Conoce a Chingona Sound, colectiva de mujeres lesbianas y cuir

chingona sound colectiva feminista
Chingona Sound es una colectiva feminista conformada por mujeres lesbianas y cuir. / Foto: Facebook (Chingona Sound)

Te presentamos a Chingona Sound, colectiva feminista de mujeres lesbianas y cuir. ¡Checa nuestra entrevista y conoce su propuesta!

La filosofía de la colectiva feminista Chingona Sound continúa en edificación. Si frecuentas La Cañita, es posible que esta no sea la primera vez que escuchas hablar de Chingona Sound, una colectiva de morras que se reivindican como feministas interseccionales, lesbianas y cuir.

Homosensual conversó con Chingona Sound y aquí te contamos todo sobre esta colectiva.

¿Quiénes son las Chingona Sound?

Formalmente, Chingona Sound está integrada por Andi, Beatriz (Panchita Peligro), Estrella (Errante), Frida, Jimena (Luna Negra), Laura (U.M.A), Polyester Kat, Rosaura (Hackie), Samantha (Puzz Amatizta), Polyester Kat y Zaydé (Sonora Mulata). Sin embargo, la alineación nunca ha sido fija ni cerrada. Todes tenemos la oportunidad de ser cobijades por la resistencia y sororidad que caracteriza a esta colectiva, ya que crear un «monstruo descentralizado» fue y sigue siendo la premisa piramidal.

Luna Negra (1), Sonora Mulata (2), Panchita Peligro (3), Andi (5) y Hackie (6) son algunas de las integrantes de Chingona Sound. / Foto: Instagram (@erranteestrella)

Aunque sus fundadoras son DJs profesionales, coleccionistas de vinyl, ingenieras de audio, raperas, productoras y radiofonistas, muchos hemos participado en este proyecto sin darnos cuenta. Desde 2019, las Chingona Sound han buscado «acercar los espacios que parecerían muy lejanos».

Han organizado revueltas radiales, clases magistrales, paneles de narrativas digitales, conversatorios —que, en su mayoría, visibilizaron la experiencia trans— y talleres. Sin miedo a equivocarnos, podemos afirmar que uno de los eventos que colocó a las Chingona Sound en el radar feminista y LGBT+ fue el programa virtual de Formación de sonideras.

¿Por qué nace Chingona Sound?

Cada integrante tiene una historia de vida que las llevó a (re)encontrarse con Chingona Sound. En entrevista con Homosensual, Hackie y U.M.A enfatizan que —a diferencia de otras colectivas—, Chingona Sound no surgió de una amistad de años o de un compañerismo laboral. CONOCE 9 COLECTIVAS DE MUJERES LESBIANAS Y BISEXUALES.

Después de hacer una convocatoria en la calle se reunieron en un edificio cerca de Metro Popotla, compartieron sus experiencias y trazaron la finalidad y promesa de Chingona Sound: crear un espacio en el que —a través de la reivindicación de las genealogías de las diversidades—se desafiaran las prácticas heteropatriarcales en la industria de la música independiente. Al respecto, Sonora Mulata relata:

«Chingona Sound surge de la necesidad de tener un sistema de sonido propio. Todas coincidíamos en que estábamos supeditadas a sonar de una forma condicionada por vatos heteros. Nuestro motor fue combatir a la invisibilidad y el hartazgo».

Chingona Sound rompe las narrativas heteropatriarcales en el ámbito de la música. / Foto: Chingona Sound

Tal y como declaran Hackie, Frida y Errante, las primeras reuniones de Chingona Sound dieron cuenta de «la potencia de politizar las historias» y, de esta forma, proponer una contranarrativa al rol de las mujeres diversas en la música.

«No estábamos en distintas escenas porque somos mujeres o LGBT+ o ambas. También nos dimos cuenta de que la brecha tecnológica nos mantenía en un abismo. Nuestras reflexiones partieron desde los sistemas de opresión que nos atraviesan».

Lo que han cosechado

Para las integrantes de Chingona Sound, el ser parte de este proyecto también les ha dado la oportunidad de «reflexionar en torno a la extinta pasividad» frente a las violencias que —declara Andi— están aprendiendo a identificar, nombrar y refutar. Al estar al frente de las consolas y de la organización de eventos, las Chingona Sound han podido reconciliarse con ellas mismas y con su trabajo. En el caso particular de Frida, el ser ingeniera de sonido en y para la colectiva le ha ayudado a validar su profesión y sus capacidades.

«Desde la carrera estuve rodeada de hombres. Me desgastué mucho al querer cumplir sus expectativas. Mi autoestima siempre estuvo por debajo. se alimentó de comentarios como: “no estamos acostumbrados a que una mujer esté en las operaciones”. En la colectiva siempre se me ha dado la oportunidad de mostrar lo que quiero y lo que en verdad expresa mi pasión».

La desmitificación es cotidiana

Las Chingona Sound tienen claro que «el ser parte del proyecto no es librarse en automático de los discursos y las prácticas heteropatriarcales». Para ellas, «la desmitificación» es una praxis cotidiana y en colectivo. Además de ser un refugio, estos ejercicios de conciencia y resistencia han dado pauta a que las activistas —pues cada una se identifica con múltiples luchas sociales— puedan trazar narrativas distintas respecto a las disidencias sexuales.

La colectiva ha querido reivindicar las diversidades sexuales desde distintas luchas. / Foto: Facebook (Chingona Sound)

La labor de esta colectiva ha llegado a mujeres LGBT+ de la periferia y los barrios populares. Esto es gracias a que han articulado su música con espacios autogestivos como lo es Radio Cósmica Libre. Al igual que Puzz Amatizta, las demás integrantes de Chingona Sound afirman que «el sistema de sonido es un medio de comunicación con el que se le hace frente a la estructura hegemónica de los discursos y los sistemas mediáticos».

«La filosofía es una mezcla de las filosofías de todas»: Luna Negra

Andrea, Frida, Hackie, Errante, Puzz Amatizta, Polyester Kat, Luna Negra, Sonora Mulata, Panchita Peligro y U.M.A consideran que la colectiva feminista y de las diversidades sexogenéricas está fundada en tres principios básicos:

  1. Apropiación y ocupa de los espacios públicos
  2. Autonomía
  3. Educación popular e intergeneracional.

Aunque están convencidas de que «no hay 10 mandamientos para entender la filosofía de Chingona Sound», aseguran que persiste a una idea a la que proclaman eterna lealtad: jamás competir entre ellas. De hecho, esto es lo que las Chingona Sound reconocen el mayor logro ante el sistema heteropatriarcal y cisexista.

«Creemos que nuestro mayor acierto ha sido replantear las dinámicas. Aprendimos a trabajar en equipo. Esa es una de las cosas más negadas por el sistema en el que crecemos. Es importante defender el potencial de la convivencia. Al final de cuentas lo que validamos son nuestros saberes».

Chingonas incluso «en el caos y fin del mundo»

La pandemia por la COVID-19 ha alterado todos los espacios y ritmos de la vida. Quizá el más afectado ha sido el de la movilización social. En el 8 de marzo no solo defendemos nuestro derecho a las calles y la protesta. Abogamos por una conquista de la alegría y el goce. MIRA LAS 10 COSAS QUE MARCARON LA MARCHA DEL 8M.

Las integrantes encontraron en la colectiva un refugio durante la pandemia. / Foto: Facebook (Chingona Sound)

Para las mujeres diversas y disidentes de Chingona Sound, el acuerpamiento colectivo —físico o virtual— es un recordatorio de que —aún en pandemia— tenemos la oportunidad de vivir desde nuestros cuerpos y territorios. Su propuesta es ampliar este nicho de cuidados para reivindicar y cobijar a quienes militan como mujeres feministas, lesbianas y cuir. Disidentes en su sexualidad, afectos, prácticas y deseos, las Chingona Sound se encuentran en un momento fundamental. Como bien concluye Errante:

«Son un monstruo descentralizado que no piensa parar. Hasta que la dignidad se vuelva costumbre».

¿Ya conocías a la colectiva feminista Chingona Sound?

error: Alert: Ya te vimos pillín, mejor comparte.