50% de los estudiantes LGBT+ sufren de discriminación

Una encuesta llevada a cabo en México reveló que más de la mitad de los estudiantes LGBT+ se sienten vulnerables dentro de los planteles educativos. / Foto: Mega News

Una encuesta reveló que alrededor de 75% de estudiantes LGBT+ mexicanos ha vivido violencia verbal, mientras el 50% sufre de discriminación regularmente.

En el 2017 se realizó la segunda Encuesta Nacional sobre Violencia Escolar basada en Orientación Sexual, Identidad de Género y Expresión de Género hacia estudiantes LGBT en Escuelas de México. Ahí encontraron resultados sumamente alarmantes sobre el negativo y dañino ambiente escolar en el que viven muchos alumnos LGBT+.

El estudio fue un esfuerzo conjunto de las ONG Fundación Arcoíris, El Clóset de Sor Juana e Inspira. Para su realización encuestaron a 1770 alumnos LGBT+ de secundaria y preparatoria (12 a 19 años), los cuales fueron contactados a través de redes sociales.

¿Qué dijeron los jóvenes LGBT+ mexicanos?

En primer lugar, se encontró que el 55% de los jóvenes sexualmente diversos se sienten inseguros en el ambiente escolar. Igualmente, 41.7% dijo no sentirse a salvo para expresar su género como le gustaría. Por esta razón, tan solo el 54% de los estudiantes da a conocer su orientación a sus compañeros. Además de que solo 1 de cada 3 alumnos se lo comunica a sus profesores.

Aunque tan solo 54% de los estudiantes LGBT+ estén fuera del clóset, 75% de todos los alumnos diversos han sufrido violencia verbal. / Foto: RTVE

Asimismo, el 49.75% de los estudiantes LGBT+ aseguró sufrir regularmente de discriminación en las instalaciones escolares. Con este último resultado, también se descubrió que el 40% de los gays y el 45% de las lesbianas sufren acoso escolar de manera regular. Por otra parte, la comunidad trans resultó ser la más afectada. Esto porque alrededor del 55% de chicos trans y 61% de chicas trans sufren bullying de manera cotidiana.

De todos estos estudiantes, el 75% reportó haber vivido violencia verbal y más del 25% dijo haber sufrido violencia física. Además, el 60% de las víctimas contó no haber reportado los incidentes; gran parte de ellas no lo hizo debido a que aún no están fuera del clóset todavía. ESTE CHICO SE QUITÓ LA VIDA DESPUÉS DE QUE SUS COMPAÑEROS LO SACARON DEL CLÓSET.

El abuso no solo viene de los alumnos

Una gran cantidad de personas que no reportaron los actos de violencia en contra de ellas fue porque tenían miedo de que el personal escolar los revictimizara. Y, del 40% de los estudiantes LGBT+ que dijeron haber acudido a las autoridades escolares cuando sufrieron discriminación, solo la mitad reportó haber recibido ayuda de sus maestros o directivos.

En cuanto a la educación sexual en clases, tan solo 30% de los estudiantes señaló haber escuchado a sus docentes hablar de manera positiva sobre la diversidad sexual en las aulas. El 24% aseguró haber escuchado solo cosas negativas. El resto de los alumnos contestó nunca haber hablado de diversidad sexual dentro del salón de clases.

Si casi ningún maestro se muestra positivo ante la diversidad sexual, ¿cómo se pueden sentir seguros los estudiantes LGBT+? / Foto: Nueva Mujer

La primera Encuesta Nacional sobre Violencia Escolar se realizó en 2012. En ella se encuestó a hombres y mujeres LGBT+ de 18 a 30 años sobre su experiencia pasada en los centros educativos. Ahí se encontró que el 75% de los gays y el 50% de las lesbianas eran víctimas regulares de bullying en la escuela.

Si se comparan los resultados de la segunda Encuesta Nacional a los de la primera, podríamos decir que ha habido una disminución en el bullying hacia los LGBT+ en las escuelas. Sin embargo, este avance no es suficiente. No basta con que la violencia hacia los hombres gays baje, si el resto de los estudiantes LGBT+ siguen siendo discriminados o e invisibilizados en los centros educativos.

Para detener el bullying a los estudiantes LGBT+ necesitamos seguir exigiendo por una mejor educación sexual, además de pedir cursos de sensibilización para docentes y el resto de los trabajadores escolares. / Foto: Publimetro

Es necesario que sigamos presionando a los gobiernos para que promuevan leyes que garanticen el respeto de los derechos de todos los alumnos sexualmente diversos. Además, es de suma importancia continuar denunciando la discriminación que día a día sufren los estudiantes LGBT+, pero de la que ninguna autoridad escolar se atreve a hablar.

Aunque ya no seamos estudiantes, necesitamos seguir visibilizando y denunciando este tipo de discriminación. Solo así evitaremos que las nuevas generaciones sufran lo que nos tocó a nosotros.

Con información de EFE y El Heraldo

error: Alert: Ya te vimos pillín, mejor comparte.