Exhiben intento de pinkwashing del PRI

Alejandro Moreno, presidente Nacional del PRI, publicó una foto con los colores del arcoíris / Foto: Twitter

El PRI intentó simular apoyo a las causas de la comunidad LGBTQ+; sin embargo, activistas y usuarios de redes sociales exhibieron el pinkwashing del partido.

A través de una publicación en redes sociales, el Partido Revolucionario Institucional pretendió simular un supuesto apoyo a las causas de la comunidad LGBTQ+ que no se refleja en la realidad, a través de sus votos respecto a iniciativas relacionadas con la diversidad sexual. Por ello, activistas y quienes en realidad trabajan por la comunidad no dejaron pasar la oportunidad de exhibir el pinkwashing del PRI.

Se conoce como pinkwashing a las estrategias publicitarias o mercadotécnicas de marcas, partidos políticos o figuras públicas que intentan posicionarse como supuestos aliados de la comunidad LGBTQ+ cuando en realidad no apoyan sus causas.

En este caso, activistas balconearon un intento de pinkwashing del PRI en Sinaloa. Los hechos ocurrieron el pasado sábado. En el marco de la conmemoración del Día del Orgullo LGBTQ+, el Comité Directivo Estatal del partido publicó una imagen de su logo con los colores del arcoíris como fondo.

Imagen publicada por el PRI de Sinaloa en redes sociales / Foto: Culichi News

De inmediato, usuarios de redes sociales señalaron la incongruencia del partido. El activista Tiago Ventura, presidente del Comité de la Diversidad en Sinaloa, recordó que hace un año, diputados del PRI votaron en contra de una iniciativa para aprobar el matrimonio igualitario en el estado. Finalmente, ante la exhibición de este intento de pinkwashing, el PRI sinaloense terminó borrando su publicación.

Pura simulación

En efecto: el PRI no es aliado de la comunidad LGBTQ+, ni simpatiza con sus causas. Así lo demuestran sus votos en el Congreso y sus pronunciamientos públicos. El 18 de junio de 2019, diputados priistas y panistas votaron en contra de una iniciativa sobre matrimonio igualitario en Sinaloa.

En aquella ocasión, activistas de la comunidad LGBTQ+ se dijeron traicionados por el partido, por su dirigente estatal Jesús Valdés y por el gobernador priista Quirino Ordaz Coppel. La activista Nora Uribe afirmó que el PRI se había ofrecido a apoyar la iniciatida de matrimonio igualitario. Sin embargo, terminó dándoles «atole con el dedo».

Ni balconeados entienden

Pero quizá lo peor del asunto es que, ni siquiera después de la exhibición de su fallido intento de pinkwashing, el PRI pudo comprometerse con las causas LGBTQ+.

Tras el escándalo por la publicación del partido en redes, medios locales consultaron al dirigente estatal del PRI, Jesús Valdés, sobre la incongrencia de expresar apoyo a la comunidad pero votar en contra del matrimonio igualitario. Al respecto, el dirigente se limitó a explicar que el tricolor no fue el único partido que rechazó la iniciativa. Además, al ser cuestionado sobre si ahora sí apoyarán el matrimonio igualitario, sólo dijo que el partido está «abierto al diálogo».

Quizá el PRI no ha entendido que el pinkwashing no es suficiente para conseguir votos de la comunidad LGBTQ+.

Con información de Línea Directa y Culichi News

error: Alert: Ya te vimos pillín, mejor comparte.