Mitos y realidades de la salud de las lesbianas

En este post hablaremos de algunos mitos y realidades en torno a la salud de las lesbianas. / Foto: Adobe Stock

En este post confirmaremos y desmentiremos algunos de los mitos y las realidades en torno a la salud de las lesbianas.

El bienestar y la salud de las lesbianas es un tema de suma importancia. Y con ‘salud’ nos referimos a todo lo que implica este término: salud mental, física, sexual y social.

Las lesbianas, como cualquier otra persona (sin importar su orientación sexual o identidad de género), debemos estar informadas con respecto a todo lo que tiene que ver con nuestra salud y bienestar. Por ello, en este post abordaremos algunos de los mitos y las realidades que rodean esta importantísima materia.

Realidades de la salud sexual de las lesbianas

Existen un sinfín de mitos y realidades en torno a la salud sexual de las lesbianas. Tristemente, el tema de la salud no es inmune a algunos mitos y falsas creencias que generalmente se basan en estereotipos relacionados con la orientación sexual y la identidad de género. Y es que, si no estamos bien informadas, todas estas falacias pueden llegar a causarnos consecuencias adversas en nuestra salud.

Empezamos con algunas de las realidades en cuanto a la salud sexual de las lesbianas:

  • Las lesbianas, como cualquier otra mujer, deben acudir a chequeos ginecológicos regularmente. Por alguna razón, las mujeres que tienen sexo con otras mujeres suelen no ir al ginecólogo con tanta frecuencia como las mujeres heterosexuales. No debemos olvidar que ir al ginecólogo va mucho más allá de los métodos anticonceptivos y el embarazo. Los chequeos ginecológicos son esenciales para todas las mujeres.
  • Las lesbianas también están expuestas a las ITS, incluyendo el VIH. Aunque el riesgo de transmisión del VIH entre mujeres es menor en comparación con los hombres que tienen sexo con hombres, no debemos confiarnos, pues existe. Lo mismo aplica para otras infecciones de transmisión sexual a las que estamos expuestas. No somos un caso especial y no por ser lesbianas estamos ‘vacunadas’ o somos inmunes a las múltiples ITS.
  • Verdadero: las lesbianas suelen tener más orgasmos que las mujeres heterosexuales. No es por presumir, pero esto es un hecho.
  • Probablemente verdadero: las lesbianas tienen mayor riesgo de padecer cáncer de mama en comparación con las mujeres heterosexuales. De acuerdo con el informe Lesbians’ health: myths and realities publicado por la Asociación Internacional de Lesbianas, Gays, Bisexuales, Trans e Intersex (ILGA por sus siglas en inglés) en 2011, adicionalmente a los factores de riesgo comunes para todas las mujeres, el consumo excesivo de alcohol, el mayor consumo de tabaco (en comparación con las mujeres heterosexuales) y el hecho de no tener hijos exponen a ciertas lesbianas a un mayor riesgo de cáncer de mama y cervical. Incluso si los estudios científicos son demasiado escasos para ser definitivos, el informe dice que es probable que el riesgo de cáncer de mama para las lesbianas sea mayor.
Las lesbianas debemos estar informadas con respecto a nuestra salud sexual. / Foto: Adobe Stock

Mitos en torno a la salud sexual de las lesbianas

El mito más falso que rodea a la sexualidad de las lesbianas suele ser la creencia de que 2 mujeres no pueden tener ‘verdadero sexo’. Y es que muchas personas siguen creyendo que si no existe un pene (o penetración) no cuenta como sexo. Bueno, pues esa es de las fake news más erróneas que existen. Si eres lesbiana, posiblemente ya te enteraste de que el sexo entre mujeres no solo es posible, sino que es maravilloso.

También muchas lesbianas creen que por tener sexo con mujeres pueden prescindir de los métodos de protección sexual. Wrong! Las lesbianas también deberíamos protegernos a la hora de tener sexo.

Otra cosa que es falsa es la aseveración de que una lencha jamás tendrá sexo con un hombre. Aunque muchas preferimos no hacerlo porque, well, no se nos antoja, algunas sí llegan a hacerlo. No hay un solo tipo de lenchitud. Son muchas las lenchitudes y no deberíamos perder de vista que todas son válidas.

Salud mental

La salud mental de las lesbianas es un tema poco hablado pero sumamente relevante. Asimismo, la violencia en las relaciones lésbicas y el acoso entre lesbianas también son realidades poco visibles. La verdad es que hay un altísimo índice de lesbianas que sufren de depresión y caen en las adicciones, sin dejar a un lado que la lesbofobia está a la orden del día. Las lesbianas constantemente somos invisibilizadas dentro de lo LGBT+.

Aunque la orientación sexual no es precisamente un factor que influya al 100% en nuestra felicidad, la lesbofobia a veces rompe la relación con la familia y los amigos. Asimismo, la presión familiar, social o incluso cultural también tiene un impacto en el bienestar de las lesbianas. ESTAS SON LAS RAZONES POR LAS QUE HAY TANTOS DIVORCIOS DE PAREJAS LÉSBICAS.

No dejemos a un lado la salud mental de las lesbianas. / Foto: Adobe Stock

Salud social

Falso: las lesbianas ‘femeninas’ son menos lenchas que las butch. ¿Qué onda con esa creencia? Nadie es ‘más lesbiana’ que nadie. Que no te quieran convencer de lo contrario. Vístete y exprésate como te dé la gana.

No le debemos rendir cuentas a nadie y tampoco existe un ‘lesbianómetro’ que indique si estamos siendo buenas lesbianas o no. No hay solo un tipo de ‘mujer lesbiana’ o ‘mujer heterosexual’. La sociedad a menudo dicta un modelo masculino y un modelo femenino a los cuales una debe apegarse para no ser excluida. Ya sea que alguien sea LGBT+ o no, el simple hecho de no ajustarse al modelo esperado puede ser una posible fuente de rechazo. Fuck that!

Los riesgos individuales están determinados por muchos factores más allá de la orientación sexual. Pero es importante entender los problemas de salud más comunes para las mujeres de las minorías sexuales y las medidas que podemos tomar para mantenernos saludables.

Con información de ILGA