Dejan incompleta investigación de caso Elizabeth Montaño

Fotografía de la doctora Elizabeth Montaño colocada por activistas trans en un altar en su honor

Las autoridades encargadas de esclarecer el caso de Elizabeth Montaño entregaron un informe incompleto de la investigación, revela activista.

Hoy se cumplen dos meses desde la muerte de Elizabeth Montaño, y las autoridades siguen sin informar avances en la investigación del caso.

La doctora trans desapareció el 8 de junio en Ciudad de México tras salir de su trabajo en el Centro Médico Nacional. Diez días después, las autoridades de Morelos hallaron su cuerpo el municipio de Huitzilac. Al día siguiente, la Fiscalía Morelense informó que el cuerpo no presentaba huellas de violencia y fue encontrado con todas sus pertenencias, incluida una bolsa de pastillas. Por ello, expuso que la principal hipótesis era la de un «suicidio por ingesta de algún medicamento».

Tras la muerte de la doctora Elizabeth Montaño, activistas trans realizaron un homenaje en su honor afuera del Centro Médico Nacional.

No obstante, dos meses después, la Fiscalía de Morelos no sólo sigue sin presentar avances en la investigación del caso de Elizabeth Montaño. Además, su informe está incompleto, según declaraciones de la activista trans Marsha Beya Rubyn Ortiz.

Prefieren cerrar el caso

Marsha Beya Rubyn Ortiz es integrante del Colectivo Orgullo Trans México. Además, es una de las defensoras de los derechos de las personas trans que colabora con la Fiscalía General de Justicia de Ciudad de México en el Protocolo para la Atención de las Personas de la Comunidad LGBTTTI+.

En entrevista con Reporte Índigo, la activista dijo que la Fiscalía de Morelos no entregó a las autoridades capitalinas el informe completo sobre el fallecimiento de Elizabeth Montaño, y ni siquiera dio a conocer la apertura de una carpeta de investigación para el caso.

Asimismo, añadió que este tipo de omisiones son comunes en casos que involucran a personas trans:

«No es nuevo que las autoridades de nuestro país, cuando muere una mujer trans, por discriminación e ignorancia prefieran cerrar el caso y decir que fue un crimen pasional o se suicidó».

Rubyn Ortiz también dijo a Reporte Índigo que la contingencia sanitaria por la COVID-19 dificulta el diálogo con las autoridades para exigir el esclarecimiento del caso. Por el momento, la Fiscalía de Morelos mantiene sus actividades parcialmente detenidas. Y en la Fiscalía de Ciudad de México se suspendieron desde marzo las reuniones entre activistas y autoridades como parte del Protocolo para la Atención de las Personas de la Comunidad LGBTTTI+ en la Investigación de los Delitos.

La doctora Elizabeth Montaño festejó su último cumpleaños con compañeros de trabajo.

Cabe recordar que el último pronunciamiento de alguna autoridad sobre la investigación del caso de Elizabeth Montaño data del 24 de junio. Ese día, la fiscal de Feminicidios de Morelos, Fabiola García Betanzos, prometió que se emitiría un comunicado al respecto. No obstante, el pronunciamiento nunca llegó.

Desde el 13 de julio, Homosensual solicitó informes sobre el caso a las fiscalías de Morelos y Ciudad de Méxicio. Sin embargo, en ninguno de los casos obtuvo respuesta.

Irregularidades siguen sin aclararse

Mientras tanto, ante la falta de avances en la investigación, algunas irregularidades en el caso de Elizabeth Montaño siguen sin aclararse. Por un lado, la versión del supuesto suicidio de la doctora sigue sin convencer a quienes la conocieron.

Marsha Beya Rubyn Ortiz conocía a Elizabeth desde hace 10 años. En declaraciones para Reporte Índigo, la activista dijo que Montaño no tenía razones para suicidarse:

«Amaba su trabajo y ayudar a la comunidad trans. Nosotros rechazamos la versión de que se haya suicidado sin una investigación».

Por otro lado, las autoridades siguen sin explicar qué paso durante el tiempo transcurrido entre la desaparición de Montaño y el hallazgo de su cuerpo:

«Supuestamente en la notificación que proporcionó la Fiscalía de Morelos a la de Ciudad de México, la doctora tenía dos días de muerta cuando la encontraron. Si desapareció el 8 de junio y fue hallada el 18 de junio, qué pasó durante los ocho días antes de su muerte. Se puede tratar hasta de un secuestro».

Al parecer, las autoridades apuestan al olvido. Por ello, es importante no quitar el dedo del renglón y seguir señalando la falta de avances en la investigación del caso de Elizabeth Montaño.

Con información de Reporte Índigo

error: Alert: Ya te vimos pillín, mejor comparte.