Euphoria: Lo bueno y malo de la relación de Rue y Jules

Te compartimos este análisis de la relación de Rue y Jules en Euphoria. / Foto: HBO

Desde la llegada de Euphoria al catálogo de HBO (16 de junio de 2019), Rue (Zendaya) y Jules (Hunter Schafer) han formado una de las parejas con más altibajos, así que es momento de hablar de lo bueno, lo malo y lo feo de esta relación.

Indudablemente, la pareja entre Rue y Jules ha sido uno de los ingredientes que han vuelto de Euphoria un fenómeno de entretenimiento para los públicos jóvenes, pero eso no significa que la relación ficticia entre Zendaya y Hunter Schafer sea del todo armoniosa.

Y tiene todo el sentido del mundo, pues, en sí, ninguna tiene vínculos románticos que no caigan en patrones violentos. Queda claro cuando pensamos en el triángulo amoroso entre Nate (Jacob Elordi), Maddy (Alexa Demie) y Cassie (Sydney Sweeney). ¡Qué decir de todas las personas que atraviesan por la vida de Cal Jacobs!

Pero regresemos a Rue y Jules. Para no empezar con lo que nos rompió el corazón, desmenucemos las razones por las que se han vuelto un ship. Friendly warning: esta publicación está llena de spoilers. Si no estás al corriente con la serie, mejor haz este test para saber qué personaje eres.

Jules y Rue son la única pareja de Euphoria que tiene su propia música

Así como lo podemos ver en las canciones que Bratty y girl in red escribieron en su nombre, una de las razones por las que las audiencias —particularmente las chicas sáficas— se encariñaron con Jules y Rue es que es una relación narrada desde lo complejo y, sobre todo, desde la apelación a la empatía.

Eso sí: es evidente que el desarrollo de la pareja sigue bajo la óptica de un hombre. Aunque Zendaya ha estado involucrada como productora ejecutiva, la escritura sigue a cargo de Sam Levinson. Aquí vale la pena detenerse un poco.

La fórmula de la pareja principal utilizada en Euphoria no es novedosa. Hay ejes narrativos que se repiten. Esto no quiere decir que —de facto— sea algo malo. Tampoco es una decisión arbitraria. En Euphoria Jules es la figura de la new girl. Es decir: aquella que va a incidir considerablemente en el argumento del personaje protagónico.

La voz en off de Rue nos acompaña en la llegada de Jules al vecindario. De primer momento, se nos presenta como una chica a la que no le interesa el conflicto. Eso cambia conforme avanza la temporada. Sin embargo, en sus primeras apariciones se sugiere a Jules como el fresh start que requiere Rue después de que sale de rehabilitación.

Primera vez que Rue ve a Jules / Foto: HBO

Todo lo que nos dicen los episodios intermedios

Como lo mencionamos hace algunos renglones, las decisiones de las y los guionistas no surgen de la nada. Desde los primeros capítulos se muestran 2 ejes paralelos: Rue empata su proceso de recuperación con la construcción de un fuerte vínculo amoroso.

Quizá, hasta el momento esto no te parezca problemático. Pero ese es al punto que queremos llegar. Este análisis de la relación de Jules y Rue no parte de la idea de que quienes están en proceso de recuperación no tengan derecho a involucrarse afectivamente. El argumento va por otro lado.

Pensemos en el capítulo especial de Rue (“Trouble Don’t Last Always”). En él hay una escena en la que Ali (Colman Domingo) —que está en presencia de Rue en una cafetería— le pregunta a Miss Marsha qué opina acerca de empezar una relación a la par del inicio de su rehabilitación. La mesera —que ha estado sobria durante 17 años—  no pretende darle algún tipo de lección moral. Simplemente responde:

«¿Me preguntas si estaba interesada en mantenerme limpia o si estaba interesada en salir con alguien? Porque esas son preguntas que se deberían hacer por separado. Tuve que evitar una relación para enfocarme en mi recuperación. Eso era lo que quería. No tenía energía para ambas. Realmente quería estar limpia. No todo lo que te hace sentir bien te hace bien».

¿Se puede generar dependencia al amor? Sí

En ese mismo episodio, cuando Rue platica con Ali sobre Jules, su padrino la hace reflexionar si lo que siente por ella se asemeja a la sensación que le provocan las drogas. Esta no es la primera escena en la que nos damos cuenta del empalme de procesos.

Después de que Rue se queda a dormir en casa de Jules, le toca ir a una sesión de apoyo. Cuando las y los demás cuentan sus razones por las que quieren estar sobrios, Rue dice que «conoció alguien». En su momento se puede entender que Rue quiere estar limpia para recuperar lazos imprescindibles en su socialización. No obstante, se vuelve un arma de doble filo.

En el segundo capítulo especial (“Fuck Anyone Who’s Not a Sea Blob”), Jules va a una cita con el terapeuta. Esa escena expone lo que se veía venir desde un principio: se siente totalmente responsable de la recuperación de Rue. No es algo menor.

A lo largo de los capítulos de la primera temporada nos damos cuenta de cómo personajes como Lexi (Maude Apatow) o la propia Rue hacen comentarios que la hacen sentir como la única persona que puede salvar a su novia. La mayoría de estas líneas son bastante tenues.

Rue y Jules en el octavo capítulo de la primera temporada / Foto: HBO

La ruptura

Si bien la relación entre Rue y Jules nos mantuvo en un dilema con muchos claroscuros, lo que quebró las concepciones de esta pareja de Euphoria fueron los capítulos “You Who Cannot See, Think of Those Who Can” (2×04) y “Stand Still Like the Hummingbird” (2×05).

En el primero confirmamos que Elliot (Dominc Fike) fue manzana de la discordia entre Jules y Rue. Y en el segundo nos enfrentamos a lo que muchas y muchos fans llamaron la ‘traición’ de Jules.

Como te habrás dado cuenta, Euphoria no es una serie que juegue con los polos bueno y malo. La historia de cada personaje nos enfrenta a una de las preguntas más incómodas: «¿Tú qué habrías hecho en esa situación?».

Rue y Jules discuten sobre Elliot. / Foto: HBO

Entrelíneas de la pelea

Sumado a una confrontación altamente invasiva tenemos en cuenta que la relación entre Jules y Rue está atravesada —fracturada, interpuesta y hasta condicionada— por la hostilidad que enfrenta cada una. Una de las primeras cosas que no debemos perder de vista es que tanto Rue como Jules mintieron. ¿Importa quién lo hizo primero? En realidad no. ¿Importa que ambas recurrieron al autoengaño? En definitiva.

Ahora, vayamos a una de las escenas que, muy probablemente, llevará a Zendaya a ganar un segundo Premio Emmy.

Acusar a Jules de ser una persona ‘egoísta’ es un tanto problemático e hipócrita. En los últimos años hemos hablado hasta el cansancio de la importancia del autocuidado. Después de ser señalada como la principal salvadora de Rue, tiene todo el sentido que Jules llegara a su límite y pidiera ayuda a las únicas personas que podían hacer algo.

Si bien Rue tiene razón en que Jules no estuvo cuando más la necesitó, hay algo que no debemos dejar a la deriva. Más allá de que continúe con el duelo de la ausencia de su mamá, Jules llega a la segunda temporada tras un evento sumamente traumático.

En primera instancia, se enteró de que Cal Jacobs la grabó sin su consentimiento mientras tenían relaciones sexuales. Como segundo factor encontramos que Nate la chantajeó. Para evitar que la denunciara por supuesta pornografía infantil, se vio obligada a mentir en la declaración de un delito que nunca sucedió. AQUÍ PUEDES LEER LOS DETALLES DE ESTA ESCENA.

Regresemos a lo que dice Rue

La infidelidad con Elliot y el constante goofing fueron rasgos que nos dan a entender que a Jules le es complicado mantener una responsabilidad afectiva con la persona que dice amar. Incluso si tiene la voluntad genuina de hacerlo.

Que el caos de la segunda temporada no nos haga perder de vista que en algunos capítulos Jules ilusionó a Rue. Anexo a esto, ella misma reconoce que la mayor parte de sus vínculos afectivos se han visto afectados por las expectativas que eventualmente van a convertirse en exigencias.

Jules acude a terapia. / Foto: HBO

Siempre tiene expectativas de la otra persona. / Foto: HBO

Lo que podemos aprender de la relación de Rue y Jules en Euphoria

Estamos de acuerdo con Zendaya. A través de Rue y Jules, Euphoria nos está contando «una historia realmente especial y de la que no se había hablado antes». Esto no solo tiene que ver con el hecho de presenciar los afectos entre mujeres en los contenidos audiovisuales. Uno de los aciertos en la construcción de esta pareja es que ha sugerido la diversidad de etiquetas en las relaciones amorosas entre morras.

De alguna forma, también nos ha recordado que cuando se trata de representación LGBT+ es imprescindible que mantengamos una perspectiva crítica. Al ser una historia que nos apela (ya sea para bien o mal), las audiencias LGBT+ (en este caso en particular me dirijo más a las mujeres sáficas) tenemos todo el derecho de manifestar que, pese a la construcción de personajes y argumentos sólidos, prevalece una vieja costumbre de hacer que los romances entre mujeres atraviesan por escenarios fatales.

De ahí que desde un principio dijéramos que resulta problemático que los hombres sigan narrando lo que, a sus ojos, son las relaciones sexoafectivas entre mujeres.

Beso de Jules y Rue / Foto: HBO

¿Cuál es tu lectura de la relación de Rue y Jules en Euphoria?