, pero aún tienes dudas sobre lo que es la asexualidad, te hacemos un breve recordatorio. La asexualidad es una orientación y un espectro muy diverso. En él encontramos diferentes tipos y variantes de asexualidad:

  • Se encuentran quienes experimentan un impulso sexual, pero no sienten atracción.
  • Están las personas que pueden experimentar atracción romántica sin tener impulso sexual.
  • Se encuentran quienes experimentan impulsos sexuales y atracción romántica, pero no sienten ninguna vinculación con la otra persona.
  • Están quienes no experimentan ninguno de los anteriores.

De acuerdo con la Alianza de Gays y Lesbianas Contra la Difamación (GLAAD por sus siglas en inglés), en el espectro asexual podemos encontrar la demisexualidad, grisexualidad y asexualidad.

¿Pero cómo que asexual y bisexual? ¿Eso existe?

Con honestidad: a muchas personas bisexuales nos ha costado más trabajo salir del clóset asexual. ¿Por qué? Sabemos que, a la fecha, puede ser complicado hacer entender que no hay una sola forma de vivir tu orientación sexual.

Si alguna vez te has preguntado cómo puedes referirte al binomio asexual-bisexual, te recomendamos empezar por el término más conocido. Antes de sentarte con tus compas a hablar sobre el espectro asexual, puedes platicarles sobre el paraguas bisexual.

Como lo hemos dicho anteriormente, el ‘paraguas de la bisexualidad’ (bisexual umbrella) es un concepto para abordar a esta orientación sexual desde la diversidad. El paraguas bisexual cobija a muchas experiencias e identidades no monosexuales. Además de las personas panrománticas, bisensuales, pomosensuales, antrosexuales y bidyke, quienes nos identificamos como asexuales podemos estar dentro de la categoría ‘otras identidades bisexuales’.

El paraguas de la bisexualidad arropa a muchas identidades. / Imagen: Lado B

«Como no te gusta el sexo, entonces no puedes ser bisexual»: una frase a la que nos enfrentamos quienes somos asexuales y bisexuales

We get it! Como persona que señala a la bisexualidad y asexualidad como parte de su orientación sexual, una de las cosas que enfrentarás en más de una ocasión es el cruce entre la asefobia y bifobia.

No es secreto que, como hombres, mujeres y personas no binarias bisexuales, nos topamos con comentarios en los que se nos hipersexualiza. Por una muy heteropatriarcal razón, se piensa que uno de los rasgos característicos de la bisexualidad es el deseo per se por los tríos.

Desde la perspectiva de ciertos sectores, no es posible ser bisexual ‘si no te gusta el sexo’. La asexualidad y bisexualidad no son así. Además, la definición de una persona asexual no deriva de la frase simplista y errada de que ‘no nos gusta el sexo’. La asexualidad tiene que ver con un desafío a la llamada alonorma. Es decir:

«La idea en el inconsciente colectivo de que todas las personas sienten atracción con cierta intensidad y frecuencia».

«Ves cómo sí tienes poco compromiso con tus relaciones», otra frase para cuestionarnos

Otra de las falacias que articulan al discurso bifóbico y asefóbico es la que asegura que las personas bisexuales y asexuales no tenemos responsabilidad afectiva. En principio, han sido muchísimas las veces en las que hemos dejado claro que la bisexualidad no tiene que ver con el respeto y cariño que tenemos por nuestras parejas.

Respecto al caso específico de la asexualidad: desde el movimiento feminista y la lucha LGBT+ se ha insistido en que la atracción sexual no es sinónimo de atracción romántica. Tampoco están peleadas. Los vínculos afectivos no son condicionantes de las prácticas sexuales ni viceversa. Las personas bisexuales y asexuales nos enamoramos.

«Lo más seguro es que se te quite» es una frase que escucharás si eres asexual y bisexual

Al hablar de la articulación entre la bifobia y asefobia, uno de los puntos de rechazo a estas orientaciones sexuales es la creencia de que ambas «son una fase». Mientras a la bisexualidad se le describe como ‘una actitud’ de chavites indecisos, inmaduros y confundidos, a la asexualidad se le califica como una etapa transitoria. Querides bisexuales y asexuales, ¿cuántas veces les han dicho que somos ‘así’ porque nada más tenemos que esperar a que alguien nos ‘coja bien’ para que ‘se nos quite’?

¿A qué cosas te has enfrentado cuando has hablado sobre tu bisexualidad y asexualidad? ¿Se te ocurre algún otro ejemplo del cruce entre la bifobia y asefobia? Escríbenos en los comentarios.

Con información de Asexuales & Arromantiques Chile y Orgullo Bisensual

error: Alert: Ya te vimos pillín, mejor comparte.