Tips para encontrar motivación en el ejercicio

Si la desidia te gana a la hora de empezar a hacer ejercicio, estos tips de ayudarán a encontrar motivación.

Si tu motivación para el ejercicio es inexistente, estos tips te ayudarán a encontrar esas ganas de ponerte en forma de una vez por todas.

Si eres de esas personas que están decididas a hacer ejercicio, pero aún no has encontrado la motivación necesaria para empezar, estos tips pueden ayudarte. Lo más difícil es encontrar las ganas para iniciar, pero es aún más difícil mantener el nivel de esfuerzo.

Cuando yo empecé a hacer ejercicio, los tres primeros meses bajé rápido de peso, lo que hizo que mi motivación se fuera hasta el cielo. Sin embargo, al tercer mes, ese progreso se estancó y comencé a frustrarme horrible. Hay personas a las que les pasa todo lo contrario. Es decir, no logran percibir ningún progreso en los primeros meses de ejercicio.

Eso suele ser muy común para los que somos nuevos en este tipo de actividad física. Pero debemos tener claro que esos diez o quince kilos que tenemos de más no los subimos en diez días. Sino que fue un largo periodo de lo que muchos podrían llamar ‘malos hábitos’, tanto de alimentación, como de inactividad.

Por eso te dejamos algunos tips para que encuentres esa motivación y de una vez por todas comiences a hacer ejercicio:

Ejercítate en pequeños ratos libres

Es muy común que a veces haya días más caóticos que otros y el ejercicio también implica tiempo. Cuando tengas un día de «es que estoy al full», no te preocupes: las sentadillas son de esos ejercicios que no te absorben demasiado. Puedes hacer veinte mientras esperas a que se impriman unos documentos importantísimos o mientras calientas tu comida en el microondas. Otra opción es hacer veinte lagartijas en lo que sale tu ropa de la lavadora. O un par de planks antes de dormir.

Si hay tiempo para un ‘té’, también hay tiempo para unas planks.

Reduce el tiempo de tu rutina

Si tuviste un día pesado y no estás en el mood de hacer una hora de ejercicio, no hay problema. Somos humanos y hacer algo solo porque ‘tienes que’, hará que termines odiándolo. Tal vez no tienes que hacer la rutina completa, pero sí puedes hacer veinte minutos. Mucha gente dirá que una rutina de menos de una hora no vale la pena, pero poco ejercicio es muchísimo mejor que nada de ejercicio, ¿no?

Veinte minutos de ejercicio son mejores que cero.

Sácale provecho al tiempo

Cada persona hace ejercicio porque busca obtener cierto beneficio: puede ser pérdida de peso, definir tus músculos o tener una buena condición física. Pero nadie toma en consideración el tiempo que le estás invirtiendo. Ponte tus audífonos y aprovecha ese tiempo para escuchar tu podcast preferido o un audiolibro de tu elección.

Este es uno de esos tips que tiene un beneficio adicional al ejercicio.

Déjate llevar por el optimismo… ¿o el pesimismo?

Muchas personas ‘funcionan’ mejor cuando hay cierto nivel de optimismo. Ten en tu mente pensamientos alegres, como «me voy a tomar unas nudes bien delis» o «me voy a poder encuerar sin pena la próxima vez que vaya a la playa». Lo que sea que te funcione, piénsalo.

De la misma manera, hay gente a la que las ideas negativas les encienden una flama en el trasero para trabajar y no permitir que se vuelvan realidad. Por ejemplo: «Si sigo subiendo de peso ya no voy a poder bajar» o «mi ropa va a dejar de quedarme y no quiero gastar en nueva».

Es válido encontrar tu motivación para el ejercicio tanto en lo positivo como en lo negativo.

No malgastes tu dinero

Existen mil y un pretextos que puedes inventarte cuando no tienes ganas de hacer ejercicio, y para cualquier tipo de actividad, en realidad. Pero a nadie le gusta malgastar su dinero o desaprovechar una inversión. Pagar la mensualidad del gimnasio se convirtió en mi principal motivación. No tiene que ser necesariamente una membresía en un gym —por aquello de la pandemia—. Puedes comprar unos shorts o una playera especial para hacer ejercicio. O unas mancuernas para tu casa, etc.

Si ya lo pagaste o lo estás pagando, sácale provecho y no malgastes tu dinero.

Cuéntales a tus amigues sobre tu progreso

Siempre es cool tener una red de apoyo con la que puedas desahogarte de vez en cuando. Pueden ser tus amigos del gym o de tu escuela o tu novio. Hablar sobre este asunto con tu círculo de confianza puede ayudarte a escuchar esas palabras que necesitas oír.

Otra alternativa es crear una nueva red de apoyo con gente que también haga ejercicio y que sepa lo difícil que pueden ser los primeros pasos. Tal vez puedas conocer nuevos amigues en el gym o en las barras del parque de tu colonia. Eventualmente podrán motivarse entre sí —si sabes a lo que me refiero, ¡JAJAJA!, nocierto—.

Puedes encontrar la motivación que necesitas haciendo nuevas amistades con gente que también hace ejercicio.

Crea tu propia motivación

Recuerda no tomar estos tips de manera literal. La motivación no es una fórmula que puedas aplicar para que mágicamente surta efecto y empieces a hacer ejercicio. Ahora que si necesitas algo más concreto, que tu motivación sea lograr verte como Teyana Taylor en el video de “Fade” de Kanye West.

Ojalá que estos tips para encontrar tu motivación en el ejercicio te sean de mucha ayuda.

Con información de InStyle y Men’s Journal

error: Alert: Ya te vimos pillín, mejor comparte.