Inicio LGBTQ+ Activismo Sony Rangel: activismo, lucha y vivencias de un hombre trans

Sony Rangel: activismo, lucha y vivencias de un hombre trans

-

Charlamos con Sony Rangel acerca de su activismo, lucha y vivencia como hombre trans. Esta es su historia.

Sony Rangel se ha dedicado los últimos años de su vida al activismo trans. Él fue uno de los primeros portavoces de la comunidad trans en Morelia y ahora está más seguro que nunca de hacia dónde quiere dirigir sus esfuerzos.

Él sabe que hay muchas caras en la vida de una persona y, en su caso, la parte trans atraviesa absolutamente todas porque, finalmente, es un hombre trans.

«No puedo hablar de ninguna experiencia de mi vida sin hablar de lo trans porque es lo que vivo y los ojos a través de los que veo».

—Sony Rangel en entrevista exclusiva con Homosensual

Sony Rangel activismo trans
Sony Rangel, activista trans / Foto: Instagram (@sonyrangel.ftm)

It’s… complicated

La historia de la familia de Sony Rangel es compleja. Él viene de un entorno muy estereotípico, una «familia tipo Simpson»: papá, mamá, hermano mayor, hermana de en medio y él, «la hermanita».

Sony siempre fue muy enfermizo, se la vivía en el hospital con su mamá y es que, desde antes de que naciera, el embarazo de su mamá fue riesgoso y complicado. De hecho, los doctores aseguraron que Sony tendría algún tipo de discapacidad. A sus hermanos les avisaron que iban a tener un hermanito «diferente». Pero, contra todo pronóstico, Sony no nació con ninguna discapacidad. Quizá la única diferencia física notoria podría ser el hecho de que nació muy pequeño y lo sigue siendo.

Sony Rangel, «diferente»

Por alguna razón, tanto sus hermanos como sus papás se quedaron con la idea de que Sony era un miembro de la familia «diferente». Y sí, de cierta forma, Sony siempre lo ha sido.

Sony heredó la ropa tanto de su hermana como de su hermano. Pero, a pesar de que él intentó cumplir con las expectativas de lo que él creía que se esperaba de su persona, siempre se sintió más atraído por los juguetes de su hermano y no los de su hermana.

«Siempre tuve la libertad de experimentar con los roles y los ejemplos para ver con quién me identificaba, qué me gustaba y qué no».

Infancias trans
Sony tuvo miedo de expresar lo que realmente quería cuando era niño. / Foto: Houstonia Magazine

A pesar de todo esto, Sony nunca expresó bien lo que quería y sentía. Más bien, siempre se guió por lo que él suponía que esperaban de él. Trató de complacer a sus papás en todo lo posible, no quería problemas.

«Pedía las cosas de mi hermana cuando yo en realidad quería las cosas de mi hermano».

—Sony Rangel en entrevista con Homosensual

Ahora que lo ve en retrospectiva, cree que sus papás lo habrían escuchado y apoyado. Pero nunca se atrevió a hacerlo cuando era chiquito. Quizá si Sony hubiera tenido más conocimiento —o por lo menos idea de lo que ser trans significa—, su familia lo hubiera aceptado como una infancia transESTE ESTUDIO MUESTRA CÓMO FUNCIONA LA MENTE DE LOS NIÑOS TRANS.

El modelo —tóxico— de masculinidad

El entorno familiar de Sony se fue construyendo alrededor de muchos temas, tales como salud mental, problemas de salud, aborto y machismo. Pero siempre hubo temas con los que Sony se topó con pared. De hecho, durante una época, él quiso ser como su hermano, el ejemplo del ‘hijo perfecto’ para el machismo, quien trabajó años en Hooters y tenía ‘chicas Hooters’ como novias.

«Ponen en un altar a mi hermano mayor y es el ejemplo de masculinidad que tuve por mucho tiempo. Lo que yo quería ser porque era el hombre que todos admiraban, respetaban y escuchaban. Llegué a caer en conductas muy tóxicas al principio de mi transición porque me casé con ese modelo de masculinidad que yo veía que te daba respeto y admiración. Y cuando empecé a fallar con esa expectativa y empecé a mostrar mis lados femeninos y a cuestionarme la narrativa masculina heteronormativa, a mi papá y a mi hermano ya no les gustó».

—Sony Rangel en entrevista con Homosensual

Chico trans
Sony Rangel: activismo, lucha y vivencias de un hombre trans. / Foto: Instagram (@sonyrangel.ftm)

Además, Sony es vegano y, para algunas personas, este tipo de cosas se siguen viendo como un ‘ataque’ a la masculinidad. La familia de Sony no sabe todo lo que él ha logrado, todo lo que hay detrás de su comunidad y, en pocas palabras, no ha logrado dimensionar lo que implica tener un familiar trans. Sí, ha sido complejo.

La ‘T’

A pesar de que los papás de Sony son baby boomers y vienen de una generación un poco más receptiva en temas LGBT+, no tenían ni idea de lo que tener un hijo trans significaría. Es más, ni siquiera estaban sensibilizados con la existencia de la ‘T’.

«Mi mamá era fanática de Miguel Bosé, mi papá de Elton John, ambos hombres gays. No tenían ningún problema con la homosexualidad. No sabían nada de lo trans, pero sabían que las disidencias sexuales estaban bien y que eran parte de la diversidad humana».

—Sony Rangel en entrevista con Homosensual

Hombre trans
¡No era lesbiana! ¡Era un hombre trans! / Foto: The New York Times

Sony tampoco tenía idea de que las personas trans existían. Y cuando no tienes con quién identificarte… tratas de hacer lo mejor posible y tomas lo que de alguna manera podría describirte. A Sony le gustan las mujeres, por lo tanto, lo único a lo que pudo recurrir cuando iba en secundaria era a la palabra ‘lesbiana’. Pero era solo eso, una palabra. ¡Sony no era lesbiana! ¡Era y siempre ha sido un chico trans!

Es que… no soy lesbiana, soy un hombre

A los 15, salió del clóset como lesbiana con su hermana —quien es bisexual—. Aquella fue la primera vez que Sony externó algo que más o menos tenía que ver con su verdadera identidad de género.

Sony Rangel y sus hermanos asistieron a una escuela católica. En un inicio se identificó como lesbiana, tuvo novias en su escuela y toda la cosa, pero algo dentro de Sony siempre rechazó la idea de ser lesbiana. ¡Pues claro! No lo era.

«Me dolía identificarme y que me dijeran lesbiana. No me sentía tampoco como para ir a un bar lésbico o tener un círculo de puras amigas lesbianas. Que sí lo tuve, pero no me sentía parte de ellas. Era una escuela católica, ¡las lesbianas estaban en todos lados! Fui la primera lesbiana de mi generación».

—Sony Rangel en entrevista con Homosensual

trans
Sony Rangel, activista trans / Foto: Instagram (@sonyrangel.ftm)

Entonces, Sony era abiertamente lesbiana —en un colegio católico— sin verdaderamente serlo. Esto también ocasionó rechazo de parte de sus compañeros, maestros y las mamás de los demás alumnos.

«Pasé toda la primaria y secundaria sufriendo porque a mis amigos les prohibían hablarme porque era muy masculina. Era muy evidente que a mí me gustaban las mujeres desde temprana edad».

Sus profesores llegaron a decirle que únicamente se trataba de una etapa. En eso sí tuvieron razón porque Sony no fue lesbiana por mucho tiempo más, pues se dio cuenta de que era un hombre trans cuando entro a la universidad. ESTAS SON ALGUNAS COSAS QUE SUCEDEN AL SALIR DEL CLÓSET COMO PERSONA TRANS.

¡Soy un hombre trans!

Cuando Sony Rangel decidió estudiar Historia del Arte en Morelia, todo cambió. Se descubrió trans. Y es que, por primera vez, conoció a otra persona trans: a Irene Valdivia, una mujer transexual.

La carrera que estudió hizo que su panorama se ampliara. Se clavó con temas de filosofía, feminismo, el pensamiento crítico, arte conceptual, cine… ¡con absolutamente todo! Y eso también le ayudó a finalmente descubrir su identidad de género. Sony se convirtió en el único hombre trans de su universidad. 

bandera
Sony Rangel: activismo, lucha y vivencias de un hombre trans. / Foto: Instagram (@sonyrangel.ftm)

Empezó a transitar lejos de su familia, ellos se enteraron hasta después. Cuando Sony expresó que era trans, no fue ninguna sorpresa, pues su mamá ya lo sabía. De hecho, ella ya se había puesto a investigar e incluso ya había hablado con una endocrinóloga.

«Ya estaba lista para decirme, en el momento en el que yo lo dijera: “Ya tengo tu cita con la endocrinóloga para hablar de tu tratamiento”. Pero todo desde el lado médico. Nunca ha tenido la intención de investigar más sobre el género como una cuestión social. Sobre el entorno político que vivimos, empatizar con el lenguaje, hablar de ginecología como si solo fueran realidades biológicas femeninas. Todo ese discurso ha provocado un distanciamiento».

—Sony Rangel en entrevista con Homosensual

Activismo: ¿y dónde están los hombres trans?

Irene Valdivia y Sony Rangel hicieron equipo y comenzaron a meterse en el activismo. Capacitaron a profesores, exigieron que se actualizaran los datos en las listas y lograron que activaran el protocolo de protección a estudiantes trans. Cuando Sony se graduó, instalaron un baño sin género en su universidad. Por supuesto que todo esto no fue nada sencillo, pero lo lograron.

«¿Qué vamos a hacer los dos en esta universidad? ¿Cómo vamos a sobrevivir juntos? Y lo hicimos poca madre».

banderas activismo trans
Sony Rangel: activismo, lucha y vivencias de un hombre trans. / Foto: Instagram (@sonyrangel.ftm)

Poco a poco, Sony se fue abriendo camino en el activismo LGBT+ y fue conociendo a personas y organizaciones con los mismos ideales que él. Así fue como, sin planearlo, se convirtió en uno de los primeros portavoces trans de Morelia.

«El único activismo trans que existía era dirigido por trabajadoras sexuales ya mayores de 40 años. No había una visibilidad de poblaciones trans jóvenes en Michoacán».

—Sony Rangel en entrevista con Homosensual

Sony cree que la invisibilización de los hombres trans viene de una parte muy violenta que tiene una raíz misógina. Y la injusticia no solo se da en el trato social, sino también en el entorno médico. 

«La parte misógina va en cuanto a que no se espera que una mujer tenga actitudes de asertividad, de ser agresiva, competitiva o tener cargos de poder y visibilidad. Y, cuando un hombre trans transita de lo femenino a lo masculino y empieza a adquirir estas características, es cuando es mal visto. No es aceptable socialmente transitar a lo masculino, que es la parte del patriarcado, la opresión, el poder. Y no aceptan que haya esta ‘traición’ al patriarcado».

—Sony Rangel en entrevista con Homosensual

Esto es algo que Sony Rangel ha aprendido «a la mala». Pero precisamente por eso está cada vez más convencido de la urgencia de visibilizar a la comunidad trans, especialmente a los hombres trans como él.

Trans Pride News

Cuando regresó a CDMX, Sony no soltó la idea de seguir siendo un activista por los derechos trans, sino todo lo contrario. Poco a poco se le abrieron más puertas.

Hoy, junto a la periodista Láurel Miranda, Sony Rangel es cofundador y conductor de Trans Pride News, un espacio informativo creado por y para la población trans.

Trans Pride News
Láurel Miranda y Sony Rangel conducen Trans Pride News. / Foto: Instagram (@sonyrangel.ftm)

Una representación digna

Los primeros acercamientos que Sony tuvo con el tema trans fue a través de las películas de Pedro Almodóvar. Ahora que vive como hombre trans sabe que esas representaciones no son ni cercanamente dignas. Sony, al igual que muchísimas personas trans, no tenía un modelo con quién identificarse.

«Me acuerdo que de pequeño mi papá me hablaba mucho de las ranas. Me hablaba de cómo unas ranas podían transitar de sexo dependiendo de la situación. Esa fue una narrativa que a mí se me quedó muy grabada toda mi infancia al grado de que todas mi cosas eran de rana y mis amigos me decían ‘Froggy‘».

Con la experiencia que tiene, no solo en el activismo, sino en teatro y cine, Sony está seguro de que puede combinar sus conocimientos para lograr una representación más digna para la comunidad trans. A través de la empatía, sensibilización y sin dejar a un lado las batallas que quedan por luchar. Pero, a pesar de que todavía queda un camino largo por recorrer, Sony cree que el futuro para las personas trans se está empezando a despejar.

«Al menos las personas que van a estar cuando yo me vaya en mi círculo familiar, van a estar preparadas para seguir enfrentando un mundo lleno de gente diversa. Y eso a mí me da la suficiente esperanza para seguir haciendo lo que estoy haciendo».

¿Qué te pareció la historia del activista trans Sony Rangel?

Ana Sierra Arzuffi
Escribí un libro. Hago de todo y si no sé hacerlo, lo aprendo. Mi animal favorito es la capibara, que es como un cuyo gigante <3. También tatúo, dibujo, esculpo, cuento historias, tengo un blog de Salud Mental. Les digo, hago de todo. Odio las pasas y tomo demasiado café.
error: Alert: Ya te vimos pillín, mejor comparte.