Impacto del suicidio en los LGBT+ en la pandemia

Desde que inició la pandemia, muchas personas LGBT+ han pensado en suicidio. / Foto: The Daily Beast

El suicidio afecta particularmente a los LGBT+ durante la pandemia por varias razones. Sin embargo, hay un factor de prevención al cual todos podemos contribuir. Te contamos de qué se trata.

La pandemia ha agravado diversas situaciones de los LGBT+, y muchos de ellos, en consecuencia, piensan en suicidio. Una encuesta realizada por los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) en Estados Unidos reveló que casi 26% de los adultos jóvenes (18-24 años) ha considerado suicidarse desde que comenzó la pandemia.

Estas estadísticas son particularmente preocupantes si tomamos en cuenta que desde hace años los investigadores han encontrado consistentemente que los jóvenes LGBT+ están en mayor riesgo de tener ideaciones e intentos de suicidio que sus pares heterosexuales.

Los jóvenes LGBT+ se encuentran en mayor riesgo de tener ideaciones e intentos de suicidio que los heterosexuales. / Foto: Freepik

Se estima que hasta 17% de adultos LGB había intentado suicidarse en algún momento de su vida, en comparación con un 2.4% de la población general. En identidades trans, el porcentaje es aún mayor: hasta 82% ha pensado seriamente en el suicidio y 40% ha llevado a cabo un intento.

El suicidio no es un problema solamente individual

A propósito de estas estadísticas es importante subrayar que los problemas de salud mental no son algo que ‘venga incluido’, por así decirlo, con ser LGBT+. Más bien, el riesgo de tener ideas suicidas o comportamientos autodestructivos es resultado de situaciones que generan altos niveles de estrés, como la discriminación en el trabajo o el rechazo de la familia.

Y es que los trastornos mentales no pueden ser comprendidos solamente como un asunto privado de las personas que los padecen. Los asuntos de salud mental son también sociales.

¿Qué influye en la ideación suicida en los LGBT+?

Para ejemplificar, tenemos un reporte publicado por Generations (un proyecto internacional para estudiar distintos aspectos de la vida de las personas LGBT+). En él, se indica que las personas que habían pasado por una terapia de conversión tenían índices significativamente más altos de riesgo de suicidio: 92% había pensado en suicidarse y 88% había llevado a cabo un intento de suicidio.

Teniendo en cuenta que el suicidio no es solamente un problema individual, la teoría interpersonal del suicidio del Dr. Thomas Joiner propone que la ideación suicida está influenciada por dos tipos de experiencias interpersonales. Una de ellas es el sentimiento de no pertenecer a ningún grupo o la frustración de no tener relaciones recíprocas. La otra, percibirse a uno mismo como una carga para otros.

Ambas experiencias aumentan las probabilidades de sentirse solo y están en muchos casos relacionadas con haber sido víctima de bullying o discriminación. Se sabe que los jóvenes LGBT+ son desproporcionadamente acosados en la escuela. De acuerdo con un reporte publicado en el 2016, hasta 85% han vivido acoso verbal y 27% han sido físicamente atacados.

El bullying y la discriminación por ser LGBT+ aumentan el riesgo de pensar en suicidio. / Foto: Alaska Regional Hospital

La conexión con la comunidad LGBT+ para la prevención del suicidio

Si el riesgo de tener ideaciones o intentos suicidas no puede entenderse exclusivamente como un asunto de la psicología individual, la prevención tampoco. Algo esperanzador en este panorama es que entre los factores que disminuyen las probabilidades de tener un intento de suicidio está la conexión con la comunidad.

Una investigación realizada en 2019 por el Journal of Gay & Lesbian Mental Health encontró que la conexión con la comunidad LGBT+ es una variable que disminuye las conductas suicidas. Otro de los aspectos que consideraron en este estudio fue la estigmatización por pertenecer a una minoría. Sobre este último punto es importante señalar que la percepción del estigma no se reduce por el hecho de estar activamente conectado con la comunidad LGBT+, lo cual es bastante lógico pues eso te hace más visible. Sin embargo, pertenecer a una comunidad también protege contra el sentimiento de desesperanza que empuja a las personas a tener intentos de suicidio.

Crear una conexión con la comunidad LGBT+ reduce el riesgo de suicidio. / Foto: It Gets Better México

En resumen, mientras que la discriminación es un factor que está asociado con un mayor riesgo de suicidio, la conexión con la comunidad es un factor que lo reduce de manera significativa. MIRA CÓMO LAS PERSONAS TRANS FORMAN COMUNIDAD Y SE APOYAN  DURANTE LA PANDEMIA.

Estos datos indican que la pertenencia a la comunidad puede marcar la diferencia en la salud mental de las personas LGBT+. Especialmente ahora que por la pandemia, muchos jóvenes están viviendo con familiares que no los aceptan es importante apoyar y crear redes de apoyo para las personas que se sienten aisladas.

¿Qué hago si he pensado en suicidio durante la pandemia?

Si tú has tenido pensamientos suicidas a lo largo de la pandemia, lo más recomendable es acudir con un profesional de la salud mental. De manera gratuita, La hora segura, un servicio de It Gets Better México, brinda un servicio de contención psicológica para personas LGBT+ en riesgo de suicidio. Reciben llamadas los miércoles de 8 a 9 pm. CONTACTA AL EQUIPO DE IT GETS BETTER MÉXICO AQUÍ.

Hora segura, de It Gets Better México, es un servicio de contención psicológica para jóvenes LGBTQ+ en riesgo de suicidio. / Foto: Twitter (@ItGetsBetterMx)

Recuerda: ante el riesgo de suicidio durante la pandemia, formar conexiones con la comunidad LGBT+ es un vital factor de protección.

Con información de CDC, NCBI, SAGE JournalsGLSEN

error: Alert: Ya te vimos pillín, mejor comparte.