VIH

Corren a doctor del ISSSTE que golpeó a usuario con VIH

El doctor Bulmaro Manjarrez Téllez golpeó y dejó así a este paciente con VIH. / Foto: Cortesía Alaín Pinzón

El doctor Bulmaro Manjarrez Téllez fue despedido de la Unidad Zaragoza del ISSSTE porque golpeó a un derechohabiente con VIH. En entrevista, el agredido nos contó su versión de los hechos.

El pasado 21 de noviembre, cerca de las cinco de la tarde, en la Unidad Zaragoza del ISSSTE, el doctor Bulmaro Manjarrez Téllez, que atiende a gran parte de las personas con VIH, golpeó en la cara, cuerpo y cabeza a un usuario que iba por sus recetas para surtir su medicamento para los siguientes meses, así como por sus resultados de estudios de laboratorio.

La agresión física se presentó dentro de uno de los consultorios donde se atienden a las personas con VIH, derechohabientes de ese Instituto.

¿Por qué el doctor del ISSSTE golpeó a un derechohabiente con VIH?

En los últimos años, el doctor Bulmaro Manjarrez Téllez ha recibido decenas de quejas por maltrato, negligencia y discriminación, datos confirmados por la administración de la Unidad Zaragoza. Este doctor perdió toda credibilidad el pasado viernes al golpear directamente a una persona con VIH.

El usuario, cuyo nombre no revelaremos pues no ha hecho público su estado serológico, llegó desde las tres de la tarde a la Unidad y fue atendido hasta las cinco. Él refiere que inició un intercambio de palabras con el doctor Bulmaro Manjarrez. Según su testimonio, el médico se negó a actualizarle el esquema de medicamentos antirretrovirales que aún está tomando. Además, Manjarrez no quiso entregarle los resultados de sus estudios de carga viral y CD4 realizados en septiembre pasado.

Pero el doctor le dijo que no iba a darle nada ni tenía por qué darle nada. Que ya se fuera.

Debido a esto, el usuario con VIH le dijo al doctor que él estaba teniendo una actitud muy fea con él y que él era su paciente. Ante esto, Manjarrez le aclaró:

«No eres mi paciente, eres paciente del ISSSTE».

Para evitar más problemas, el derechohabiente le dijo al doctor que mejor iba a pedir un cambio de médico, porque él —el doctor Manjarrez— era un señor muy déspota y desagradable.

La agresión del doctor que golpeó a un paciente con VIH

Luego de decirle que solicitaría un cambio de doctor que no lo tratara de tal forma, Manjarrez solo atinó a revirar con un:

«Pues chinga a tu madre».

Sí, el médico insultó así al derechohabiente, quien contestó: «Pues chinga a la tuya». Esa respuesta fue la que descolocó a Manjarrez. Cabe recalcar que, a pesar de que el usuario tiene discapacidad —se dislocó los hombros hace unos años, por lo que no tiene mucha fuerza en los brazos para defenderse—, el doctor se enfadó tanto que empezó a golpear al derechohabiente con VIH.

En entrevista exclusiva con Homosensual, el agredido nos contó su versión de los hechos:

«El doctor se acercó a mí de forma intimidatoria y se abalanzó a golpearme con el puño en la cara, el cuerpo y la cabeza. La puerta estaba abierta y varios usuarios vieron. Lo único que pude hacer fue empujarle para que me dejara de golpear».

Ningún empleado del ISSSTE lo ayudó; al contrario, lo amenazaron

Al término de la agresión, varias enfermeras y una doctora se acercaron al consultorio. Ellas empezaron a intimidar al usuario, diciéndole que todas apoyaban al doctor Manjarrez e iban a llamar a la policía para que se lo llevaran al ministerio público.

Al enterarme de que un doctor golpeó a un paciente con VIH, hecho que me comunicó en primer momento uno de mis colegas de VIHve Libre, le llamé al usuario agredido. Me contestó con la voz entrecortada y me contó que estaba en la coordinación de apoyo a los servicios médicos, que se lo querían llevar. En ese momento decidí salir para allá.

Llegué justo cuando estaban levantando el acta interna de queja, donde se asentó la actitud y agresión de Manjarrez.

El paciente con VIH realizó una queja interna en la administración del hospital Zaragoza. / Foto: Cortesía Alaín Pinzón

El usuario relató con detalle cómo lo trató antes de la agresión. De toda la gente presente, solo un usuario lo defendió, quien por cierto, también puso una queja interna.

Este derechohabiente defendió al paciente golpeado y también interpuso una queja la Unidad Zaragoza del ISSSTE. / Foto: Cortesía Alaín Pinzón

El despido del doctor que golpeó a un paciente con VIH

Saliendo del ISSSTE, el usuario decidió interponer una queja en la Fiscalía de la CDMX. El médico legista certificó lesiones menores a quince días. Mientras tanto, el proceso legal seguirá su curso en medio de la incertidumbre que quedó en el usuario con VIH golpeado.

Por fortuna, el lunes 24 de noviembre, el Órgano Interno de Control del ISSSTE convocó a una junta en donde se dio a conocer que el doctor Bulmaro Manjarrez Téllez ha sido separado de su cargo oficialmente. Así me lo confirmó el Dr. Juan de Dios Victoria Zúñiga, subdirector médico de la Unidad Zaragoza. Todos los usuarios que se atendían con Manjarrez ahora se atenderán en el turno matutino con el Dr. De la Torre.

El proceso penal contra Manjarrez seguirá su curso. Ese doctor merece cumplir lo que se plasma en el Código Penal Federal. Hablé personalmente con el derechohabiente acerca de esta decisión y esto fue lo que me comentó:

«Esto es un paso más en los procesos. El que ya no dé consulta me mantiene tranquilo, pero los procesos legales y penales van a continuar».

Las secuelas de ser golpeado por tu doctor

Sin duda hay algo que me preocupa de estos casos. La persona agredida sufre de estrés postraumático, al grado de que no quiere regresar a la Unidad Zaragoza. Le estaremos acompañando de forma continua para que su adherencia al tratamiento no se vea afectada.

Las condiciones de esta persona con VIH son parecidas a las de la mayoría. Viven su diagnóstico en silencio, sin una red de apoyo, sin poder llegar a sus casas y decirle a la gente con la que viven que necesitan un poco de confort y confianza. Un poco de aliento. CHECA ESTOS GRUPOS DE APOYO PARA PERSONAS CON VIH EN CDMX. 

La violencia que se ejerce en contra de las personas con VIH en las instituciones tiene que acabar, pero sabemos que este cambio no se dará con la buena voluntad y las bonitas mesas institucionales. Este cambio será en gran parte, gracias a la visibilización de estas agresiones, de las denuncias y de dejar a un lado el silencio.

No estamos dispuestos a ser tratados como basura, a ser golpeados por nuestros médicos y a seguir siendo agredidos por el cuerpo médico. El VIH y el sida no van a trazar la forma en la que somos vistos y tratados, no será una razón para sentirnos menos y tampoco será una razón de culpa y vergüenza.

En pleno 2020 no podemos permitir que la violencia y la discriminación nos atemoricen. Denunciemos, alcemos la voz y si es necesario defendámonos, de todos aquellos que creen que no merecemos el mismo trato que ellos tienen.

Hasta que la dignidad se haga costumbre.

error: Alert: Ya te vimos pillín, mejor comparte.