Niños trans podrán cambiar nombre en CDMX desde los 12 años

Claudia Sheinbaum anunció medidas que facilitarán el cambio de nombre de niños y niñas trans en CDMX.

La jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, anunció que se permitirá cambiar de nombre a niños y niñas trans de CDMX, pero con dos condiciones.

En un hecho histórico, el Registro Civil permitirá desde el próximo miércoles que niñas y niños trans puedan cambiar de nombre en CDMX sin recurrir a la vía judicial.

Actualmente, para realizar este proceso, niños y niñas trans deben obtener el dictamen favorable de un juez. Ello implica pasar por un proceso que tarda meses y en el que es necesario invertir en gastos de representación legal. Sin embargo, el pasado 5 de septiembre, la jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, anunció que autorizará al Registro Civil realizar el trámite por la vía administrativa.

Con ello, niños y niñas trans podrán cambiar de nombre de forma más sencilla y acceder al reconocimiento de su identidad de género de forma más rápida. Sin embargo, la medida decretada por la jefa de Gobierno es perfectible, pues establece ‘candados’ que todavía resultan arbitrarios.

Las condiciones de Sheinbaum

Durante la inauguración del primer Centro Integral de Atención para personas trans, Claudia Sheinbaum informó que se tomó la decisión de reconocer la identidad de género de las infancias trans por la vía administrativa, luego de que varios padres presentaran amparos porque el Registro Civil se negó a realizar el cambio de nombre de sus hijos trans.

Sin embargo, la jefa de Gobierno también mencionó que para que el Registro Civil permita cambiar de nombre a niños y niñas trans deberán cumplirse dos condiciones.

Por un lado, deberán estar de acuerdo los dos padres del o la menor. Y por otro, el niño —o la niña— deberá tener al menos 12 años de edad:

«Cuando el padre y la madre están de acuerdo y tienen la convicción de que un niño particularmente mayor a 12 años puede cambiar de nombre […] tienen el derecho los padres y madres de familia de poder hacerlo, y el Estado no tendría por qué impedírselos».

La Asociación por las Infancias Trans celebró las medidas anunciadas por Claudia Sheinbaum.

No obstante, cabe recordar que padres y madres de niños y niñas trans impulsan desde 2019 una iniciativa para que menores de edad puedan cambiar de nombre por la vía administrativa. En esa iniciativa, se propone que el trámite pueda realizarse con la autorización de al menos uno de los padres.

Además, la iniciativa impulsada por la Asociación por las Infancias Trans no establece ningún ‘candado’ de edad para realizar el trámite. Y es que, de hecho, fijar los 12 años como la edad mínima para realizar el cambio de nombre de las infancias trans resulta arbitrario. Se tiene conocimiento de niños y niñas que se identifican con un género distinto al que se les asignó al nacer desde mucho antes de los 12 años.

Reforma todavía es necesaria

Es importante mencionar que las medidas anunciadas por Sheinbaum no sustituyen la necesidad de legislar sobre los procedimientos para cambiar de nombre a niños y niñas trans.

Como ocurre con el matrimonio igualitario, existen dos vías para lograr el reconocimiento de la identidad de género de las infancias trans. Una de esas vías es la legislativa, con reformas al Código Civil, tal y como se propone en la llamada Ley de Infancias Trans, que se mantiene congelada en el Congreso de la Ciudad de México desde noviembre.

La otra vía es a través de medidas dictadas por el Poder Ejecutivo. Este último es el caso del anuncio realizado por Claudia Sheinbaum. Sin embargo, es importante que este tipo de avances queden plasmados en la ley para que el reconocimiento de las infancias trans no dependa de la voluntad del gobernante en turno.

Finalmente, las medidas anunciadas por Claudia Sheinbaum no solo harán más fácil cambiar el nombre de niños y niñas trans. Además, esto significará un paso adelante en el reconocmiento de sus derechos. Sin embargo, el Congreso de la Ciudad de México no debe evadir su responsabilidad de plasmar esos derechos en la ley.

Con información de Infobae