¿Cómo regresaremos a los antros en tiempos de COVID-19?

¿Cómo será la nueva normalidad en cuanto a regresar a antros en tiempos de COVID-19? / Foto: Time Out (Kenny Rodríguez)

Uno de los lugares LGBT+ más populares de Nueva York abre sus puertas, y nos da una idea de cómo podría ser regresar a los antros en tiempos de COVID-19.

Llevamos 14 fines de semana sin poder asistir a antros LGBT+. Muchos jamás habíamos vivido una situación así desde la primera vez que decidimos entregarnos cada fin de semana a la música, los tragos y bailar con nuestros amigos y en especial los desconocidos con los que construimos muchas memorias.

Para una importante cantidad de miembros de la población LGBT+ los bares y antros representan una zona segura, un lugar de liberación, aceptación y convivencia, por lo cual han sido meses complicados para los usuarios. Y, por supuesto, para todos aquellos que viven de la fiesta cada fin de semana.

¿Cómo será regresar a los antros en tiempos de COVID-19?

¿Cómo vamos a poder convivir en espacios como Baby, Rico, Nicho, El Marra, La Puri, Soberbia, Kinky y un largo etcétera, en donde restregar nuestros cuerpos es la marca de la casa y en tiempos de coronavirus resulta impensable? Bueno, en Nueva York este fin de semana se dio un primer paso que nos puede dar una idea de nuestro regreso a las noches de fiesta.

House of Yes es uno de los los antros más populares en Nueva York desde su apertura en 2015. El enorme lugar ubicado en Brooklyn ofrece fiestas temáticas de ensueño, alrededor de figuras como Beyoncé o Lady Gaga. Todos los asistentes se presentan con los outfits más representativos de las divas del pop y durante toda la noche suena toda su discografía y los más variados remixes. El lugar cuenta con una dancefloor inmensa con un escenario, un bar y un patio para fumar, conversar y ligar. Ese patio será el escenario central en esta nueva normalidad. 

Este lugar abrió sus puertas el jueves, a partir de las 5 de la tarde hasta ya entrada la noche. Esto es posible porque Nueva York entró en la fase dos de su reapertura comercial, lo que hace que bares y restaurantes puedan operar a un 25% de su capacidad. El centro nocturno envió un email con todas las medidas que se aplicarán y que deberán ser respetadas por todo su personal y por los asistentes.

El primer punto es muy claro: NO SERÁ UNA FIESTA PARA BAILAR.

Así está estipulado en el correo, en mayúsculas, negritas y subrayado. Así que habrá que guardar para otra ocasión la coreografía de “Rain on Me”. Está será una experiencia en la que los asistentes estarán sentados en los lugares adaptados en el patio del lugar. Por supuesto habrá tragos, comida «y mucho amor». House of Yes considera que esta es una forma de reconectar con nuestra comunidad y apoyar al lugar, que es favorito de muchos.

Estas son las medidas que House of Yes llevará a cabo en su reapertura:

  • Habrá tragos para llevar, para aquellos que prefieran ir a sus casas y a la vez apoyar a su club consentido.
  • Se medirá la temperatura de los trabajadores en cada turno.
  • Todos los empleados del lugar portarán cubrebocas y careta.
  • Las mesas estarán separadas a 1.8 metros de distancia. Todas contarán con gel antibacterial.
  • Se tomarán las ordenes desde las mesas, sin necesidad de contacto.
  • Se desinfectarán constantemente las superficies que más se tocan.
  • Habrá un área específica para fumar a una sana distancia de las mesas.
  • Habrá un equipo de seguridad listo para sacar a aquellos que no respeten las reglas de sana distancia.

Y estas son las medidas que el lugar les pide respetar a sus asistentes:

  • Tener una responsabilidad personal, mostrar respeto a las demás personas y seguir las normas de sana distancia.
  • Usar cubrebocas todo el tiempo mientras no se consuman alimentos o bebidas.
  • Mantener una distancia de 1.6 metros con las personas que no formen parte de tu grupo de amigos.
  • Beber solo en tu mesa, no en otras áreas del lugar o alrededor del lugar.
  • Dejar una propina generosa a los trabajadores del lugar por su esfuerzo en estos días complicados.

Para todos aquellos que sigan pensando que todo esto es una exageración, el lugar es muy claro en establecer que, de no respetar estas medidas, los usuarios podrían ocasionar que el establecimiento vuelva a cerrar sus puertas, lo cual no es conveniente para nadie.

Y esta será la nueva normalidad en la vida nocturna en uno de los sitios más populares de Brooklyn.

¿Qué opinan? ¿Así será regresar a los antros LGBT+ en México en tiempos de COVID-19? ¿Les emociona la idea?

Con información de House of Yes

error: Alert: Ya te vimos pillín, mejor comparte.