VIH

Pacientes con VIH no están recibiendo medicamentos en el IMSS

Pacientes del Hospital General de Zona 27 del IMSS denunciaron desabasto de medicamentos para su tratamiento para el VIH. / Foto: El Sol de México

El activista Alaín Pinzón expuso casos de pacientes del IMSS que denunciaron irregularidades en el surtimiento de sus medicamentos para el VIH.

Un paciente del IMSS grabó el audio de una conversación donde personal del instituto le indica que tendrá que pasar una semana sin recibir los medicamentos de su tratamiento para el VIH. Los hechos ocurrieron este lunes en el Hospital General de Zona 27 del IMSS.

En el audio, difundido en redes sociales por el activista Alaín Pinzón, se escucha a personal del área de Coordinación Médica asegurar que «el Seguro Social está a punto de quebrar», reconociendo que esto puede afectar la adherencia de los pacientes a sus tratamientos.

El problema es que no se trata de un caso aislado. Homosensual platicó con Alaín Pinzón, quien comentó que son varias las unidades del IMSS donde los pacientes con VIH no pueden acceder con regularidad a sus medicamentos. CONOCE LA HISTORIA DEL ACTIVISTA ALAÍN PINZÓN.

Adherencia en riesgo

Esta no es la primera irregularidad que se reporta en el Hospital General de Zona 27 del IMSS en cuanto al surtimiento de medicamentos para pacientes con VIH. Según comenta Alaín, otro derechohabiente del hospital ubicado en Tlatelolco denunció desde la semana pasada que solo se están surtiendo 30 recetas al día:

«El usuario me comentó que los están formando afuera del hospital, lo cual está bien por el tema de la COVID-19. Sin embargo, lo que no está bien es que por órdenes del director solo están surtiendo 30 recetas en todo el día. Es decir, llegaban pacientes desde las 8 de la mañana, les repartían 30 fichas y párale de contar. Eso ya no está bien, porque estamos hablando de un hospital general. ¿Cuántas personas no atienden con enfermedades crónico degenerativas?».

Alaín Pinzón, activista de la organización VIHve Libre / Foto: Japii

Cabe recordar que el pasado 1 de diciembre, en el marco del Día Mundial del Sida, el director del IMSS, Zoé Robledo, presumió que el instituto está otorgando recetas resurtibles para garantizar que los pacientes con VIH cuenten con los medicamentos que aseguren la adherencia a sus tratamientos. Sin embargo, el activista de la organización VIHve Libre dijo a Homosensual que esas recetas no se están surtiendo. Al respecto, calificó esta situación como «sumamente grave»:

«No se logra dimensionar en las unidades médicas que el VIH es un padecimiento que debe estar en control virológico todos los días».

Zoé Robledo anunció la implementación de un programa piloto de PrEP en el IMSS. / Foto: Twitter (@zoerobledo)

Sí hay desabasto

Desde antes de la pandemia las autoridades del IMSS y del Sistema de Salud han negado que exista un desabasto de medicamentos para pacientes con VIH. Sin embargo, Alaín asegura que en el Hospital General Regional 1 del IMSS —ubicado en la alcaldía Benito Juárez— se vive la misma situación que en Tlatelolco. Y también existen reportes similares en hospitales de Coahuila y Edomex. CONOCE LOS RETOS PARA EL SISTEMA DE SALUD MEXICANO EN EL CONTEXTO DE LA COVID-19.

En ese sentido, el activista no duda en afirmar que al menos en el IMSS sí hay desabasto de medicamentos para pacientes que viven con VIH:

«Nosotros desde VIHve Libre y desde otras organizaciones hemos estado documentado casos de desabasto desde hace muchísimos meses. Desde que empezó esta administración todo empeoró muchísimo. ¿Cómo es posible que digan que no hay desabasto cuando todos los días nosotros estamos donando medicamentos o canalizando usuarios para que les den su medicamento?».

Los medicamentos para pacientes que viven con VIH no llegan a las farmacias del IMSS. / Foto: El Sol de México

El subsecretario de Salud Hugo López-Gatell ha negado el desabasto asegurando que los medicamentos se compraron en tiempo y forma. No obstante, Alaín Pinzón asegura que los medicamentos para personas que viven con VIH no llegan a las unidades del IMSS debido a la fragmentación del sistema de salud:

«El problema no es que el medicamento no exista. El problema es que el medicamento no llega a la farmacia. El desabasto en México es un problema de administración y de logística».

Falta de voluntad

El pasado 11 de noviembre dos derechohabientes con VIH ganaron una batalla legal contra el Hospital General Regional 1 del IMSS en Querétaro luego de que las autoridades del mismo les negaran el acceso a sus medicamentos. Al respecto, la Suprema Corte de Justicia de la Nación determinó que el instituto violó el derecho a la salud de los pacientes. Además, la sentencia indica que las autoridades hospitalarias no agotaron los recursos disponibles para garantizar la prestación del tratamiento. O dicho de otro modo, el problema no fue la falta de medicamentos, sino la falta de voluntad para conseguirlos. CONOCE TODOS LOS DETALLES DE LA SENTENCIA DE LA CORTE SOBRE LOS DERECHOS DE LOS PACIENTES DEL IMSS QUE VIVEN CON VIH.

De acuerdo con Alaín Pinzón, lo mismo sucede en el caso del hospital del IMSS ubicado en Tlatelolco. El activista denunció la falta de empatía e interés por parte de las personas que trabajan en la unidad médica. ENTÉRATE DEL CASO DEL DOCTOR QUE GOLPEÓ A UN PACIENTE CON VIH.

«Ellos están acostumbrados a tratar a sus derechohabientes como mierda».

Hospital General Regional 27 del IMSS, ubicado en Tlatelolco, CDMX / Foto: Meridiano

El activista asegura que frecuentemente conoce casos de pacientes del IMSS que denuncian la falta de surtimiento de sus medicamentos para el VIH. Sin embargo, cuando las quejas escalan a la dirección de los hospitales, los medicamentos se consiguen como por arte de magia.

Por ello, Alaín recomienda a los pacientes que acudan a la dirección de los hospitales en caso de tener problemas para surtir sus recetas en las farmacias de los mismos. Y en caso de no recibir respuesta, aconseja acercarse a organizaciones sociales como VIHve Libre.

Por lo pronto, entre el desbasto de medicamentos, la negligencia del personal y los problemas administrativos, el IMSS pone en riesgo la vida de sus pacientes con VIH.