Salma Luévano, diputada federal y «mujer trans todo terreno»

salma luévano luna primera mujer trans diputada trans coutas arcoíris
Ella es Salma Luévano Luna. / Foto: Twitter (@SalmaLuevano)

El 29 de agosto de 2021 dio inicio la LXV Legislatura del Congreso de la Unión y con ello Salma Luévano Luna comenzó sus labores como primera diputada trans federal que logró el cargo por cuotas arcoíris.

«Llegar a la diputación federal representa la lucha de todas», reflexiona Salma Luévano Luna, «una mujer orgullosamente trans y todo terreno», quien tras las elecciones del 6 de junio de 2021 fue nombrada como diputada por Morena y es autora de las primeras cuotas arcoíris. Para su periodo como legisladora, Salma promete «trabajar muy duro». En entrevista con Homosensual, expresa que esa es la mayor herencia que le dejaron su madre y padre: «No descansar hasta que la dignificación de nuestra población sea una realidad».

En sus primeros meses como diputada federal, Salma Luévano instauró el parlamento abierto en pro de la comunidad LGBT+ y presentó el primer bloque de iniciativas. De aquí al término de la LXV Legislatura —misma que describe como «inclusiva e incluyente»— tiene el compromiso de hacer valer la «lucha por la sobrevivencia». Llena de alegría y responsabilidad, Salma Luévano pretende legislar en materia de matrimonio igualitario, identidad de género y tipificación del discurso de odio como delito.

¿Quién es Salma Luévano?

Por las boletas electorales, los materiales de campaña y la cobertura de los medios de comunicación sabemos que Salma Luévano es —junto con su compañera de partido en Morena, María Clemente García Morenola primera mujer trans en lograr una diputación federal a través de las cuotas arcoíris. Sin embargo, en una charla de sábado por la noche, se presenta como alguien que «casi casi tiene una vida parecida a la de las demás mujeres trans».

Nació en Minatitlán, un municipio de una de las entidades señaladas por la alta incidencia de crímenes de odio contra la comunidad LGBT+: Veracruz. A Salma, como a gran parte de este sector de la población, la situación de discriminación se le presentó cuando era muy pequeña. «Desde que era chica supe quién era. Pero también desde que tengo uso de razón sé lo que es la transfobia», relata.

Salma creció en compañía de hermanos, una madre y un padre «que le enseñaron a trabajar duro». A una muy corta edad se mudó a Aguascalientes. Laboró en una plaza comercial y, por cuestiones de discriminación, fue retirada de su empleo.

A distancia enfrentó la pérdida de su madre, una de las personas a las que más agradece por estar a su lado. En ese entonces, estaba en situación de calle y durante un tiempo ejerció el trabajo sexual. «Por eso realmente sé lo que es la sociedad civil. Yo vengo de esa lucha», asegura. Al igual que otras compañeras, Salma sufrió persecución por parte de la policía y estuvo privada de su libertad.

Trayectoria política

Al salir, se involucró —aún más— con la sociedad civil. «Son momentos que me pegan mucho, pero también son episodios de los que encuentro mucha fuerza», sostiene. A la par del crecimiento de su salón de belleza, Salma se convenció de que una de las metas en su vida «era buscar espacios de tomas de decisión». Al igual que para muchas personas de grupos que han sido vulnerados de forma sistemática, para ella:

«No es lo mismo tener aliades que el estar ahí».

Bajo este objetivo, indagó el proceso para postularse como candidata a la alcaldía de Aguascalientes. Aunque su partido la apoyó, Salma no logró el cargo. Los medios de comunicación locales no fueron precisamente los mejores aliados. «Se me retrató como una mujer que no tenía la capacidad de gobernar», manifiesta. Sin embargo, esta experiencia puso sobre la mesa los vacíos legales que existen en nuestro país en materia de derechos electorales para las personas LGBT+.

Frente al rechazo mediático, la ahora diputada federal no se quedó de brazos cruzados. Se acercó a abogados y pidió que el Instituto Electoral de Aguascalientes interviniera. Si bien la consejería habló sobre la importancia de los protocolos trans, no dio resolución al respecto. Además, al momento de hacer valer su postura las y los integrantes se echaron para atrás. «En el discurso lo pusieron muy bien», recuerda Salma en entrevista con Homosensual, «pero al votarlo lo hicieron en contra. Se notó la hipocresía».

Acciones afirmativas y cuotas arcoíris

Al ver que dicha instancia no sería de gran ayuda en el proceso, presentó una impugnación ante el Tribunal Electoral del Estado de Aguascalientes. Fue así como Salma Luévano sentó los precedentes de las primeras acciones afirmativas y, consecuentemente, de las cuotas arcoíris. Por supuesto, este avance para los derechos electorales para las personas LGBT+ no fue del agrado de todes. «Algunas personas dijeron que afectaba a las cuotas de paridad», denuncia. ENTÉRATE DE QUÉ SON LAS ACCIONES AFIRMATIVAS.

Pero la negativa no solo se dio al interior de los organismos. También se suscitó en los partidos. Durante la charla, Salma expresa que «a pesar de la obligatoriedad se dio la simulación y usurpación». A la fecha, la diputada mantiene un litigio con el Instituto Nacional Electoral (INE) y el Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales (INAI). Considera primordial que los partidos sean transparentes respecto a las cuotas arcoíris de las diputaciones federales que se sometieron a votación en junio de 2021. ESTAS SON LAS PROPUESTAS LGBT+ DE LAS NUEVAS DIPUTADAS.

Salma Luévano es una diputada orgullosamente trans. / Foto: Twitter (@SalmaLuevano)

Cabe destacar que, por su trayectoria y trabajo conjunto con activistas y candidates de otras facciones políticas, Salma Luévano es presidenta de la asociación Juntes por el Camino de la Diversidad. Además de sus experiencias de vida y de la de «sus hermanes trans», la legisladora reconoce un momento en específico que la hizo convertirse en «una mujer todo terreno» en el ámbito de la política:

«Diría que lo que me hizo saber que podía lograrlo fue cuando entendí que, de forma jurídica, tenemos los mismos derechos. Cuando peleas jurídicamente, te pones al mismo nivel del Estado».

¿Por qué es importante que sea integrante de la Cámara de Diputados?

Casi al final de la entrevista, Salma subraya que «esto apenas es el inicio». Desde el primer momento en el que expresó que tenía interés en ser candidata, tuvo presente que «no se le esperaría con la alfombra roja». A finales de agosto de 2021, Salma Luévano entró a la Cámara de Diputados con una bandera del orgullo trans cubierta de lentejuelas. «La lucha no solo es por las que seguimos aquí, sino por las que nos antecedieron», dice. A casi 2 meses de asumir el cargo, Salma Luévano prepara su segundo bloque de iniciativas. Cada día que se presenta ante el Pleno, su mensaje y razón de estar ahí es el mismo:

«Tomar los espacios es empezar a dignificar. También fui trabajadora sexual, atravesé por situaciones de transfobia y dormí en las calles. Llegar a la diputación federal representa la lucha de todas. Yo también pude. Mi trabajo consiste en lograr que las nuevas generaciones no sufran lo mismo que une sufrió en su momento. No descansaré hasta el último día de mi vida por la dignificación de nuestra población».

¿Ya conocías a Salma Luévano, primera mujer trans que logró ser diputada federal por las cuotas arcoíris? Esta entrevista únicamente tiene fines informativos y de visibilización en el ámbito político de nuestro país. No se pretende ningún tipo de militancia política o conducta electoral.

error: Alert: Ya te vimos pillín, mejor comparte.