Caso de Susana Silvestre expone negligencia en búsqueda de desaparecidas

Colectivos LGBT+ protestaron por las negligencias en el caso de Susana Silvestre. / Foto: Zona Docs

Colectivos LGBT+ y organizaciones dedicadas a la búsqueda de personas desaparecidas en Jalisco expusieron la negligencia de las autoridades en el caso de Susana Silvestre.

El caso de Susana Silvestre, una mujer trans asesinada en Jalisco, es uno de los ejemplos de transfobia e impunidad más espeluznantes que se han presentado en México. Hasta ahora no se sabe nada sobre quién mató a Susana o por qué lo hizo. Sin embargo, lo más aterrador es la revictimización que sufrieron tanto la joven como sus familiares después del crimen.

Entre la transfobia y la negligencia de las autoridades, el cuerpo de Susana permaneció cuatro meses en el Instituto Jalisciense de Ciencias Forenses sin ser identificado. De no ser por organizaciones de la sociedad civil, el cadáver habría sido sepultado con total indiferencia, condenando a los familiares de la víctima a seguirla buscando de forma indefinida y a nunca tener certeza de su paradero.

Los familiares de Susana tuvieron que buscarla por cuatro meses debido a que las autoridades de Jalisco no les dijeron que había sido asesinada. / Foto: Mural

El crimen

Susana Silvestre era una mujer trans de 36 años. El 10 de octubre de 2020 alguien la mató y abandonó su cuerpo en el municipio de Tlajomulco en circunstancias que todavía no están claras.

Ese mismo día, trabajadores de Instituto Jalisciense de Ciencias Forenses (IJCF) acudieron a levantar el cadáver de Susana. Vecinos del lugar proporcionaron a los peritos datos sobre la identidad de la mujer asesinada. Posteriormente, los propios vecinos notificaron sobre lo ocurrido a Jaqueline, hermana de Susana.

Jaqueline Silvestre, por su parte, acudió a las instalaciones del IJCF para reclamar el cuerpo de Susana. Una vez allí, les mostró a las autoridades fotografías de su hermana, describió sus tatuajes y señas particulares, y dio información sobre el lugar y las circunstancias en que había ocurrido el levantamiento del cuerpo. Sin embargo, la respuesta que obtuvo fue sorprendente. De acuerdo con los funcionarios, no había ninguna mujer en las instalaciones del IJCF que respondiera a esas características. CONOCE LAS ESTADÍSTICAS DE CRÍMENES DE ODIO EN MÉXICO.

El fin de la búsqueda

La hermana de Susana Silvestre regresó hasta en tres ocasiones al IJCF para preguntar por el cuerpo de su familiar. Todas las veces recibió la misma respuesta: el cuerpo de Susana supuestamente no estaba allí.

Pasaron cuatro meses hasta que, el 4 de febrero de 2021, activistas del colectivo Por Amor a Ellxs —que se dedica a buscar a personas desaparecidas en Jalisco— publicaron en redes sociales que el IJCF estaba a punto de inhumar el cuerpo de unas mujer trans como Persona Fallecida Sin Identificar (PFSI). El colectivo describió las señas particulares de la víctima y la ropa que usaba el día de su asesinato. Las características coincidían con las de Susana.

Esta es la publicación del colectivo Por Amor a Ellxs que permitió a los familiares de Susana corroborar que su cuerpo estaba en el IJCF. / Foto: Zona Docs

Más tarde, integrantes de colectivos LGBT+ que se habían involucrado en la búsqueda de Susana Silvestre vieron la publicación y avisaron a sus familiares, quienes acudieron de nuevo a las instalaciones del IJCF. Finalmente, los familiares de Susana pudieron identificar el cuerpo de la mujer trans. En efecto: el cadáver había estado en el forense desde el 10 de octubre de 2020. Si los familiares hubieran llegado una hora tarde, el cuerpo habría sido sepultado sin ser identificado. AYÚDANOS A LOCALIZAR A WENDY SÁNCHEZ, LA ARTISTA QUE DESAPARECIÓ AL VIAJAR DE NAYARIT A JALISCO.

Transfobia

El 13 de febrero de 2021, colectivos LGBT+ y organizaciones dedicadas a la búsqueda de personas desaparecidas organizaron una rueda de prensa en el Parque Revolución de Jalisco. Allí expusieron la negligencia de las autoridades:

«Nuestra compañera Susana Silvestre estuvo a punto de ser inhumada como una persona fallecida no identificada. Eso haría que sus personas cercanas y sus familiares la hubieran tenido que seguir buscando indefinidamente. Ni el IJCF, ni el Ministerio Público —que investigan la muerte— fueron capaces de agotar los actos de investigación como se debió para dar con su identidad y regresar el cuerpo de Susana con sus familiares».

Asimismo, mencionaron que la identificación del cuerpo se dificultó debido a que las autoridades no abordaron el caso con perspectiva de género. En lugar de considerar la identidad de género de Susana, trataron el caso como si la víctima fuera un hombre. CONOCE EL CASO DE IRLANDA, LA CHICA TRANS DESAPARECIDA A LA QUE NADIE BUSCA EN JALISCO.

En conferencia de prensa, organizaciones sociales y familiares de Susana denunciaron las irregularidades del caso. / Foto: Zona Docs

Cifras espeluznantes

Pero quizá lo más impactante es que el caso de Susana Silvestre no es aislado. Tan solo en lo que va de 2021, ya son 35 los cuerpos de Personas Fallecidas Sin Identificar (PFSI) que son inhumados en Jalisco.

De forma cotidiana, el IJCF inhuma cadáveres sin identificar. La razón es que no tiene capacidad para almacenar tantos cuerpos de víctimas de asesinato. Este dato pone en perspectiva los niveles de violencia que existen tanto en el estado como en el país.

Sobre el tema, los colectivos LGBT+ y las organizaciones dedicadas a buscar personas desaparecidas protestaron por la negligencia y transfobia de las autoridades en el caso de Susana Silvestre. Asimismo, pidieron al Gobierno de Jalisco que deje de inhumar cuerpos de personas sin identificar. También recordaron que en Jalisco hay más de 11 700 personas desaparecidas. MIRA CÓMO LUCHA LA MAMÁ DE KENIA DUARTE POR ENCONTRAR A SU HIJA TRANS DESAPARECIDA EN JALISCO.

«¿Cuántas de las 11 700 personas desaparecidas en Jalisco se encuentran inhumadas por el mismo Estado sin que hubieran hecho lo conducente para darles identidad? […] Su prioridad debe ser identificar y regresar a las personas a sus familias, no sellarlas con cemento en los panteones. Esto solo prolonga la tragedia de quienes buscan sin encontrar».

¿Cuántas de esas personas desaparecidas no han sido identificadas solo por ser trans como Susana Silvestre?

Con información de Zona Docs, Líder 919 y El Occidental

error: Alert: Ya te vimos pillín, mejor comparte.