Casos de LGBTfobia, la ‘normalidad’ en Yucatán

Casos de homofobia, lesbofobia y transfobia en Yucatán
Familiares de José Eduardo Ravelo, joven violado y asesinado por policías en Yucatán / Foto: Raichali

La homofobia puede costar vidas, como lo demostró el caso de José Eduardo Ravelo, joven asesinado por policías en Mérida, Yucatán.

Homosensual documentó que en menos de 2 años se presentaron al menos 6 casos de homofobia, lesbofobia y transfobia en Yucatán. Esto contradice la afirmación de las autoridades de que se trata de hechos aislados.

El 7 de agosto de 2021, tras el asesinato de José Eduardo Ravelo por parte de elementos de la Policía, el alcalde de Mérida, Renán Barrera, afirmó: «Somos una ciudad en la que hechos como el que hoy nos ocupa han sido aislados». ¡Falso! En Mérida y en otras ciudades del estado las agresiones y la discriminación hacia personas LGBT+ por su orientación sexual e identidad de género son constantes.

Los casos de homofobia, lesbofobia y transfobia en Yucatán no solo están a la orden del día. Además, en muchas ocasiones la violencia y discriminación provienen de las propias autoridades. Cabe recordar que el Congreso se niega a legislar sobre el matrimonio igualitario. Además, el gobernador, Mauricio Vila, evita pronunciarse sobre temas relacionados con la diversidad sexual.

A continuación, recordamos algunos casos de violencia y discriminación contra personas LGBT+ que se han presentado en Yucatán de 2019 a agosto de 2021.

Asesinato de José Eduardo Ravelo

El asesinato de José Eduardo Ravelo es uno de los casos de homofobia más recientes que se han presentado en Yucatán. El 21 de julio de 2021, el joven de 23 años fue detenido arbitrariamente por elementos de la Policía de Mérida, quienes lo golpearon brutalmente y lo violaron en 2 ocasiones, una dentro de la patrulla y otra en los separos. José Eduardo falleció 13 días después producto de las lesiones causadas por los uniformados. Al acudir al hospital Agustín O’Horán, el joven no recibió atención adecuada. El médico encargado estaba más preocupado por saber si el joven era gay, aunque él ya había dejado en claro que no lo era.

José Eduardo acababa de llegar a vivir a Mérida pensando que era un lugar más seguro que su natal Veracruz. / Foto: Haz Ruido

Intimidación a manifestantes LGBT+

Tan solo 3 meses antes del asesinato de José Eduardo Ravelo se presentó otro caso de homofobia en el que estuvo involucrada la Policía de la capital de Yucatán. El 15 de marzo de 2021, activistas LGBT+ realizaban una manifestación a favor del matrimonio igualitario en el parque La Mejorada. Sin embargo, los uniformados los retiraron del monumento a los Niños Héroes a través de intimidaciones y a pesar de que la manifestación era pacífica. Cuestionado sobre el tema, el alcalde Renán Barrera consideró que no había ninguna razón por la cual disculparse.

Policía revictimiza a mujer trans

En Yucatán no solo se presentan casos de homofobia, sino también de transfobia. Un ejemplo es el caso de Fany Cobos Ayala. En septiembre de 2020 la mujer trans del municipio de Dzilam acudió a la policía para denunciar que había sido golpeada por su pareja. En lugar de ayudarla, las autoridades se burlaron de ella. La víctima incluso contó que uno de los policías le dijo: «Mejor que te maten». La víctima también contó que en ocasiones anteriores sufrió detenciones arbitrarias por parte de la policía.

Fany contó su historia de un video donde mostró las lesiones causadas por su pareja. / Foto: Facebook (Fany Cobos Ayala)

Encubrimiento de transfeminicidios en cárceles

Los casos de homofobia y transfobia también ocurren en las cárceles de Yucatán. En julio de 2020 la activista Shantall Guerrero Romero denunció que las autoridades penitenciarias encubren transfeminicidios en cárceles de Yucatán. Como ejemplo, citó el caso de una interna que fue llevada a un módulo especial y de quien tiempo después se dijo que se suicidó. Guerrero dijo que las autoridades reportan los transfeminicidios como suicidios o riñas. Además, dijo que cuando la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) o la Comisión de Derechos Humanos del Estado de Yucatán (Codhey) visitan los centros penitenciarios los directores de las cárceles ocultan evidencias de casos.

Lesbofobia en Patio Mérida

Además de homofobia y transfobia, en Yucatán también se presentan casos de lesbofobia. Uno de ellos le ocurrió en febrero de 2020 a Kass Pérez y su novia Alliah. En entrevista con Homosensual, Kass contó que un guardia de seguridad de la plaza Patio Mérida les pidió no besarse en el lugar. No conforme, el policía las siguió por la plaza, por lo que ellas decidieron salir del lugar. Una vez afuera, una mujer también les pidió no darse muestras de afecto ante otras familias.

Kass relató lo sucedido a través de su cuenta de Facebook. / Foto: Facebook (Kass Pérez)

Bloquean a activista de cumbre de los Nobel

Finalmente, otro caso que ilustra la homofobia que existe en Yucatán ocurrió en septiembre de 2019. Durante la 17 Cumbre de Premios Nobel de la Paz, el activista LGBT+ Alex Orué se acreditó para ingresar al evento. Sin embargo, al intentar entrar al evento se le informó que el código con el que se había registrado estaba bloqueado. Aparentemente, el ‘bloqueo’ se relacionó con una protesta realizada en el marco del evento por colectivos LGBT+ del estado.

Alex Orué, integrante del Colectivo por la Protección de Todas las Familias en Yucatán. / Foto: Tumblr (Alex Orué)

Por desgracia, estos casos demuestran que en Yucatán los casos de homofobia, lesbofobia y transfobia no son aislados como aseguran las autoridades, sino que se trata de una triste, indignante, dolorosa y cotidiana ‘normalidad’.

Con información de La Verdad Noticias

error: Alert: Ya te vimos pillín, mejor comparte.