domingo, julio 14, 2024

Mexicano cuenta cómo es ligue gay en Qatar

Un mexicano gay que vive en Qatar contó a Homosensual cómo es su vida en el país que será sede de la Copa Mundial de la FIFA en 2022.

«Normalmente yo no doy el primer paso porque no sabes con quién estás tratando», cuenta Alfonso, un mexicano gay, cuando se le pregunta cómo es el ligue en Qatar.

La Federación Internacional de Futbol Asociación (FIFA) ha sido objeto de críticas por otorgar la sede de la Copa Mundial de Futbol a un país señalado por criminalizar la homosexualidad. Pero ¿cómo es en realidad la vida de las personas LGBT+ en Qatar? MIRA QUÉ SELECCIONES DE FUTBOL USARÁN EL BRAZALETE ARCOÍRIS EN MUNDIAL DE QATAR 2022.

Homosensual pudo platicar con el tema con Alfonso, un mexicano gay que reside desde 2013 en Qatar.

Un país en construcción

Lo primero que Alfonso cuenta sobre Qatar es que «el país está en construcción» en todos los sentidos. Qatar logró su independencia del Reino Unido apenas en 1971. Ubicado en una zona petrolera, pronto se convirtió en el país más rico del mundo, con un ingreso de 128,647 dólares per cápita. Con dichos recursos, la familia Al Thani, que gobierna Qatar, puso en marcha un acelerado proceso de construcción de infraestructura que continúa hasta la fecha con lujosos rascacielos.

Mushaibed de Doha Qatar
Zona de Msheireb en Doha, Qatar / Foto: Cortesía

Pero además de la infraestructura, Qatar es un país en construcción étnica y cultural donde, como muchos extranjeros, un mexicano gay encontró su espacio. Algo fundamental para entender a Qatar es que casi el 80% de su población es migrante.

El país tiene menos de 3 millones de habitantes y 2.2 millones de ellos son extranjeros. Alfonso menciona que lo anterior ha provocado que la cultura del país también se encuentre en constante evolución:

«No tiene nada que ver con cuando yo llegué. Cada día que pasa el país crece en cuanto a infraestructura y en cuanto a adaptarse a muchas nacionalidades. Es un contraste curioso».

Isaul
Zona de Iusail en Qatar / Foto: Cortesía

Un mexicano gay en Qatar

Alfonso llegó al país en 2013. A una semana de terminar su carrera en el Colegio Superior de Gastronomía se le abrió la oportunidad de tomar un trabajo en un restaurante mexicano en Qatar y decidió aprovecharla. Fue sous chef durante 4 años y luego se convirtió en floor manager de la segunda sucursal que abrió el restaurante. Actualmente también participa en eventos para la embajada mexicana. MIRA QUÉ PUEDE PASAR SI PERSONAS LGBT+ DEMUESTRAN SU AFECTO EN PÚBLICO.

A 8 años de su llegada, el mexicano gay reconoce que lo primero que leyó sobre el país le preocupó. Sin embargo, la experiencia de vivir en ahí es muy distinta. «No se vayan con lo primero que leen, a veces se cuentan tantas cosas que no tienen nada que ver», recomienda a quienes piensen en visitar Qatar.

Restaurante mexicano en Qatar
Alfonso trabaja en un restaurante mexicano en Qatar. / Foto: Cortesía

«Es más fácil el ligue entre hombres»: Alfonso

Uno de los aspectos más controvertidos sobre Qatar en el contexto de la Copa Mundial de Futbol es el hecho de que en el país están prohibidas las muestras de afecto en espacios públicos, tanto para parejas homosexuales como para heterosexuales. Sin embargo, el Código Penal sí castiga el trabajo sexual ofrecido a personas del mismo sexo con hasta 10 años de cárcel. Y además de la ley civil, en Qatar rige la ley sharía, código de conducta islámico bajo el cual la homosexualidad puede ser castigada con pena de muerte. Estos datos han contribuido a posicionar la imagen de Qatar como un país intolerante hacia la diversidad.

Pero, en realidad, la Asociación Internacional de Lesbianas, Gays, Bisexuales, Trans e Intersex (ILGA por sus siglas en inglés) reconoce que no se cuenta con registro de que la ley sharía, aplicable solo a musulmanes, se haya ejecutado contra homosexuales en un país donde el 80% de la población es extranjera. Por su parte, como mexicano gay que vive en Qatar, Alfonso no percibe al país como intolerante. Por el contrario, comenta: «A veces creo que es más complicado ligar hombre mujer que hombre hombre». ¿La razón? El 80% de los habitantes de Qatar son hombres.

«Por el mismo tema de que somos tantos hombres en este país, aquí es muy común ver a 2 hombres en la misma mesa de un restaurante, cenando, patinando juntos o andando en bicicletas, pero eso no significa que todos sean gays».

El amigo de un amigo: así es el ligue gay en Qatar

Sin embargo, el mexicano reconoce que la limitación de las muestras de afecto público sí dificulta el ligue en Qatar, tanto gay como heterosexual. «Las muestras de afecto, tanto para hombres como para mujeres, no están bien vistas», comenta. «Es imposible que tú veas a una parejita de novios en la calle dándose un beso». Si bien sí llegan a darse casos de ligue en la calle, Alfonso no lo hace:

«Normalmente yo nunca doy el primer paso porque no sabes con quién estás tratando […] Aquí la gente es mucho de “lo que hagas adentro de tu casa es tu problema”. Pero afuera sí tienes que irte con un poco más de cuidado, porque no sabes quién te está viendo, con quién estás tratando o a quién puedas llegar a molestar. Este lugar es tan chiquito que a final de cuentas todos se conocen con todos».

Entonces, ¿cómo hace Alfonso para ligar? El mexicano comenta que el ligue gay en Qatar se da conociendo personas a través de amigos o contactos:

«La forma en que tú consigues pareja es siempre a través del amigo de un amigo, el amigo de una amiga o el amigo de un compañero trabajo».

El mexicano también cuenta que los antros no son opción para el ligue, pues en Qatar no hay lugares para la comunidad gay como la Zona Rosa de CDMX.

¿Cómo son las citas?

Por otro lado, Alfonso cuenta que, debido a la cantidad de hombres que hay en Qatar, tener una cita es relativamente sencillo. La única limitación está en las muestras de afecto:

«Nadie te pregunta. Si tú sales en un plan de cita, mientas tú estés normal sentado en una mesa, no te agarres de la mano, nadie te dice nada».

Además, el mexicano Alfonso cuenta que los bares de hoteles son lugares muy concurridos, no solo para el ligue gay, sino en general para cualquiera que quiera disfrutar de una copa: «Aquí solo se puede consumir alcohol en los bares que estén dentro de hoteles», cuenta. Por lo anterior, es común ver a 2 o más personas reservar una habitación de hotel.

En cuanto a las actividades que se pueden realizar, las condiciones climáticas dificultan tener citas al aire libre durante el verano: «Todo mundo hace la broma de que aquí hay 2 estaciones: invierno e infierno, porque cuando no hace frio, hace un calor de 53 grados con una humedad de 70%». En cambio, en invierno es posible ir a la playa, acampar en el desierto y visitar dunas o parques de diversiones.

Lo que Alfonso nunca se imaginó

Finalmente, más allá de las limitaciones a las muestras de afecto y las vicisitudes del ligue gay, al mexicano le sorprendió encontrar en Qatar un lugar donde no es mal visto por salir a la calle con su pareja siempre y cuando respete las reglas:

«Nunca pensé venir a Medio Oriente y no sentirme con ese miedo de que si yo salgo con mi pareja al súper me va a mirar mal la cajera porque somos 2 hombres, como a veces me ha pasado en México. Aquí somos tantos hombres que nadie te pregunta si es tu novio, es tu amigo o es tu roomie».

«Si tú respetas, ellos te respetan», concluye Alfonso.

¿Qué te pareció la experiencia de un mexicano gay viviendo en Qatar?

Edgar Ulises
Edgar Ulises
Hago periodismo y comunicación política. Sigo la actividad legislativa: ahí nos representan o nos joden. El cambio está en los movimientos sociales.

Artículos Relacionados

Lo más reciente