Así se vivía la homosexualidad en la cultura maya

¿Cómo se percibía y se vivía la homosexualidad en la civilización maya? Aquí te lo contamos. / Foto: Nueva Tribuna

Aunque no lo creas, la homosexualidad en la cultura y civilización maya era una práctica frecuente.

La homosexualidad en la cultura maya, una de las civilizaciones más poderosas que habitaron México, Belice, Guatemala, Honduras y El Salvador, era bastante común.

Contrario a lo que muchos creerían, varias civilizaciones prehispánicas tenían una concepción de la sexualidad sumamente abierta. Es decir, no tenían tantos prejuicios como los que hoy en día se tienen. Aprendamos de nuestros antepasados.

La homosexualidad en la civilización maya

Los ensayos publicados en Arqueología Mexicana revelan que las relaciones homosexuales eran una práctica frecuente en la civilización maya. El ensayo “La sexualidad entre los antiguos mayas” muestra que las relaciones homosexuales eran practicadas con frecuencia en aquella época. Sin embargo, no era una costumbre meramente sexual. La homosexualidad era considerada un elemento importante en la formación de los jóvenes. Era una especie de rito de paso que permitía que un niño se convirtiera en hombre. AQUÍ TE CONTAMOS CÓMO ERA LA HOMOSEXUALIDAD EN LA CULTURA AZTECA.

La homosexualidad no era mal vista en la cultura y la civilización maya. / Foto: Ronda Política

Otra de las costumbres sexuales de la cultura maya era la esclavitud. La sociedad maya prefería la homosexualidad al sexo prematrimonial entre heterosexuales. Por esta razón era muy común que los nobles adquirieran esclavos para que sus hijos iniciaran una vida sexual.

Y hablando de costumbres extrañas, los mayas —al igual que otros pueblos prehispánicos— comparaban la fertilidad humana con la de la tierra. Por ello, solían practicar rituales en los que lanzaban sus fluidos (ya sabes cuáles) al suelo. Esta era su manera de ‘fecundar la tierra’. CONOCE LOS SECRETOS DE LA HOMOSEXUALIDAD EN LA ERA DE LOS VIKINGOS.

Encuentros multitudinarios gay de los mayas

Los mayas fueron muy permisivos con la homosexualidad, hasta el punto de celebrarla en su arte e incluso organizar encuentros gay entre varias personas. Estas prácticas quedaron plasmadas en sus representaciones artísticas y textos glíficos. DESCUBRE OTROS SECRETOS DE LOS MAYAS.

Además, la identidad sexual de los mayas solía ser bastante fluida. Es decir, no se rompían la cabeza tratando de definir y encasillar su percepción de la sexualidad. Quizá para muchos esto resulte caótico, pero la verdad es que deberíamos aplaudir a la civilización maya por haber tenido una mente tan abierta en torno a la diversidad.

Los encuentros entre varios hombres eran comunes en la civilización maya. / Foto: Nueva Tribuna

Otros cultos

Aunque la homosexualidad en la cultura maya no era precisamente como la de la Antigua Grecia, sabemos que para los mayas el acto sexual no era atribuible únicamente a la unión entre personas de sexo contrario. ENTÉRATE DE POR QUÉ ‘COMÉRTELA’ ERA SÍMBOLO DE VALENTÍA EN EL IMPERIO ROMANO.

Las múltiples representaciones del ‘miembro’ en la civilización maya todavía pueden verse en zonas arqueológicas de Yucatán (como Uxmal). Y también se han encontrado objetos de madera que se utilizaban como ‘juguetes’.

Se pueden encontrar representaciones de este tipo de la civilización maya en múltiples zonas arqueológicas. / Foto: Arqueología Mexicana

Para los mayas, la sexualidad iba mucho más allá de lo reproductivo. Y es que el concepto de sexualidad de los pueblos originarios era muy distinto al de Europa, que tenía una visión moral y religiosa sobre el tema. En muchas culturas mesoamericanas el sexo era más bien un elemento de orden social. ASÍ ERA LA HOMOSEXUALIDAD ENTRE LOS MEXICAS.

Amamos saber que, dentro de sus prácticas sexuales, los mayas no discriminaban a ninguna orientación sexual e incluían a la homosexualidad en muchos ámbitos de su vida. 

Con información de Gender, Male Homosexuality, and Power in Coloninal Yucatán, BBC y La Sexualidad Maya y sus Diferentes Manifestaciones Durante el Período Clásico