Veracruz: Cristal Palomba, mujer transgénero, sobrevive machetazos de su expareja

Cristal Palomba, mujer transgénero víctima de violencia intrafamiliar en Veracruz / Foto: Yazz Bustamante

En Veracruz, Cristal Palomba, mujer transgénero, fue agredida a machetazos por su expareja, quien no ha sido aprehendido por las autoridades.

En el estado de Veracruz, Cristal, una mujer transgénero, casi pierde la vida al ser agredida a golpes y machetazos por su ahora expareja Samuel ‘N‘. El instrumento cortante con el que la atacó repetidamente es parecido a un cuchillo, pero muy grande y pesado. Hasta el momento, el sujeto se encuentra en libertad.

La Fiscalía General del Estado de Veracruz le ofreció un albergue, pero ella decidió regresar a su hogar, una casa en una zona irregular al norte del puerto de Veracruz. Cristal dice que se siente bien al estar cerca de sus vecinas, y que una de ellas casi siempre le acompaña cada que sale a algún lugar.

Cristal Palomba logró interponer la denuncia correspondiente en la Fiscalía de Veracruz. Al respecto, Homosensual la entrevistó por conducto de Jazz Bustamante. Su caso es relevante al ser el primer caso de violencia intrafamiliar hacia una mujer transgénero donde se aplica el protocolo de actuación LGBT+ en casos donde esté implicada la orientación sexual o identidad de género de la víctima.

Cristal Palomba (dcha.) en entrevista con Jazz Bustamante (izq.) / Foto: Jazz Bustamante

«Primero me pegó ‘planazos’ con el machete, pero después ya quería pegarme con la punta hacia el estómago»: Cristal Palomba

Los hechos ocurrieron el viernes 30 de octubre del 2020, alrededor de las 9:00 a.m.,  en la casa que ambos habitaban. Cristal y Samuel ‘N’ vivían en una colonia irregular llamada Lomas del Ángel, en la zona norte del puerto de Veracruz.

La mujer expresó que sobrevivió por poco al ataque su expareja:

«Primero me pego planazos con el machete, pero después ya quería pegarme con la punta hacia el estómago. Pero gracias a Dios yo moví mis brazos para detener el ataque».

Además, comentó que su expareja tenía dos meses de haber dejado de consumir drogas, y que atribuye a eso la agresividad de su atacante. Asimismo, relató que ya había sido objeto de violencia por parte de Samuel ‘N’, aunque no tan extrema. En ocasiones previas, él le propinó cachetadas, empujones y jalones.

Cristal señaló que su agresor no tuvo acompañamiento profesional cuando suspendió el consumo de drogas. Ella le dijo que si seguía consumiendo, terminaría la relación.

«Cuando yo le conocí hace aproximadamente dos años, venía saliendo de un anexo de alcohólicos anónimos. Cada que pasábamos frente a un grupo de esos, él decía que los odiaba, y que si encontraba a quienes le golpearon y gritaron cuando estuvo dentro del anexo, los iba a matar».

«No tengo relación con mi papá. Él me corrió de la casa cuando supo que yo era trans»: Cristal Palomba

La familia consanguínea de Cristal, entre quienes enlista a primas y tíos, no la auxilió. La mujer transgénero indicó que no tiene relación con su padre. Este la corrió de su casa cuando supo que era trans. Respecto a su madre, indica que falleció.

Fueron las vecinas de Palomba, quienes además les prestan el lugar donde habita actualmente, las que acudieron en su ayuda. Las mujeres solicitaron una patrulla vía telefónica y una ambulancia, la cual demoró en llegar al lugar del acontecimiento. Por ello, las vecinas llevaron en taxi a Cristal a un hospital de Tarimoya, en Veracruz.

Aunque Palomba reconoce que ya había sido objeto de violencia física y psicológica por parte de su pareja, admite que la soledad y la costumbre la orillaron para continuar con él. Por su parte, ella gustaba del trabajo en el hogar:

«Me hice a estar acompañada de él. Trabajábamos juntos la jardinería. Yo cocinaba en el fogón de leña sus tortillas, [tenía] su ropa siempre limpia. Me gustaba ser hogareña. Me gusta mucho cocinar, lavar, limpiar; todo lo de la casa».

La Fiscalía de Veracruz calificó el hecho como ‘intento de homicidio’ y no de ‘feminicidio’, como señala el protocolo oficial

Palomba acudió con la fiscal novena del Puerto de Veracruz. Al llegar, recibió buena atención, y se le pidió que aguardara mientras el personal leía el protocolo de actuación LGBT+.

La denuncia quedó asentada como violencia intrafamiliar e intento de homicidio. Esto en contraposición a lo establecido en el artículo 144 del Código Penal de Veracruz y en el protocolo por intento de feminicidio.

Como medida cautelar, la fiscal novena ofreció a la mujer transgénero un albergue temporal por 60 días en caso de sentirse insegura en se domicilio. Sin embargo, Palomba optó por permanecer con sus vecinas.

Cabe destacar que una asistente de la médico legista pidió una cantidad de dinero ‘voluntario’ a Cristal. Ella replicó que no tenía lo que le solicitaba y que además se le comunicó que en la Fiscalía no pagaría nada.

La Fiscalía de Veracruz descartó asentar en el acta de Cristal ‘intento de feminicidio’, ya que optó por ‘intento de homicidio’. / Foto: Jazz Bustamante

Mujeres trans, víctimas principales de asesinato en Veracruz

Sobre el panorama de crímenes de odio hacia personas LGBT+ en Veracruz, cuyo primer lugar nacional ocupa la entidad, la entrevistada comentó que trata de no pensar en eso a pesar del miedo que le provoca.

En el estado de Veracruz, de enero a noviembre del 2020 el colectivo Soy humano A.C. tiene registro de 24 personas LGBT+ asesinadas. De esta cifra se contabilizan 12 son mujeres trans, 2 mujeres lesbianas, 8 hombres gays y 1 hombre trans. Solo en 3 de dichos casos hay personas detenidas y ningún consignado a condena. El Observatorio nacional de crímenes de odio contra personas LGBT tiene un registro similar.

Violencia e impunidad castigan a las mujeres trans

La carpeta de investigación UIPJ/DXVll/FESP8a/2795/2020 de Cristal Palomba Olea muy probablemente será archivada y no trascenderá a más. En casos de asesinatos casi nunca hay consignados. Como en otras ocasiones, abundan la violencia de género e impunidad en varios hechos similares al de esta mujer transgénero. Casi nunca se aplica la ley contra los atacantes. REPORTA INCIDENTES DE DISCRIMINACIÓN O VIOLENCIA HACIA UNA PERSONA LGBTQ+.

Acta de denuncia expedida a Cristal Palomba / Foto: Jazz Bustamante

Palomba Olea tuvo una consulta inicial con un psicólogo y después dieron un par de citas adicionales. El sistema de justicia mexicano no hará nada más. Cristal escuchó algo semejante de algunas de las víctimas que llevan un par de años acudiendo a citas a la Fiscalía. Le compartieron que sus agresores siguen en libertad. La reparación del daño que obtuvieron son las citas al psicólogo una vez por mes.

En ese sentido, los niveles de impunidad en México referentes al homicidio doloso y ataques de violencia de género son muy elevados. Al respecto, los informes de Impunidad Cero colocan a todo el país con una prevalencia de la impunidad muy marcada.

El caso de Cristal Palomba, mujer transgénero atacada a machetazos en Veracruz, se suma a la ola de violencia en contra de este sector de nuestra comunidad. ¡Es urgente que exijamos justicia!

Con información de Secretaría de Gobierno de Veracruz, Fundación Arcoíris e Impunidad Cero

error: Alert: Ya te vimos pillín, mejor comparte.