Corredor Turístico Zona Rosa amenaza con desplazar a La Tianguis

La alcaldesa de Cuauhtémoc amenazó con «reubicar» a quienes ejercen el comercio en la vía pública en Zona Rosa. / Foto: Cortesía de La Tianguis Disidente

La alcaldía Cuauhtémoc anunció el lanzamiento del Corredor Turístico y Tecnológico en Zona Rosa, un proyecto que amenaza con despojar de su espacia a La Tianguis Disidente.

Disfrazado como un proyecto para recuperar espacios públicos e incentivar el turismo, el Corredor Turístico y Tecnológico en Zona Rosa anunciado por la alcaldesa de Cuauhtémoc, Sandra Cuevas, es en realidad una forma de desplazamiento forzado, despojo y violencia económica y cultural contra la comunidad LGBT+, opinó La Tianguis Disidente.

Consultada sobre el tema, la colectiva envió a Homosensual un posicionamiento en el que considera que el proyecto es una alianza entre el Estado y la iniciativa privada para apropiarse de un espacio históricamente relevante para la comunidad LGBT+.

El proyecto

El 28 de octubre de 2021, la alcaldesa Sandra Cuevas presentó oficialmente el proyecto del Corredor Turístico y Tecnológico en Zona Rosa. La propuesta consiste en construir una especie de «túnel audiovisual» a lo largo de toda la calle de Génova, desde la Glorieta de los Insurgentes hasta Paseo de la Reforma. El túnel tendrá un techo luminoso y pantallas en paredes y columnas.

En conferencia de prensa, la alcaldesa de Cuauhtémoc comentó que el objetivo consiste en convertir el lugar en un punto de inversión y atracción turística para reactivar la economía. Para ello, aseguró que ya cuenta con una inversión de 150 millones de pesos por parte de la iniciativa privada. Además, dijo que espera recibir otros 150 millones de pesos por parte de la jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum. La construcción iniciará en noviembre de 2021 y el corredor se inaugurará el 14 de febrero de 2022.

El problema es que el Corredor Turístico y Tecnológico de Zona Rosa amenaza con desplazar de su espacia a La Tianguis Disidente. Al anunciar el proyecto, la alcaldesa también dijo que buscará la «recuperación total» de la Glorieta de los Insurgentes, donde se ubica La Tianguis. Asimismo, dijo que dicha recuperación se llevará a cabo a través de la «reubicación del comercio en la vía pública».

«Movernos de la espacia no es negociable»: La Tianguis Disidente

La Tianguis Disidente se define a sí misma como «una colectiva y protesta que nace para hacerle frente a la violencia económica que se ejerce en contra de cuerpos disidentes contranormativos en materia de sexo y género».

Desde 2020, al inicio de la pandemia por la COVID-19, La Tianguis ocupa la Glorieta de los Insurgentes para resistir ante la negación del acceso a trabajos de calidad donde se respeten sus identidades y formas de vida con salarios dignos. CONOCE LA HISTORIA DE ZONA ROSA Y SU RELACIÓN CON LAS DISIDENCIAS SEXUALES.

La Tianguis Disidente es un espacio seguro para toda la comunidad LGBT+. / Foto: Instagram (@la.tianguis_disidente)

Consultada por Homosensual sobre el anuncio del Corredor Turístico y Tecnológico en Zona Rosa, La Tianguis Disidente indicó que ninguna autoridad de la alcaldía se acercó a brindarles información o consultarles sobre el proyecto. Sin embargo, la colectiva dijo que no es la primera vez que recibe hostigamientos o ataques para ser despojada de su espacia bajo el argumento de ‘beneficiar al turismo’ o hacer una ‘limpieza de los espacios públicos’.

Al respecto, La Tianguis Disidente dejó claro que moverse de su espacia no es negociable. También añadió que «desplazar un movimiento y tratar de censurarlo es violencia»:

«El Gobierno de la alcaldía nos ha amedrentado para tratar de retirarnos del lugar. En nuestro caso, el método utilizado para desplazarnos fue enviarnos a grupos de choque para golpearnos. Enviaron elementos de la policía ‘para resguardarnos’ cuando lo único que han hecho es tratar de reprimir nuestra lucha. Han enviado a funcionarios de Gobierno para tratar de llegar a un ‘acuerdo legal’ en donde no se nos da participación ni voz. La única propuesta de acuerdo es quitarnos».

Una espacia comunitaria

En efecto, antes de que se anunciara el Corredor Turístico y Tecnológico en Zona Rosa La Tianguis Disidente ya había sufrido violencia y amenazas. El 23 de septiembre de 2021 golpeadores asociados a la lideresa de comerciantes Diana Sánchez Barrios llegaron a la Glorieta de los Insurgentes para violentar con palos y tubos a les integrantes de La Tianguis.

Una semana después, la colectiva marchó para manifestarse contra la violencia, pero la Policía capitalina les encapsuló y reprimió con más violencia. Ahora, La Tianguis enfrenta lo que califica como «una alianza de corrupción entre el Estado y la iniciativa privada» para lucrar con su espacia y con todo el territorio de la alcaldía Cuauhtémoc. CONOCE UN TESTIMONIO DE LA AGRESIÓN CONTRA LA TIANGUIS DISIDENTE.

La amenaza es para toda la comunidad: perder un espacio colectivo para dar paso a una privatización. «Somos una comunidad donde brindamos un lugar de esparcimiento para las personas que no pretenden, quieren, pueden y ni les gusta estar bajo ese cis-tema hetero», dice La Tianguis al ser consultada sobre la importancia de Zona Rosa para su lucha.

La Tianguis ofrece actividades culturales. Es un lugar para que personas LGBT+ se encuentren con sus pares, compartan vivencias, experiencias e información y conozcan amigues. En suma, es «un lugar de apoyo y contención para disidencias».

Por el contrario, donde La Tianguis Disidente ve comunidad, Sandra Cuevas ve un corredor para beneficiar a 700 establecimientos mercantiles. En lugar de ver personas, el encargado del proyecto, José Guadalupe Romero, ve más de 36 millones de personas que transitan por el lugar anualmente. Dicho de otro modo, 36 millones de potenciales clientes.

Así se vería el corredor turístico anunciado por Sandra Cuevas. / Foto: Política Expansión

¿Para beneficio de quién?

La reflexión fundamental es: ¿A quién y cómo beneficia el Corredor Turístico y Tecnológico en Zona Rosa anunciado por Sandra Cuevas? ENTÉRATE DE QUE LA ALCALDÍA CUAUHTÉMOC DESAPARECIÓ APOYO PARA PERSONAS TRANS.

La Tianguis Disidente lo tiene muy claro. La beneficiada no será la comunidad LGBT+. Por el contrario, las disidencias sexuales serán víctimas del desplazamiento de un espacio histórico de resistencia:

«Pretenden maquillar su violencia bajo el viejo eslogan conocido de ‘impulsar el turismo’ y ‘progreso económico’ con este proyecto neoliberal, donde sólo las personas con cierto nivel económico tienen acceso. Este corredor turístico no brinda una solución al verdadero problema al que se enfrenta la comunidad LGBTTTIQAP+, que es la falta empleo y de oportunidades laborales, discriminación hacia nuestra orientación sexual e identidad de género».

Pero La Tianguis Disidente resiste y deja en claro que no será desplazada por el Corredor Turístico y Tecnológico de Zona Rosa.