¿Qué es el pinkwashing o lavado rosa LGBT+?

Pinkwashing
¿No sabes lo que es el pinkwashing o lavado rosa y cómo se relaciona con la comunidad LGBT+? Te explicamos. / Foto: Unsplash

El pinkwashing o lavado rosa no es tan difícil de detectar, especialmente si eres LGBT+. Para tus antenas y no dejes que te ‘laven’.

El término pinkwashing —o lavado rosa, en español— es cada vez más usado, pero no todos saben lo que significa y cómo está relacionado con la comunidad LGBT+. Eso es precisamente lo que te queremos explicar en este post.

Originalmente, la palabra ‘pinkwashing’ surgió a partir del término ‘whitewashing’, que significa encubrir crímenes o exonerar a través de pruebas sesgadas. Ahora bien, quizá no sabías que, durante la Segunda Guerra Mundial, los nazis obligaban a los homosexuales de los campos de concentración a portar un triángulo rosa invertido en sus uniformes. De esta manera podían identificarlos.

Y ¿a qué viene todo esto del triángulo rosa? Bueno, pues es que… con el paso de los años, la comunidad LGBT+ se encargó de darle un nuevo significado a dicha ‘marca’ (el triángulo rosa invertido) y ahora lo percibimos como un símbolo de resistencia y lucha.

Hoy en día, el triángulo rosa invertido es un símbolo de lucha y resistencia. / Foto: Vangardist Magazine

Ahora, el color rosa es algo que representa a la comunidad de la diversidad sexual al grado de que se le ha agregado la palabra ‘pink‘ o ‘rosa’ a muchas cosas que tienen que ver con el colectivo. Por ejemplo: crítica rosa, cine rosa, mercadotecnia rosa, lavado rosa, etc.

Pinkwashing LGBT+

Pero a diferencia de muchas de las cosas ‘rosas’ que tienen que ver con la comunidad LGBT+, el pinkwashing o lavado rosa no es precisamente un término que nos haga mucha gracia. ¿Por qué? Pues porque se trata de una técnica o estrategia de marketing con la que las marcas, políticos e incluso las celebridades se han tratado de acercar a nosotros… porque les conviene. MIRA CÓMO EXHIBIERON A ESTE CANDIDATO DEL PRI EN SU INTENTO DE HACER PINKWASHING.

No es tan difícil detectar cuando una marca está aplicando el pinkwashing. / Imagen: HMG

Para estas alturas, ya tenemos más experiencia identificando a las verdaderas marcas aliadas de la comunidad LGBT+. Son las marcas que, independientemente de si es el Mes del Orgullo, muestran su apoyo genuino los 365 días del año, no solo cuando les conviene.

¿Cómo identificar si se trata de un descarado lavado rosa?

Mira, es muy sencillo. Si una marca únicamente lanza productos ‘edición Pride o empiezas a ver que, cuando se acerca junio —Mes del Orgullo—, mágicamente una marca, político o figura pública comienza a portar banderas de arcoíris cuando el resto del año ni sus luces… ESO, my friend, es pinkwashing o querer engañarnos a las personas LGBT+.

Oigan, no. Eso de aprovecharse de la comunidad y acercarse a nosotros solo cuando ven una oportunidad de ganar dinero… not cool. Si van a ser aliados, que no solo sea en junio y que tampoco sea para vendernos cosas. ONDEAR LA BANDERA LGBT+ NO TE CONVIERTE EN ALIADO Y AQUÍ TE EXPLICAMOS POR QUÉ.

Pinkwashing: las marcas que solo muestran su apoyo a la comunidad LGBT+ en junio son pinkwasheras. / Foto: Zula

‘Celebrar’ el Orgullo se ha convertido en una mina de oro para muchísimas marcas. Mismas que, una vez que el Mes del Orgullo termina, desaparecen por completo… hasta junio del año siguiente. Acercarse y apoyar a la comunidad LGBT+ va mucho más allá de lanzar productos con la bandera de arcoíris o subir una foto de ‘apoyo’ en redes sociales. Puedes detectar el pinkwasheo de manera fácil cada vez que se acerca el Pride. Así que, no caigas. Investiga qué marcas hacen esfuerzos todo el año para demostrar su apoyo a la diversidad sexual.

Asimismo, el término ‘pinkwashing’ también se utiliza en el contexto del cáncer de mama, pues las marcas también han aprovechado para explotar este padecimiento lanzando productos que disque apoyan a las mujeres en su lucha contra el cáncer.

Ahora que ya sabes lo que es el pinkwasheo LGBT+ ¿te vas a dejar ‘lavar’?

Con información de The Conversation, Jstor y Pressrelations

error: Alert: Ya te vimos pillín, mejor comparte.