VIH

Fred Olea, psicólogo: En VIH, información es poder

El psicólogo especializado en VIH Fred Ola / Foto: Twitter (@FredOleaPi)

El deseo de evitar que más gente pasara por una situación como la que él atravesó motivó al psicólogo Fred Olea a especializarse en pacientes con VIH.

«Hacerse la prueba representa la posibilidad de perder derechos, por eso la gente no quiere hacérsela», explica Fred Olea, psicólogo especializado en la atención de pacientes con VIH. Sin embargo, el especialista también explica que «la información puede devolverles [a los pacientes] ese poder que el diagnóstico les arrebata».

En entrevista con Homosensual, el activista y psicólogo habló sobre la importancia de la salud mental en personas con VIH. También compartió algunas claves para la adherencia al tratamiento y contó la historia que le llevó a especializarse en salud sexual y derechos humanos. CONOCE ALGUNOS GRUPOS DE APOYO PARA PERSONAS QUE VIVEN CON VIH.

«Lo único que puedes hacer es ir hacia adelante»: Fred Olea, psicólogo y activista

Para cualquier persona, en cualquier situación, siempre es mejor conocer su estado de salud en lugar de ignorarlo. Sin embargo, el psicólogo Fred Olea explica que, para quienes acuden a realizarse una prueba de VIH, el temor consiste en lo que supuestamente significa el diagnóstico. CHECA ESTOS 7 DATOS PARA PERDERLE EL MIEDO A LA PRUEBA RÁPIDA DE VIH.

«Más que el miedo a la prueba, el miedo tiene que ver con el diagnóstico. La persona piensa que una vez que conozca su estatus va a perder muchos de sus derechos humanos, como tener hijos, tener una pareja o tener un trabajo estable. Es un pensamiento catastrófico. Hacerse la prueba representa eso: la posibilidad de perder esos derechos».

Fred Olea vivió esa situación en carne propia. Originario de CDMX, Fred se dedicó durante algún tiempo al trabajo sexual y vivió en varios estados. Consciente de que lo anterior lo convertía en parte de una población de alto riesgo ante las infecciones de transmisión sexual, Fred se realizó una prueba de VIH, que salió no reactiva. Sin embargo, un mes después, al regresar a la capital del país, se realizó otros estudios que le cambiaron la vida:

«En la Clínica Condesa te hacen, por rutina, las siguientes pruebas de detección de VIH, de hepatitis B, de hepatitis C y de sífilis. Yo estaba seguro de que la de VIH no iba a salir reactiva, porque un mes antes me había realizado una. Pero la prueba salió reactiva».

Ese mismo día, en la estación del Metro, Fred Olea se enfrentó a la disyuntiva entre terminar con su vida o luchar por la misma. Optó por lo segundo:

«En ese momento, estando frente al metro, me dije: “Una de dos: o te avientas al metro y te matas o haces lo necesario para seguir viviendo”. En ese momento ya no tienes nada que perder. Lo único que puedes hacer es ir hacia adelante».

Fred Olea sabe que tener información no es suficiente, es necesario ejercerla. / Foto: Instagram (@fredoleap)

Haciendo cambios

Y en efecto, Fred Olea salió adelante. Pero no lo hizo sin antes atravesar por un duro proceso. Era 2017 y, tras recibir su diagnóstico, no contó con un acompañamiento adecuado. A pesar de tener una carga viral alta y un conteo de apenas 350 CD4, no dieron inicio a su tratamiento. Una semana después, sus índices de CD4 bajaron a 250. Aun así, le decían que ese no era un conteo bajo. ENTÉRATE DE LA RELACIÓN DE LOS CD4 CON EL VIH.

Devastado, Fred regresó a casa y se acordó del pensamiento que había tenido meses antes en el Metro: «Lo único que puedes hacer es ir hacia adelante». Con eso en mente, presentó una queja ante la dirección de la clínica y, por fortuna, la atención mejoró.

Esa experiencia motivó a Fred Olea a no dejar que otras personas con VIH pasaran por lo mismo que le ocurrió. Fred incursionó en el activismo, primero a favor de la diversidad sexual y luego especializándose en salud sexual, VIH y trabajo sexual. Irónicamente, el destino llevó a Fred de nuevo a Clínica Condesa, ahora desde el otro lado, como trabajador. Allí comprendió la importancia que el primer contacto tiene para las personas con VIH:

«Me doy cuenta de que ciertas personas de la institución son quienes generan este problema. Pero no todo el sistema trata de ser violento. El problema es cuando esas personas que te dan una primera atención, el médico, el de trabajo social, una enfermera, un infectólogo, la primera persona que te atiende y da la cara por la institución, te puede violentar y causar que desconfíes de todo el sistema cuando en realidad hay muchas personas aliadas».

Como psicólogo, Fred Olea decidió especializarse en VIH para hacer cambios y evitar que otras personas pasaran por lo mismo que le sucedió.

«Dije: “Yo no quiero que nadie más vuelva a pasar por esta situación, si yo puedo hacer un cambio, entonces vamos a ver cómo le hago”».

Salud mental y adherencia al tratamiento

Por lo anterior, Fred se dedica a la salud mental. «El cuerpo y la mente van de la mano», asegura. Además, Fred recalca que «una persona con una buena adherencia al tratamiento va a ser la que está cuidando su salud física y su salud mental».

Pero ¿cómo combatir ese miedo? ¿Cómo puede una persona con VIH retomar el control de su vida tras una prueba reactiva? Para Fred Olea, la respuesta está en la información. LEE LAS RESPUESTAS A LAS 18 PREGUNTAS MÁS COMUNES SOBRE VIH.

«De eso también va la salud mental; del conocimiento de la información y del uso de la misma. La información es poder. Pero como bien lo decía Michel Foucault, “el poder no se tiene, el poder se ejerce”. Entonces, si juntamos esas dos frases, la información no se tiene, la información se ejerce. Una vez que la ejerzas vas a poder ejercer también libertad de tener relaciones sexuales con o sin preservativo, conocer cuáles son las implicaciones y saber qué va a suceder si tomas el tratamiento de manera responsable hacia ti mismo».

Finalmente, para el psicólogo Fred Olea, la información puede ayudar a las personas con VIH a retomar el poder y los derechos que muchos creen perdidos tras su diagnóstico:

«Las personas tienen que saber que su valor va más allá. El VIH es una línea que te va a atravesar, que es importante, pero no es el dibujo de toda tu vida».

¿Qué te parece la labor que realiza Fred Olea, psicólogo especializado en VIH?