Packer trans: ¿Qué es un packer y para qué sirve?

Te contamos todo lo que debes saber sobre el packer y su uso. / Foto: Transgender Universe

Si eres una persona trans, tal vez has escuchado sobre el uso del packer (prótesis para masculinidades), pero no sabes exactamente qué es. Aquí te damos toda la información.

Si escuchaste la palabra ‘packer’ en algún lugar y no sabes a qué se refiere o cuál es su uso, esta es una guía para entender cómo son los packers, para qué sirven y dónde conseguir uno, pues puede ser algo esencial para algunos hombres trans y personas transmasculinas.

¿Qué es el packer para los hombres trans?

La palabra ‘packer’ hace referencia al ‘paquete’ en el sentido más burdo de la palabra. Los packers prostéticos están diseñados para verse y sentirse lo más cercanos posible a un pene.

Hay varias marcas que los fabrican, la mayoría creadas por y pensadas para las necesidades de las personas trans. Los hay de diferentes materiales, en diversos colores de piel. Algunos usan pintura hiperrealista para simular venas y detalles y otros incluyen vello. ¡Algunos incluso tienen todas las características anteriores!

También tienen diferentes funciones o usos. Algunos están pensados solo para ‘hacer bulto’ en el pantalón, mientras que otros son para orinar de pie. Por su parte, algunos son un poco más divertidos y se pueden usar también para el placer sexual. CONOCE LOS MEJOR PRODUCTOS PARA HOMBRES TRANS.

¿Qué tipos de packer hay, dependiendo su uso para hombres trans y transmasculinidades, y dónde comprarlos?

Solo bulto

Este tipo de packer simula la forma de un pene flácido sin erección. Está pensado para usarse en lo cotidiano entre la ropa interior. Así crea forma de bulto entre las piernas cuando usamos ropa interior o pantalones.

Packer tipo bulto / Foto: Indigo Tienda Trans

El packer que estás viendo en la imagen es el BETA de Indigo Tienda Trans. Tiene textura realista, es suave y está realizado con silicona de grado médico. Ojo, es importante que siempre busques que los productos que compres sean fabricados con materiales que sean hipoalergénicos y aptos para la piel. MIRA TAMBIÉN TODO LO QUE DEBES SABER SOBRE EL USO DEL BINDER.

STP

Los packers STP se utilizan para orinar. STP es el acrónimo del inglés «stand to pee», que en español significa pararse para orinar.

Tiene doble uso, ya que puede usarse como bulto de diario y como STP. Su atractivo es la posibilidad de orinar de pie, pues cuenta con un diseño pensado para ello. Al posicionarlo de forma correcta puedes orinar dentro de él (en los testículos) y la orina recorre el conducto del pene y sale por la punta del mismo.

Los STP son una gran adquisición para todos aquellos que sienten disforia por no tener la posibilidad de orinar parados. Además, son una inversión 2×1. Son muy cómodos y puede que te tome aprender a usarlos, pero valen la pena.

Packer tipo STP hecho con silicona de grado médico con un sistema para orinar libre de mangueras / Foto: Indigo Tienda Trans

Uso sexual

Los packers de uso sexual son muy demandados y hay de diferentes diseños y estilos. Varían de tamaño. Algunos tienen testículos o pintura hiperrealista para simular el color de las venas y el glande cuando el pene está en excitación. Hay algunos que son solamente para que la persona que lo usa sea activa y penetre. Para esto se usa un arnés o boxers especiales que sostienen el packer. Esto es porque el tamaño es el de un pene erecto. Por lo tanto, pesa más y por el movimiento puede que se caiga.

Uso de arnés con un packer / Foto: Etsy

Otros tipos de packer específicamente pensados para el uso de hombres trans o personas transmasculinas

Sin embargo, hay otros tipos de packers más especiales o específicamente pensados para la fisionomía trans. A las personas que utilizamos tratamiento hormonal con testosterona (terapia de reemplazo hormonal) nos crece el clítoris unos centímetros. El glande de nuestro clítoris —o ‘pítoris’, como algunos prefieren decir— se vuelve más grande y es muy sensible. ESTOS SON ALGUNOS CAMBIOS POR TESTOSTERONA EN LOS HOMBRES TRANS.

Así que algunas tiendas de artículos trans han pensado en estas necesidades y han creado packers que son una ‘extensión’. O sea, tú puedes meter tu clítoris erecto (usualmente crece entre 3 y 7 centímetros aproximadamente) y usar un packer que tenga la forma de un pene del tamaño que prefieras y sentir tu como persona activa mientras penetras a la persona con la que estás compartiendo el acto sexual.

Packer donde se puede insertar el clítoris / Foto: Indigo Tienda Trans

También existe la opción de que sea multiusos. Combina 3 o 4 usos (STP, bulto, sexo, etc.). Esto ha sido importante porque a veces experimentamos un poco de desconexión de la persona con la que se tiene sexo por no sentir al mismo tiempo que ella. Y esto alimenta más la disforia. Hay un tipo de packer que viene con una vértebra que mantiene la erección del prostético y del lado de quien lo usa tiene una vulva mini que hace succión y estimula el clítoris. Considero que eso permite explorar qué te gusta y, al usarlo mientras se tiene sexo, posibilita sentir.

Packer 3 en 1 hecho de silicón de grado médico. Es para uso sexual, tiene un sistema para orinar libre de mangueras y simula bulto. / Foto: Indigo Tienda Trans

Cada quien escoge lo que mejor le acomoda al cuerpo

Después de esta guía quizás te preguntes cuál comprar. La verdad yo al inicio, cuando conocí sobre todo este mundo, me maravillé. Quería intentar todos y al mismo tiempo me daba un poco de ansía comprar algo que no sabía si iba a terminar usando.

A veces pienso que usar un packer me hace recordar que no hay nada ahí. Como si el hecho de poner algo entre las piernas que ‘simula un pene’ me hiciera pensar en la ausencia de lo que ‘debería estar ahí’. Y por eso la mayor parte del tiempo no lo uso. Me vuelvo más consciente de esa área por sentirlo contra mi piel.

Pero pasado un tiempo decidí explorar cómo me sentía. Primero jugué con las típicas y cliché calcetas en el boxer para ver si me sentía cómodo y así decidir si hacer la compra. Seguía sin estar tan seguro de qué quería, así que me propuse investigar hasta que di con una opción barata y simple.

Experiencia personal como persona trans con el uso de un packer

Me hice de un packer de bulto como el primero que mostré y en algunos lugares me gustaba usarlo, pero con otras personas no tanto. Con ciertas ropas prefería hacerlo porque se veía mejor que con otras que hacía muy evidente que lo estaba usando.

Sobre todo, me da ansiedad que las personas se den cuenta de que llevo algo ahí. Yo soy muy abierto con mi transición y la mayoría de las personas que me rodean saben que soy trans, por lo tanto asumo que esperan que no haya nada ahí. Por eso siento que notarán que lo traigo y harán preguntas. Pero bueno, esa es solo mi ansiedad hablando.

Como vi que me gustaba alternar, usándolo un tiempo sí y en otros momentos no, me pareció entretenido e interesante tener la oportunidad de quitarlo y ponerlo como mejor me convenía. Al menos para mí, tener la opción de quitarlo ha sido algo que me favorece.

Me gusta la idea de que sea algo que puedo ponerme y quitarme, no algo que siempre está ahí, o bueno… quizás soy yo solamente encontrando lo positivo en este asunto. Lo cierto también es que creo que realmente no experimento disforia en esa zona de mi cuerpo la mayor parte del tiempo, o por lo menos no es algo que paralice mi vida. CHECA POR QUÉ LA DISFORIA TAMBIÉN ES UN SÍNTOMA SOCIAL.

¿Qué hay que considerar al momento de conseguir uno?

El caso es que ahora tengo un packer que es multiusos. Estos packers no son tan baratos, y las tiendas de calidad por lo menos en México no son de fácil acceso, así que también tienes que cubrir costos de envío. Yo me puse de acuerdo con un amigo para pedir el paquete y dividir costos. El packer me venía regalado con un arnés para usar al momento de penetrar y la verdad es que a mi fisonomía no le sirvió mucho, aunque lo sigo explorando.

Últimamente he pensado alternar con un boxer al usarlo para ver si se mantiene más en su lugar con el movimiento. Considero que ese packer ha sido una gran compra porque ha abierto posibilidades de exploración de mi cuerpo. Y, pensándolo bien, aunque no me encanta usarlo todo el tiempo o incluso si termino concluyendo que no es lo mío, no me arrepiento de haberlo adquirido.

Al comprar este tipo de prostéticos deberíamos pensar que es una exploración corporal. Lo que me gusta a mí podría no gustarte a ti. O lo que le favorece más a mi fisionomía podría ser algo que a ti no te funciona. Cada cuerpo es distinto, así como cada mente.

Mi recomendación de compra es: experimenta. Si la cartera lo permite, hazlo. Y si no, piensa muy bien antes de comprar. ¿Qué deseos tienes? ¿De cuánto es tu presupuesto? ¿Cómo te gusta sentir? Aunque seguramente no vas a saberlo de cierto hasta que lo pruebes en tu propio cuerpo, toma esto como una posibilidad para autoexplorarte y conocerte.

¿Ya conocías las opciones que proporciona el packer para hombres trans y personas transmasculinas?

Con información de Indigo Tienda Trans