Películas LGBT+ tan malas… que son buenas

Seed of Chucky es una de esas películas LGBT+ tan, pero tan malas... que son buenas.

Hay películas LGBT+ tan malas, pero taaan malas… que son buenas. ¿Ya saben cómo? Cuando algo es tan chafa que a su vez es… ¡una joya!

Estas películas LGBT+ son malas con ‘M’ mayúscula. Peeero, son tan, pero tan malas… que, de plano, son buenas. ¿Ya saben? Algo así como ‘guácala, qué rico’ o ‘me asusta, pero me gusta’. Entonces, aunque sean malas, no dejes de verlas, porque seguro te la pasarás muy bien.

But I’m a Cheerleader

Qué mala es But I’m a Cheerleader (1999). Aunque, precisamente ese es el punto de esta película noventera. Se trata de una burla a las fraudulentas ‘terapias de conversión’ y los lugares que realizan sus seudotratamientos para ‘curar’ la homosexualidad. La película es tan estúpida como este tipo de ‘terapias’.

But I’m a Cheerleader es una película LGBT+ tan mala… que es buena.

En esta peli, todo —incluyendo los estereotipos y roles de género— está exagerado a la máxima potencia. Además, ¡sale RuPaul! Sí o sí, vas a soltar dos que tres carcajadas a lo largo de esta malísima película LGBT+.

El hijo de Chucky

Definitivamente Seed of Chucky (2004) es la película LGBT+ más mala de la historia. Pero está tan chafa… que la amamos. En serio que esta peli de ‘terror’ es as queer as it gets.

El hijo de Chucky es un peliculón… malísimo.

Glen/Glenda, el hijo de Chucky, es un personaje LGBT+ icónico en las películas de terror porque es gender fluid. Antes de verla, tal vez deberías ver primero Bride of Chucky, para que tengas un poquito de contexto de lo que sucede.

Another Gay Movie 

Híjole, Another Gay Movie (2006) sí es mala, mala, maaala. Bueno, en realidad, todas las películas estilo Scary Movie son malas. Y es que, ok, Scary Movie pegó precisamente por ser la primera película que se burla de otras películas, pero —como suele suceder— trataron de explotar demasiado la idea.

Another Gay Movie es una película LGBT+ mala, tan mala… que es buena.

Y sí, en un inicio, la idea de películas que se burlaban de los clichés de otras películas, fue buena… pero, por ejemplo, Another Gay Movie era 1000% innecesaria. ¡Ah! Pero, a pesar de ser tan mala, tiene una secuela (Gays Gone Wild!). De todas formas, si te quieres reír un buen rato y ver una peli megasimplona… no te la pierdas.

D.E.B.S.

Esta película lésbica de culto es muy mala pero, a su vez, es buenísima. D.E.B.S (2004) trata de espías/asesinas bajo sueldo. Los efectos especiales son una burla, en serio, chafísimas… ¡pero es inevitable no amar esta peli por las mismas razones por las que la odiamos!

D.E.B.S. es malísima… pero por eso la amodiamos.

Ah, además, la directora de la academia que entrena a las chicas espías/asesinas es nada más y nada menos que Holland Taylor, la novia de Sarah Paulson.

¿Es o no es?, una película LGBT+ —no tan— mala, pero mala

In & Out (1997) no es taaan mala como las otras películas LGBT+ de esta lista, pero sí es malona. Digamos que… es una película dominguera.

In & Out no es malísima, pero tampoco es buenísima.

En realidad, ¿Es o no es? no tuvo tan malas críticas, a pesar de que se estrenó en los noventa. Y es que tiene un muy buen cast. La verdad sí vale la pena verla, es una de esas pelis que se quedan in between, o sea, o la amas o la odias.

Estas películas LGBT+ no destacan por ser obras de arte, ¿eh? O sea, definitivamente ninguna ganó un Óscar. Not even close. Pero sin duda, el que sean tan malas las convierte en joyitas que valen la pena, just for the laughs.

¿Cuál de estas películas LGBT+ tan malas que son buenas es tu favorita?

Con información de IMDB

error: Alert: Ya te vimos pillín, mejor comparte.