jueves, mayo 23, 2024

INE reconoce identidad no binaria (NB) en credencial para votar

A través de una decisión histórica, el INE permitirá que cualquier persona no binaria (NB) manifieste su identidad a través de una ‘X’ en la credencial para votar.

El 27 de febrero de 2023, el Instituto Nacional Electoral (INE) aprobó por mayoría de votos de sus consejeros que cualquier persona no binaria (NB) de México pueda reflejar su identidad de género en la credencial para votar sin ser un requisito modificar el acta de nacimiento.

Para que entre en acción será necesario que primero se publique en el Diario Oficial de la Federación. Una vez hecho eso, las personas no binarias podrán usar el marcador ‘X’ en lugar de las opciones ‘M’ (mujer) y ‘H’ (hombre) que hasta el día de hoy han estado disponibles. Esto beneficiará a alrededor de 600 000 personas que —según la encuesta Endiseg realizada por el Inegi— habitan en el territorio mexicano y se identifican con el género no binario, género fluido, agénero u otro.

Pero esto es solo un primer paso de muchos que las identidades no binarias tienen que recorrer, ya que la cosa no comienza ni termina ahí. Y aunque este ha sido un paso importante, todavía falta mucho camino por recorrer. Aquí te explico un poco. CONOCE LOS ESTADOS DE MÉXICO QUE HAN ENTREGADO UN ACTA DE NACIMIENTO NO BINARIA.

Contexto anterior al reconocimiento de la identidad no binaria (NB) en la credencial para votar del INE

Antes del año 2015 si eras trans sólo te podías cambiar el nombre y género en Ciudad de México. Específicamente solo si eras una mujer trans o un hombre trans. A esto se le aunaba una lista de requisitos por cumplir entre los que se encontraban: comprobante de residencia en Ciudad de México, exhibir pruebas periciales en psicología, endocrinología, psicología y psiquiatría, vivir mínimo de 2 años como persona trans, someterse a tratamiento hormonal, una carta expedida por un psiquiatra que te diagnosticara con disforia de género, etc. Todo lo anterior tenía la finalidad de ‘ser evidencia”’ y ‘ofrecer seguridad de que somos el género que decimos ser’. Se trata de una forma muy medicalizante y patologizante de ver las transiciones.

Y a todos los gastos anteriores —porque cada especialista, cada prueba de sangre, cada evaluación pericial y tratamiento hormonal cuestan bastante— se sumaban entre 70,000 y 30,000 pesos para someterse a un juicio y así hacer válida la identidad jurídica.

No había cabida para las identidades no binarias. El lenguaje crea la realidad y lo que no se nombra no existe. Ante el Estado no existíamos, así de simple.

En ese entonces se empezaron a enunciar distintas preguntas: ¿Qué marcador usar? ¿Cómo nos vamos a poner de acuerdo entre todes? ¿Usaremos una ‘X’ o ‘NB’? ¿Sería una letra para cada identidad? ¿Imponer la ‘X’ para todes qué implicaciones tendría? LEE EL ANTECEDENTE EN EL INE DE UNA SOLICITUD DE CREDENCIAL PARA IDENTIDAD NO BINARIA.

La ‘X’ como marcador de una identidad

Otra cuestión era enfrentarnos a la realidad de que incluso aunque existiera la posibilidad de que el Registro Civil te cambiara de nombre y género y en su lugar pusiera una ‘X’, luego tendrías que lidiar con que las diferentes dependencias gubernamentales que no están en coordinación. Así que esperamos a que el Registro Nacional de Población (Renapo) cambiara. Y desde 2022 se logró incluir la ‘X’ también como marcador en la Clave Única de Registro de Población (CURP). Y luego queda esperar hasta que las demás dependencias (elaciones Exteriores, IMSS, licencia de conducir, etc.) se actualicen y hagan los cambios correspondientes, lo cual podría tomar años.

Entonces poner una simple ‘X’ que identifique a una persona no binaria en el Registro o en la credencial para votar del INE se vuelve un problema estructural. En México hasta para tener una cuenta de banco necesitan saber si eres hombre o mujer. En el IMSS, por ejemplo, cuando vas te dan carnet de hombre o mujer. Y de ello depende el acceso a ciertas especialidades médicas, como ginecología para hombres trans y personas con vulva que no se identifican como mujer.

También está el tema del pasaporte. ¿Qué tipo de marcador pondrían en dicho documento? ¿A qué países era posible viajar si no eras ‘hombre’ o ‘mujer’? Definitivamente Rusia no es una opción. Y todavía seguimos en ese proceso. De hecho, lo que hemos logrado hasta ahora es solo la señal de que vamos comenzando. Apenas hemos tomando espacio en el Registro Civil, la CURP y el INE. ASÍ SE DISCUTIÓ EL USO DE LA ‘X’ EN DOCUMENTOS DE IDENTIDAD EN ARGENTINA.

INE rechaza emitir credencial para persona no binaria
El INE incluirá una ‘X’ en la credencial de elector para registrar la identidad de la persona no binaria que lo solicite. / Foto: Composición elaborada con imágenes del INE y Pixabay

Primeros avances en la identificación de personas no binarias en documentos oficiales

Uno de los rayitos de esperanza hacia el cambio sucedió en Jalisco en octubre de 2020 cuando en un decreto se publicó que:

«Cualquier persona que cuente con un acta de nacimiento registrada en México podrá acudir a las oficialías del Registro Civil a realizar su trámite de modificación de los datos de nombre y género para contar con acta de nacimiento acorde a su identidad autopercibida».

Por primera vez se hablaba de validar las identidades de las personas trans sin nombrar las palabras ‘hombre’ y ‘mujer’. La frase «Acorde a su identidad autopercibida» cambiaba todas las cosas. La esperanza parecía asomarse finalmente.

El problema es que el Estado crea una ficción, una idea errada y homogénea de cómo somos las personas trans, de tal forma que pueda categorizarnos. La lista de requisitos estaba basada en un molde de estereotipos de género tan rígido que ni siquiera algunas personas cisgénero pueden alcanzar. Cuando se trata de dar evidencia de que somos no binaries es muy complicado. Somos la expresión de la pluralidad de los cuerpos, el género y las formas en que el humano puede habitar el mundo. Nos salimos del molde esperado por la sociedad y eso al Estado no le gusta mucho.

El problema con el cambio de nombre y género no binario radica en la discriminación estructural

Esto básicamente significa que la manera en que está organizada la sociedad deja fuera a algunas personas. Por mucho que el Estado diga que «somos iguales» ante la ley, la realidad es que hay ciertas características físicas, de género, raza, socioeconómicas que hacen que la realidad sea otra. También significa que históricamente el Estado ha excluido y marginado a ciertos grupos de personas, entre ellas las personas trans y no binarias. Por eso mismo, falla al momento de permitir el acceso al goce y ejercicio de nuestros derechos. Significa que hemos sido personas ignoradas, abandonadas y arrebatadas de nuestras identidades, ya que no trata de revertir los efectos de esta marginación histórica.

Tener las palabras para nombrarnos ante el Estado abre el espacio para que el imaginario colectivo considere nuestras identidades como parte de la narrativa hegemónica. Si no existimos en el registro del Estado, no existimos para el Estado. Es común que se tome a burla las identidades no binarias justo porque no se nombran.

Antes de 2022 no había documentos oficiales que hicieran nuestras identidades ‘válidas’. Nunca hemos necesitado permiso para existir, pero esos documentos legales terminan costando vidas si no alcanzan nuestras realidades. Por eso es importante señalar que la política del INE para reconocer con una ‘X’ a las identidades no binarias en la credencial para votar sin requerir modificar el acta de nacimiento no se hace extensiva a las personas trans que se identifican como hombre o mujer.

¿Qué sigue después de que el INE asiente la identidad no binaria en credenciales?

Pareciera que hay quienes creen que ser no binarie es un capricho posmoderno de pubertos con cabellos de colores, pero no es así. Si bien la identidad es algo personal, se vive en sociedad. Y ser no binarie en una sociedad transfóbica es peligroso. Nuestras vidas están constantemente bajo el escrutinio público. Se cuestionan nuestros cuerpos, nuestras formas de vivir y nuestro lugar en el mundo.

Incluso ahora que se ha decidido usar el marcador ‘X’ en la credencial del INE, hay personas que se identifican como no binarias que dudan sobre el proceso. Une amigue no binarie me comentó:

«Si ponen una tercera categoría yo no lo recomendaría. Verdaderamente es tener en tu identificación algo que dice que eres población vulnerable y la gente que normalmente te lo va a pedir va a ser gente que tiene mucha transfobia en su vida. Así que para mí lo que idealmente debería suceder es que no exista, que no diga nada en la credencial del INE».

Definitivamente nos encontramos atestiguando un gran cambio. Estamos reclamando espacios, lugares y plataformas que nos han sido arrebatadas. Y es natural que validar nuestras identidades vaya a significar un desbalance en las estructuras internas de todo el ‘cis-tema’. Cambiar nuestros marcadores de género en una sola dependencia no basta, se tiene que exigir que eventualmente sea así en todos lados. Uno a uno, hasta que se vuelva la norma. MIRA QUIÉN ES LE CONSEJERE NO BINARIE DEL INE.

¿Qué te parece está decisión del INE para permitir que la identidad de una persona no binaria (NB) quede asentada en su credencial para votar?

Con información de El País, Gobierno de Jalisco, Central Electoral y Contra línea

Dante Ureta
Dante Ureta
Psicólogo en formación. Me interesa la educación sexual, la psicología social, el arte, la divulgación científica y cualquier mezcla entre esas 4 cosas.

Artículos Relacionados

Lo más reciente