Películas mexicanas con temas LGBT+, pero no tan evidentes

Chicuarotes es uno de los títulos de películas mexicanas con temáticas LGBT+ no tan evidentes. / Foto: Juan Pablo Ramírez Ibáñez

Te compartimos algunos títulos de películas mexicanas en las que hay temáticas LGBT+, pero no son tan evidentes.

Títulos como El lugar sin límites (Arturo Ripstein, 1978), Nudo mixteco (Ángeles Cruz, 2021) o El callejón de los milagros (Jorge Fons, 1995) tienen historias y personajes LGBT+ más que evidentes, pero hay películas mexicanas en las que los temas de diversidad sexual se tocan solo a partir de ciertos guiños de sus personajes o de diálogos muy específicos.

Aunque se relacionan con el argumento principal, no llegan a encontrarse en el centro. Por ello, algunas de las películas a continuación no entran como tal en la categoría formal del cine LGBT+ mexicano. En casos como el de Perfume de violetas (Maryse Sistach, 2001), el tratamiento de la sexualidad puede considerarse como un cuestionamiento a la heterosexualidad. ESTOS TÍTULOS SON CLÁSICOS LGBT+ DEL CINE MEXICANO.

Chicuarotes (Gael García Bernal, 2019) es la primera en nuestra lista de películas mexicanas con temáticas LGBT+ no tan evidentes

Protagonizada por Benny Emmanuel y Gabriel Carbajal, Chicuarotes es un largometraje que tiene como centro la historia de 2 jóvenes que viven en San Gregorio Atlapulco. Está contextualizada en el periodo de recuperación de Xochimilco después del sismo del 19 de septiembre de 2017.

A la par de la reconstrucción de las viviendas afectadas en el pueblo, Cagalera y Moloteco intentan ahorrar dinero para conseguir una plaza en el sindicato de electricistas. Sin embargo, su trabajo como payasos en el transporte público no da los resultados esperados. Es así como se ven orillados a incurrir en el robo y, posteriormente, en el secuestro del hijo del carnicero.

Sumado a la situación precaria en la que viven, están inscritos en círculos de violencia doméstica. En un hogar regido por el Baturro —un hombre sumamente agresivo y con problemas de consumo de alcohol— salir del clóset no es una opción.

En la escena en la que Víctor, hermano de Cagalera, se entera sobre el secuestro del hijo del carnicero, el protagonista subraya que sabe el secreto sobre su orientación sexual. CONOCE A LOS ROSTROS LGBT+ DEL CINE DE ORO MEXICANO.

Víctor y Cagalera / Foto: Juan Pablo Ramírez Ibáñez

Otro de los momentos en los que se hace alusión a que el chico no es heterosexual es cuando Chillamil (Daniel Giménez Cacho) —uno de los hombres que organiza el linchamiento en el pueblo— agrede sexualmente a Sugheili.

En un corte previo —cuando el pueblo está en la plaza para que el niño revele quiénes lo secuestraron— se culpa del delito a 2 mujeres trans que están a cargo de una estética.

Cuando hacen la acusación hay algunas expresiones transfóbicas. / Foto: Juan Pablo Ramírez Ibáñez

El infierno (Luis Estrada, 2010)

Bajo el protagónico de Damián Alcázar (Benjamín García) y Joaquín Cosío (El Cochiloco), El infierno es una de las películas mexicanas que tiene como tema central la crítica a los narcogobiernos. Entre sus personajes se encuentra Jesús ‘J.R.’ (Mauricio Isaac), hijo de doña Mary (María Rojo) y don José Reyes, cabezas del narcotráfico en Coahuila y San Luis Potosí.

En ninguna escena se menciona que J.R. es un hombre gay. No obstante, cuando los Panchos interceptan a los integrantes del cartel de don José, el Benny y el Sargento hallan al primogénito de sus patrones en la cama con otro hombre.

A lo largo de la película se escuchan adjetivos y frases que se utilizan con tintes homofóbicos. A partir de estas expresiones es posible tener un acercamiento a cómo la misoginia que rodea a los conceptos de lo ‘femenino’ y ‘feminizado’ sostiene gran parte del discurso homofóbico.

El llanto de la tortuga (Francisco del Villar, 1974)

Otra de las películas mexicanas en las que hay elementos LGBT+ no tan evidentes es El llanto de la tortuga. Titulada ¿Cómo perdiste tu virginidad? en España, está inspirada en un guion que coescribió Francisco del Villar con Vicente Leñero. Va sobre un viaje a Acapulco que se torna en muchas situaciones inesperadas.

Además de la revelación de temas totalmente tabú (como el aborto), las y los protagonistas experimentan su sexualidad. Si bien es una de las películas que hicieron de Isela Vega una de las actrices más importantes del cine mexicano, el filme tuvo severas críticas con relación a la construcción de los personajes. MIRA ESTOS DATOS SOBRE EL PRIMER BESO GAY DEL CINE MEXICANO.

Cartel de El llanto de la tortuga / Imagen: FilmAffinity

Naná (Rafael Baledón, 1985)

Y ahora que hablamos de Isela Vega, no podemos dejar de mencionar que Naná es una de las películas mexicanas con temáticas LGBT+ no tan evidentes. El largometraje fue exhibido 6 años después de su filmación.

En ella, es rastreable el beso de Irma Serrano y la protagonista de La viuda negra (1977). Las escenas de la noche en la que Satín recurre a Naná, una trabajadora sexual, causaron gran escándalo por considerarse contenido no apropiado. ESTOS SON TODOS LOS PAPELES LGBT+ DE ISELA VEGA.

Rencor tatuado (Julián Hernández, 2018)

Aunque no suele estar en las guías de películas mexicanas con temáticas LGBT+, Rencor tatuado tiene un par de guiños evidentes con relación a este sector de la población. Por supuesto, generó opiniones de todo tipo dentro y fuera de los colectivos de diversidades sexogenéricas.

Además de ser una de las entregas cinematográficas que aborda la violencia sexual a las mujeres de CDMX en los 90, Rencor tatuado tiene como protagonista a Aída Cisneros (Diana Lein), a quien el director describió como «una heroína trans que acudiera al llamado de los ciudadanos que sufrieran algún tipo de violencia» durante una entrevista con Gatopardo. En la historia hay otra protagonista trans, Marta.

La diosa del asfalto (Julián Hernández, 2020)

A comparación de Chicuarotes y El infierno, La diosa del asfalto es una de las películas mexicanas que, aunque no se catalogue como cine LGBT+, tiene ejes narrativos más que evidentes. La historia se centra en un grupo de amigas que vive en las zonas periféricas de Ciudad de México.

Ramira (Mabel Cadena), Max (Ximena Romo), Sonia (Samantha Orozco) y Clara (Giovanna Zacarías) se enfrentan a problemáticas como la violencia doméstica e intrafamiliar, precariedad económica, desempleo, abuso sexual y consumo de sustancias ilícitas.

La película empieza por el final. Después de que sale de prisión, Ramira se reúne con Clara y, a la par, Max regresa de su gira como guitarrista. Antes de eso, las jóvenes prometieron estar juntas. Las unía el hecho de que asesinaron al feminicida de Sonia.

La diosa del asfalto tiene cierta base documental. Alude a la sección de la nota roja sobre Las castradoras de Santa Fe, un grupo de mujeres que plantaron autodefensa a los agresores sexuales de la zona. ENTÉRATE DE CÓMO HA SIDO LA REPRESENTACIÓN DE MUJERES QUE AMAN A OTRAS MUJERES EN EL CINE MEXICANO.

¿Qué piensa el director sobre la película?

Aunque en ningún momento se menciona el término ‘lesbiana’, se sabe que Ramira se relaciona sexoafectivamente con mujeres. Después de su estreno en Netflix, se suscitaron algunos comentarios interesantes. Entre ellos destacaron opiniones en las que chicas lesbianas apuntaron que se seguía replicando el estereotipo de la lesbiana perversa. Esto se debe a que al final de la cinta Ramira asesina a Max.

Una de las cosas que llama la atención es que cuando se le preguntó al director cómo había sido abordar el tema de la homosexualidad entre mujeres no dio grandes detalles al respecto. Únicamente expresó:

«Había una voluntad decidida de cambiar, no porque crea que no tengo otras cosas que decir en el terreno de la diversidad sexual, sino porque quería que mis películas tuvieran un acceso mayor […] Las mujeres en mis películas siempre han estado presentes y son importantes».

Perras (Guillermo Ríos, 2011)

Otra de las películas mexicanas con temáticas LGBT+ no tan evidentes es Perras. Si bien la cinta tiene muchas opiniones (y no precisamente positivas), de manera muy tenue brinda una idea de lo complicado que puede ser para las chicas hablar sobre su sexualidad cuando se está en la adolescencia y en contextos más que patriarcales y clasistas. También se llega a hablar sobre el poco interés que hay por parte del entorno familiar.

El personaje con quien vemos esto es Alejandra Suárez (Denis Montes). En la historia —misma que está ambientada en la etapa de la secundaria o del primer año de prepa—, Ale es expulsada de su antigua escuela por besarse con una de sus compañeras, Martha. MIRA QUÉ ACTRICES MEXICANAS HAN HECHO PAPELES LGBT+.

Sofía y las otras chicas de la escuela le hacían burla por sentirse atraída por las mujeres. / Foto: Fidecine

¿Recuerdas otras películas mexicanas con temáticas LGBT+ pero no tan evidentes?

Con información de Instituto Mexicano de Cinematografía (Imcine) y Gatopardo