Cine mexicano: Cómo ha sido la representación de las lesbianas

Alucarda, la hija de las tinieblas es una adaptación de Carmilla, novela de Sheridan Le Fanu. / Foto: Yuma Films

Te contamos cómo ha sido la representación de las mujeres lesbianas en el cine mexicano.

De suicidas, monstruosas y seductoras: las representaciones de las lesbianas en el cine mexicano. La imposibilidad del deseo homoerótico entre mujeres (2020) es la tesis con la que Sandra Luz Sosa Vilchis se recibió como maestra en Estudios de la Mujer por parte de la Universidad Autónoma de México (UAM-Xochimilco).

La investigación de la también licenciada en Ciencias de la Comunicación y panelista de la Muestra Internacional de Cine con Perspectiva de Género (MIC Género) se considera un aporte sustancial para el estudio del séptimo arte en nuestro país. MIRA NUESTRA GUÍA MÁXIMA DE PELÍCULAS LÉSBICAS.

Apoyada en la «teoría fílmica feminista», Sosa Vilchis recuperó la construcción de personajes lésbicos en películas como Muchachas de uniforme (Alfredo B. Crevenna, 1951), Alucarda, la hija de las tinieblas (Juan López Moctezuma, 1975), Tres mujeres en la hoguera (Abel Salazar, 1976) y Así del precipicio (Teresa Suárez, 2006). Además de la alusión a autoras del feminismo radical de la diferencia, la tesis se nutre del Archivo Histórico del Movimiento de Lesbianas-Feministas. 

¿Qué se ha estudiado sobre la representación de las lesbianas en el cine?

Así como lo recupera la maestra Sandra Luz Sosa Vilchis, la disciplina que más se ha aproximado a la representación de las lesbianas en el cine es la Sociología. Con filmes como Les biches (Claude Chabrol, 1968) se identifica que una de las constantes es la construcción de historias en las que hay una evidente diferencia de edad entre las protagonistas. ESTAS SON ALGUNAS PELÍCULAS LÉSBICAS QUE PUEDES VER EN YOUTUBE.

También con el ejemplo de esta cinta francesa, la académica expone que uno de los estereotipos que han predominado en la representación cinematográfica es la lesbiana neurótica. Además de patologizarlas, se les quería mantener en el clóset.

Asimismo, se tienen en cuenta los espacios en los que se han encasillado a las protagonistas: internado, convento y prisión. Para los años 90, otra de las figuras estereotipados sobre las mujeres que aman a otras mujeres fue el de asesinas.

El caso del cine mexicano

Además de los ejes narrativos anteriormente citados, una de las cosas más evidentes en la representación de las lesbianas en el cine mexicano es la clase. A partir de aquí, la crítica se ha dirigido a exponer una invisibilización. Por lo general, las películas se centran en mujeres lesbianas que pertenecen a sectores sumamente privilegiados. De aquí surge el estereotipo de «la lesbiana sofisticada». ENTÉRATE DE QUÉ PELÍCULAS LGBT+ MEXICANAS NO TE PUEDES PERDER.

Muchachas de uniforme: lesbiana suicida

Muchachas de uniforme es una pieza clave para entender la representación de las lesbianas en el cine mexicano. Fue una adaptación de La niña Manuela, obra de Christa Winsloe, dramaturga, novelista e integrante del Partido Socialdemócrata Alemán abiertamente lesbiana. Pese a la época, se le dio publicidad. Eso sí: con estrategias un tanto tendenciosas. En esta entrega se muestra un acercamiento a chicas de diferentes sectores de la población. Es una de las muestras fílmicas en las que prevalece un final fatalista. CONOCE MÁS DE MÄDCHEN IN UNIFORM, LA PRIMERA PELÍCULA LÉSBICA, Y SU VERSIÓN MEXICANA.

Alucarda, la hija de las tinieblas: lesbiana monstruosa

Para el rodaje y la producción de esta cinta, el director Juan López Moctezuma adaptó sus intereses personales (historias de vampiros) al formato del cine de ficheras. En esta película del cine mexicano, además de replicar la narrativa de «activas y pasivas», la representación de las lesbianas parte de un discurso en el que se les conceptualiza como «monstruosas y anormales».

A su vez, son perceptibles los tintes con los que el amor romántico y heterosexual ha justificado la violencia. Al estar bajo la mirada masculina, también hay cierta fetichización del cuerpo.

¿Has visto esta película? / Foto: Festival Internacional de Cine de Morelia

Tres mujeres en la hoguera: lesbiana depravada

Aunque Tres mujeres en la hoguera (1977) trató de alejarse del llamado «cine lépero», la entrega de Abel Salazar no escapó a replicar una representación estigmatizante de las lesbianas en el cine mexicano.

Uno de los primeros datos a saber fue que se le censuró por parte de la Dirección General de Radio, Televisión y Cinematografía (RTC). Solo se le permitió proyectarse en 5 salas de la capital. Fue la primera película mexicana que mencionó la palabra ‘lesbiana’ de manera textual.

En un caso similar a Alucarda, la hija de las tinieblas, la historia estuvo bajo la mirada masculina y heterosexual. En ella, el personaje de Gloria (Maricruz Olivier) se muestra como una mujer violenta y grosera. Conforme avanza el filme es evidente que parte del argumento es la fantasía de un hombre heterosexual, cis y rico.

Así del precipicio: lesbiana seductora

Para esta película, su directora, Teresa Suárez, quiso que su temática fuera «abierta». La pareja protagonista está compuesta por Hanna Bermann (Ingrid Martz) y Sandra Romano (Anna Ciocchetti). Uno de los cambios importantes en las escenas íntimas es que, en comparación con las anteriores, no se elige como ángulo a la violencia.

Sin embargo, aún es perceptible la ausencia de personajes complejos. Además, se vuelve a retomar el recurso narrativo de la diferencia de edad y la pertenencia de las protagonistas sectores privilegiados.

¿Ya conocías esta investigación de Sandra Luz Sosa Vilchis sobre la representación de las mujeres lesbianas en el cine mexicano?

Con información de De suicidas, monstruosas y seductoras: las representaciones de las lesbianas en el cine mexicano. La imposibilidad del deseo homoerótico entre mujeres (Sandra Luz Sosa Vilchis, 2020)