Impiden a papá trans de Sinaloa registrar a su bebé

Gabriel Romero dio a luz en agosto de 2021 y todavía no puede registrar a su bebé. / Foto: Plaza de los fundadores

Gabriel Romero, un papá trans de Sinaloa, dio su testimonio de la forma en que la discriminación le ha impedido recibir atención médica, trabajar y registrar a su bebé.

En agosto de 2021 Gabriel Romero se convirtió en el primer papá trans de la historia de Sinaloa. Casi 6 meses después, Gabriel sigue sin poder registrar formalmente a su bebé. Su caso ilustra cómo la falta de la ley de identidad de género en algunas entidades puede vulnerar los derechos de la comunidad trans.

Por lo anterior, el 3 de febrero de 2022 Gabriel acudió al Congreso de Sinaloa y participó en un ejercicio de parlamento abierto para exponer su caso ante los diputados y las diputadas, mostrando la importancia de contar con esta legislación.

«No quiero quedar como mamá, sino como papá»: Gabriel Romero

Ante la Junta de Coordinación Política del Congreso de Sinaloa, Gabriel Romero contó que no puede quedar registrado en el acta de nacimiento de su bebé como papá debido a que en el estado no se reconoce la identidad de género de las personas trans:

«Soy un papá transgénero y tengo muchas dificultades. Mi bebé tiene 6 meses de nacido y no lo he podido registrar por el tema de que no quiero quedar en el acta de nacimiento como mamá, sino como papá».

Así lucía Gabriel cuando estaba embarazado / Foto: Minuto México

Obstaculizan empleo y salud

Sin embargo, el caso de este papá no solo se limita a los problemas para registrar a su bebé, sino que además ilustra por qué es necesario que estados como Sinaloa reconozcan la identidad de género de las personas trans.

Aunque su apariencia es masculina, los documentos oficiales de Gabriel conservan su identidad anterior. Ello le ha dificultado encontrar trabajo: «No se me puede emplear en ninguna parte por la discriminación», comentó. De hecho, en julio de 2021 Gabriel relató que su empleador lo despidió al enterarse de que estaba embarazado.

Lo mismo ocurre con el tema de la salud. El hombre trans contó que también sufrió discriminación por parte de los servicios de salud de Sinaloa en su proceso para convertirse en papá:

«Viví discriminación no solo por ser una identidad transgénero, sino también por haber decidido gestar en mi propio cuerpo […] No se me daba atención médica por tener esa identidad».

Le niegan oportunidades de reinserción

Lo más indignante del caso es que este papá trans trabajó fuertemente por reinsertarse en la sociedad, pero la falta de una ley de identidad de género en Sinaloa le obstaculiza esa oportunidad. Y es que antes de emprender su transición, Gabriel cometió un delito por el que pasó 6 meses en prisión. Sin embargo, pagó su condena. En la cárcel se preparó: se graduó como actor de teatro y se certificó como entrenador de boxeo.

Pero a pesar de lo anterior, la falta de una ley de identidad de género en Sinaloa le ha impedido a Gabriel acceder a un empleo y al derecho a asentar su paternidad en el acta de nacimiento de su bebé. CONOCE EL CASO DEL HOMBRE TRANS QUE SÍ LOGRÓ QUEDAR COMO PAPÁ EN EL ACTA DE NACIMIENTO DE SU HIJA.

Urge ley de identidad de género en Sinaloa

Debido a que por su libertad condicional no puede salir de Sinaloa, este papá no puede acudir a otro estado a modificar su acta de nacimiento, así como otras personas trans no pueden hacerlo por razones económicas. Por lo anterior, pidió al Congreso del estado aprobar la ley de identidad de género:

«Constantemente se me está ofendiendo y lastimando psicológicamente porque me llaman como mujer. Al sacar mi identificación, mi nombre está en femenino y es muy complicado llevar un proceso porque no puedo salir del estado».

Actualmente, 18 estados del país reconocen la identidad de género de las personas trans, pero Sinaloa no es uno de ellos.

¿Escucharán los diputados de Sinaloa el testimonio de este papá trans y se animarán a aprobar la ley de identidad de género?

Con información de Debate