Jalisco: Voto secreto compromete matrimonio igualitario y prohibición de Ecosig

Las iniciativas se aprobaron mediante una votación por cédula en el Congreso de Jalisco, aunque la ley establece que las votaciones de este tipo de dictámenes deben ser nominales. / Foto: Twitter (@soypolocortes)

Diputadas y diputados de Jalisco denunciaron amenazas de grupos religiosos y conservadores, por lo que la votación en la que se aprobaron el matrimonio igualitario, la ley de identidad de género y la prohibición de Ecosig se hizo de manera secreta. ¿Qué consecuencias puede tener esto?

El 6 de abril de 2022, el Congreso de Jalisco aprobó el matrimonio igualitario, la ley de identidad de género y la prohibición de los esfuerzos para corregir la orientación sexual e identidad de género (Ecosig, también llamados ‘terapias de conversión’), pero lo hizo a través de una votación secreta que pone en entredicho la legalidad del procedimiento y hace las reformas susceptibles de impugnación.

Desde 2016 las parejas LGBT+ ya podían casarse en Jalisco gracias a una sentencia de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN). Además, desde 2020 las personas trans ya podían acceder al reconocimiento de su identidad de género gracias una medida adoptada por el Gobierno estatal. Sin embargo, faltaba legislar sobre ambos temas, así como sobre la prohibición de las llamadas ‘terapias de conversión’. El 6 de abril de 2022 se lograron todos esos objetivos. Sin embargo, el método hace pender dichos logros de un hilo.

¿Qué se aprobó?

Matrimonio igualitario

Con 26 votos a favor, 8 en contra y 3 abstenciones, el Congreso de Jalisco aprobó una reforma al Código Civil que legaliza el llamado matrimonio igualitario. Con ello, el matrimonio deja de definirse como la unión entre un hombre y una mujer para ser la institución «por medio de la cual 2 personas deciden unirse para realizar la comunidad de vida». MIRA CUÁLES SON LOS ESTADOS DE MÉXICO DONDE LAS PERSONAS LGBT+ PUEDEN CASARSE.

Prohibición de ‘terapias de conversión’

Por otro lado, se aprobó la prohibición de los Ecosig con 26 votos a favor, 10 en contra y 1 abstención. La reforma sanciona a quienes impartan las llamadas ‘terapias de conversión’. Dichas prácticas se sancionarán con multas de entre 50 y 300 veces el valor diario de la unidad de medida y actualización o de 30 a 100 de trabajo en favor de la comunidad. A diferencia de otras legislaciones similares aprobadas en otros estados, en Jalisco la impartición de Ecosig no se sancionaría con cárcel. CONOCE LOS ESTADOS QUE PROHÍBEN LAS ‘TERAPIAS DE CONVERSIÓN’.

Ley de identidad de género

Además del matrimonio igualitario y la prohibición de las Ecosig, el Congreso de Jalisco también aprobó la llamada ley de identidad de género. Con 26 votos a favor, 10 en contra y 1 abstención, se acordó una modificación legal para permitir a las personas trans la corrección de su acta de nacimiento mediante un trámite administrativo. Sin embargo, no se incluyó en dicho procedimiento a las personas menores de 18 años. En ese sentido, la legislación tiene menor alcance que las medidas implementadas por el Gobierno de Jalisco, que sí permite al Registro Civil el reconocimiento de la identidad de las infancias trans. MIRA CUÁLES SON LOS ESTADOS QUE HAN APROBADO LA LEY DE IDENTIDAD DE GÉNERO EN MÉXICO.

Votación secreta

El problema es que las reformas se aprobaron mediante una votación por cédula. Se trata de un procedimiento en la que cada legislador deposita dentro de una urna un papel que indica el sentido de su voto. Al finalizar se vacía la urna y se contabilizan los votos a favor, en contra y las abstenciones. Sin embargo, a este método también se le conoce coloquialmente como votación secreta. La razón es que no permite conocer el sentido del voto de cada legislador en particular.

La diputada Susana de la Rosa, promovente de algunas de las iniciativas, justificó la utilización de este método en la votación del matrimonio igualitario y las otras reformas mencionando que era la única forma de que el Congreso de Jalisco las aprobara. Cabe mencionar que previamente muchos diputados y diputadas denunciaron haber recibido amenazas de grupos religiosos. Antes del desarrollo de la sesión, grupos conservadores se presentaron afuera del recinto legislativo. Por ello, la votación secreta se justificó como una forma de proteger a diputadas y diputados de las amenazas.

Publicación de la diputada Susana de la Rosa en Twitter / Foto: Twitter (@susanadelar)

¿Esto es legal?

El artículo 193 de la Ley Orgánica del Poder Legislativo de Jalisco establece que las votaciones de dictámenes de leyes o decretos se deben realizar de forma nominal; es decir, indicando cada diputado el sentido de su voto, no por cédula.

Capítulo VII de la Ley Orgánica del Poder Judicial de Jalisco / Foto: Congreso de Jalisco

Si bien el artículo 194 menciona que la Asamblea puede acordar situaciones en las que se realicen votaciones por cédula, el artículo precedente deja claro el método para votar leyes y dictámenes como los del matrimonio igualitario, ley de identidad de género y prohibición de los Ecosig en Jalisco.

Además, existen antecedentes de votaciones sobre matrimonio igualitario invalidadas por haberse realizado por cédula. En 2019, el Congreso de Yucatán rechazó una iniciativa sobre el tema a través del voto secreto de sus legisladores. En agosto de 2021, la Suprema Corte de Justicia de la Nación determinó que la votación secreta fue inconstitucional. La Corte determinó que el actuar del Congreso contradijo lo establecido en la Ley Orgánica del Congreso. Asimismo, determinó que violó el derecho a la información por parte de los ciudadanos, quienes deben conocer el actuar de sus representantes. Por ello, ordenó repetir el procedimiento a través de una votación nominal. CONOCE LA SENTENCIA DE LA SCJN SOBRE LA VOTACIÓN SECRETA EN YUCATÁN.

Comunicado suscrito por el Colectivo para la Protección de Todas las Familias en Yucatán / Imagen: Twitter (@ColectivoPTFYuc)

¿Qué podría pasar?

De lo anterior se desprende que las reformas aprobadas en Jalisco acerca de matrimonio igualitario, ley de identidad de género y prohibición de Ecosig son, por lo menos, impugnables. Si algún grupo que se opone a los derechos LGBT+ llegara a impugnar el procedimiento, el Poder Judicial podría declarar inválidas las reformas y ordenar que se repitan las votaciones. Tomando en consideración el antecedente de Yucatán, ese escenario luce probable.

Por otro lado, si se permite que las reformas procedan pese a la votación secreta, se sentaría un precedente peligroso. Y es que se abriría la puerta a que la votación por cédula se use para rechazar otras iniciativas a favor de los derechos LGBT+, como pretendió hacerse en Yucatán en 2019.

Así, el matrimonio igualitario y las otras reformas aprobadas en Jalisco penden de un hilo.