VIH

IMSS extravía resultados de análisis de VIH

IMSS Aldo Morales VIH análisis extravío
El IMSS perdió análisis de un paciente que vive con VIH. / Foto: Noticieros Televisa

El 1 de noviembre de 2021, Aldo Morales Aguilar denunció que el personal del IMSS perdió sus resultados de análisis de VIH.  En total, son 4 meses de retraso para continuar con su tratamiento.

Desde junio de 2020, Aldo Morales Aguilar sigue su tratamiento de VIH en el Hospital General de Zona con Unidad de Medicina Familiar Número 8 del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) y, así como a otros pacientes de la instancia médica, su especialista de cabecera le mandó a hacer unos análisis.

Además de los análisis de rutina (actualización del conteo de CD4 y prueba de VIH), su doctora le expidió una receta para contar la carga viral de hepatitis B y C. La orden encontró como motivo que Aldo presenta esteatohepatitis no alcohólica (mejor conocida como hígado graso). La doctora quería descartar que fuera causado por una hepatitis viral.

No es la primera vez que espera

Bajo la directriz médica, el joven —quien es veterinario y cuenta con una maestría en Ciencias de la Salud— acudió con el personal de laboratorio en julio de 2021. En entrevista con Homosensual, Aldo comenta que desde entonces se presentaron algunas irregularidades en la atención.

Cuando le expidieron la orden para los estudios, se detalló que tenía que presentarse en las instalaciones a las 7:00 a. m. En cuanto llegó a su cita, la persona del área de ventanillas «lo regañó». Para justificar su trato «un poco prepotente», la funcionaria le dijo «que debía estar desde las 6:00 a. m., pues el chico que se lleva los estudios de las cargas virales se va a las 7:00 a. m.». MIRA LA REACCIÓN DE UNA FUNCIONARIA DEL IMSS ANTE EL RECLAMO DE ACTIVISTAS POR DESABASTO.

Tras dicha imprecisión, el personal le comentó que dejara pasar 1 mes para ir por los resultados. Al respetar el intervalo, Aldo acudió al laboratorio el 9 de septiembre de 2021. Únicamente le entregaron el informe de la bioquímica hemática.

Tal y como lo expresó a Homosensual, le hacían falta los resultados de la carga viral de hepatitis y VIH. En cuanto notificó esto al personal a cargo, le dieron los resultados de sus estudios anteriores, hechos en abril.

Acto seguido, la persona en ventanillas le expresó que los análisis están en proceso. «Me dice que si puedo ir dentro de 2 semanas o 1 mes» relata. «Tenía que verme con el responsable del laboratorio para que me entregara los resultados de manera personal», agrega. Sin oponerse a la instrucción del personal administrativo del IMSS, Aldo Morales esperó para recoger sus análisis de hepatitis y VIH.

Orden de estudios para carga viral de VIH y hepatitis B y C / Foto: Twitter (@Aldo_MoralesA)

Hecho que Aldo Morales denunció en Twitter: extravío de análisis de VIH en el IMSS

El 1 de noviembre de 2021 —10 días antes de su cita con la médica—, Aldo fue al laboratorio para solicitar sus estudios. Según cuenta, en un inicio el recepcionista lo trató de «forma muy amable». Sin embargo, minutos después el joven no encontró los exámenes en el sistema. Posteriormente, se dirigió a la oficina de coordinación del laboratorio y «salió con unos formatos».

Así pasaron 20 minutos hasta que Aldo preguntó si todo estaba en orden:

«Me dijo que no me preocupara, que ya estaban elaborando una nueva orden para que me hicieran los estudios de nuevo».

De esta forma, Aldo Morales se enteró de que esta unidad del IMSS extravió sus análisis para dar seguimiento a su tratamiento de VIH. En entrevista expresa que esto se traduce en 1 mes más de espera para recoger sus resultados.

Sin poder mostrar su verdadero sentir —pues dice que le es complejo expresar su enojo— buscó apoyo en el área de atención a derechohabientes para interponer una queja. La oficina estaba vacía. Ante esto, optó por presentar una denuncia ante la Comisión de Derechos Humanos (CNDH). Al respecto comenta:

«El IMSS retrasa el tratamiento oportuno. En total van a pasar 4 meses de que no tengo un resultado prioritario para atender mi salud».

Otras deficiencias en la atención a pacientes de VIH en dicha instancia médica de Tizapán

La pérdida de los análisis de hepatitis y VIH no ha sido el único inconveniente que ha experimentado Aldo Morales en el Hospital General de Zona con Unidad de Medicina Familiar No. 8 del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS). CHECA QUE UN DOCTOR DEL IMSS RECETÓ UN MEDICAMENTO NO RECOMENDADO PARA VIH. 

Cuando recién fue remitido a la instancia, se enfrentó al trato discriminatorio del que sería su infectólogo de cabecera. «Me di cuenta desde la primera cita», recuerda. «Solo utilizaba lenguaje homofóbico y serofóbico», agrega. Anexo a las agresiones verbales, Aldo cuenta a Homosensual que ‘el profesional de la salud’ también tenía un profundo desconocimiento del VIH.

«Hablaba desde su prejuicio. Me decía que mejor ya no cogiera. En ese momento le hice mención sobre ser indetectable e intransmisible. Me dijo que eso era mentira».

Por supuesto, nunca volvió con ese médico. Tan pronto salió de la consulta solicitó su cambio. Lo pasaron al horario matutino. Después de hacer público que el IMSS había extraviado los resultados de sus análisis de VIH, Aldo Morales recibió mensajes de otras personas que también se habían atendido en la unidad 8.

Gran parte de las y los pacientes que atravesaron por un trato similar pertenecen a la comunidad LGBT+:

«Me di cuenta de que no era el único. La mayoría de las personas que nos atendemos ahí somos población homosexual o de una orientación no heterosexual».

Acceso a medicamentos antirretrovirales

Aldo asegura que el doctor serofóbico fue removido de su cargo, pero menciona que «sigue habiendo fallas de comunicación». Como mayor ejemplo recuerda que en 2020 el IMSS informó que las y los pacientes que viven con VIH recibirían los fármacos antirretrovirales (ARV) para 3 meses. «Sin embargo, al momento de ir a la farmacia nos decían que no les había llegado ningún comunicado», denuncia Aldo en entrevista con Homosensual. ENTÉRATE DE QUE EL SECRETARIO DE SALUD RECONOCIÓ QUE EL DESABASTO ES REAL.

Desde su perspectiva, la falta de homologación en los protocolos y los tratos discriminatorios «se vinculan directamente a cómo una persona percibe su vivencia de VIH». Según nos platica, las afectaciones son al estado de salud física y emocional:

«Hay personas que al tener este tipo de impresión deciden no regresar a su unidad médica. Abandonan el tratamiento o dependen de donaciones. No solo afecta al hecho de que alguien deje de ser indetectable. El virus puede replicarse o mostrar alguna resistencia al medicamento y eso ocasiona que necesite de otro esquema».

Deficiencias estructurales del sistema público de salud

Durante la charla, Aldo manifiesta que estas no son situaciones particulares del IMSS. Inicialmente, recibió su diagnóstico en el Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE). Desde el primer instante se enfrentó al «trato estigmatizante del personal operativo».

Si bien los procesos de denuncia suelen estar sujetos a trabas burocráticas, el joven convoca a que hagamos valer nuestros derechos. «Hay muchas personas que no saben que tienen el derecho a que les traten bien», sostiene. Además de recordar que el acceso a la salud debe ser bajo el principio de no discriminación, Aldo considera que también es nuestra responsabilidad. ENTÉRATE DE QUÉ SIGNIFICA SER INDETECTABLE.

Problemas estructurales y falta de información

Las problemáticas por las que atravesó no son casos incidentales. Forman parte de un repertorio de deficiencias estructurales en el sistema público de salud con relación al manejo del VIH en México. Como una de las mayores muestras tenemos la falta de información estadística.

Esta denuncia no se queda en anécdota o, como Aldo le llama, «una queja de pasillo». La falta de transparencia y respuesta también es una de las constantes a las que nos enfrentamos periodistas que damos cobertura a la agenda de VIH.

Por ejemplo, desde el mes de julio de 2021, Homosensual está a la espera de la respuesta a solicitudes que se hicieron en la Plataforma Nacional de Transparencia (PNT). Los plazos máximos de atención eran el 30 de agosto y 13 de septiembre de 2021. De las 27 solicitudes, solo se nos ha dado respuesta a 2. En 1 de ellas se nos notificó que la instancia no cuenta con la información solicitada.

El color rojo indica que la solicitud está fuera de tiempo. / Imagen: PNT

Si vives con VIH o conoces a alguien que haya pasado por un extravío de análisis o trato discriminatorio en alguna unidad de salud del sistema federal, no dudes en escribirnos para que, así como lo hicimos con el caso de Aldo Morales, podamos dar difusión a tu denuncia.

error: Alert: Ya te vimos pillín, mejor comparte.